David Paravisini: “la campaña por la Constituyente debemos hacerla en la calle”

Minientrada


David Paravisini decidió postularse por iniciativa propia a la Asamblea Nacional Constituyente para ser la voz del sector de los pensionados y pensionadas. El CNE le exigía 500 firmas pero él pudo recoger mucho más que eso. Se fue a las comunas, donde viene realizando un trabajo político sostenido y su campaña la hará allí, con el pueblo.

Para el sector del adulto mayor, Paravisini lleva propuestas muy concretas: mantener y dar rango constitucional a las conquistas alcanzadas durante el gobierno bolivariano y, especialmente, defender los fondos destinados a la seguridad social de la gente de la tercera edad para que no suceda lo que en Chile o Europa donde la gente mayor a los 60 años ha quedado prácticamente desamparada.

Además considera que el adulto mayor, precisamente por haber vivido más, puede aportar mucho para comprender mejor los procesos políticos y ayudar a dirigirlos en paz.

Es un convencido de que la constituyente es la única salida pacífica a la situación de crisis política que vive el país y acompaña al presidente Nicolás Maduro en esa propuesta seguro de que sus resultados serán para lograr una mayor justicia social.

El docente universitario estima que la oposición perdió una oportunidad de oro al negarse a participar en el proceso: “si ellos dicen que son mayoría hubiesen resuelto eso en dos semanas y habrían alcanzado el país que quieren, hubiesen convocado elecciones generales para octubre”.

– Pero es necesario que hagamos una campaña con el pueblo consciente y movilizado, en la calle, para convencer a los que puedan estar confundidos pero que tienen sentido de patria, no solamente desde los medios, desde las oficinas o desde los locales del partido, sino con la gente, con el pueblo, con las comunas, con los pensionados.

¿Cómo convivirá la Constituyente con el problema económico que tenemos?

Si tomamos un índice temático y nos ponemos de acuerdo en cuantas ideas podremos superar las propuestas económicas que están en la Constitución actual. Por ejemplo los 15 motores están funcionando. El año pasado, por primera vez en la historia de Venezuela, el sector privado aportó más dólares a la economía que el sector público y de 16 mil millones de dólares en importaciones que hubo el año pasado 11 mil millones proveyó el sector privado y 4 mil millones el sector público, es decir que hay muestras ya de que hay un sector privado dispuesto a trabajar aceptando que la economía es a tres: sector privado, sector público y sector comunal, que ya tiene una participación medible en términos de PIB. Creo que eso ayudaría que la ANC tenga una conexión con la realidad económica.

La oposición dice que la ANC no servirá para nada

Bueno la oposición ya es un disco rayado, no sale de Maduro vete ya, o queremos elecciones generales, al menos ya metieron en su discurso a la Constituyente…Tanto ellos como nosotros queremos un país sin pobreza ni miseria; queremos una Pdvsa más eficiente y una administración pública más moderna menos engorrosa; estamos de acuerdo en un sistema impositivo que el que más gana sea el que más pague. Podemos debatir partiendo de esos puntos en los cuales coincidimos…

¿Qué puede atentar contra la Constituyente?
Que la gente no participe, que no vote…

David Paravisini es candidato uninominal a la ANC por el estado Miranda, municipio Sucre, y podrán votar por él los pensionados y pensionadas que vivan en Miranda, Vargas o Distrito Capital.

¿Quién es?
Ingeniero Mecánico egresado de la Universidad Central de Venezuela; fundador de La Causa R (1971) bajo la dirección de Alfredo Maneiro. Fue diputado al Congreso de la República en el lapso 1993-1998 y senador entre 1998 y 2000. Se desempeñó como embajador en Libia y Guatemala entre 2005 y 2006.
Actualmente es profesor en el Centro de Estudios de Ciencias de la Energía en la Universidad Bolivariana. Preside la Fundación para la Creación de Comunas Productivas Socialistas desde 2015 y es miembro del 5to Motor Comunas Productivas del Consejo Nacional de Economía Productiva

 

Anuncios

José Manuel Rodríguez*: “la Constituyente debe seguir la senda del Plan de la Patria”

Minientrada


“Yo puedo estar decepcionado, ¡pero de la revolución no me sacarán ni a empujones…!”

Para el profesor de postgrado de la Universidad Bolivariana de Venezuela, José Manuel Rodríguez, el nuevo proceso constituyente debe trabajar en temas muy concretos con el objeto de alcanzar resultados rápidos.

En su opinión, es una oportunidad para crear el Estado Comunal y así incluir en la Constitución lo que el presidente Hugo Chávez definió como la nueva geopolítica del poder. “Yo creo que eso, las misiones sociales, así como lo concerniente al sistema de justicia, son aspectos suficientes para producir en pocos meses resultados concretos e ir de inmediato al referéndum aprobatorio”

– La Constituyente debe seguir el camino ya trazado en la Ley del Plan de la Patria no porque tenga el temor de que se borre el legado de Chávez sino porque hay una manía expresa de convertir todo en un ensayo y eso puede generar que un proceso tan importante quede como un “apaga fuego”.

¿Cómo puede convivir ese proceso con el problema económico del país?

– Incorporar la comuna puede hacer renacer la esperanza, y eso es ya un éxito porque buena parte de ella se ha perdido. No se trata de que la producción comunal va a liquidar al capitalismo ni a la empresa privada, eso sigue funcionando de acuerdo a la oferta y la demanda pero no una empresa privada recostada del Estado y de su renta petrolera. Debemos ir hacia una forma de producción comunal, colectiva con intereses, cultura y costumbres comunes, que convierta la mercancía no en un valor de cambio sino en un valor de uso y eso progresivamente irá moviendo al mercado. Chávez planteó eso como un proceso largo, para 30 años, pero en este momento tenemos 1.800 comunas. Digamos que de esas solo estén produciendo 100, eso significa que hay 14 millones de personas organizadas y esa es una fuerza colectiva muy importante. Nos interesa que la sociedad produzca y que el Estado planifique.

Rodríguez resalta la Comuna de Palito Blanco en la parroquia San Isidro de Maracaibo, donde se producen actualmente 300 toneladas de alimento para animales y están participando en el Consejo de Economía que agrupa los 15 motores de desarrollo.

La correlación de fuerzas es importante en la conformación de la Asamblea Nacional Constituyente y es muy posible que se logre la incorporación de la comuna tal y como Chávez se la planteó. “Habrá allí 80 comuneros defendiéndolo”, refiere el docente, para quien eso es ya una garantía de que se conformen las ciudades comunales, la Confederación de Comunas generando con ello un cambio radical del Estado “y a eso sí le teme la oposición”.

El hecho de que participen los comuneros debilita esa visión de “tutelaje” que a veces tiene el gobierno y brinda la oportunidad de que el pueblo organizado tome sus decisiones, comenta Rodríguez para quien es un paso importante que se reconozca a ese sector en la Asamblea Nacional Constituyente.

Sobre las posiciones adversas, dentro y fuera del chavismo, al proceso convocado por el Presidente de la República, Rodríguez estima que la no participación de un sector de venezolanos representado en la oposición sumado a la situación de violencia en las calles, obliga a no dejar que el debate se haga demasiado largo. En relación con la violencia, el investigador y docente universitario considera “criminal” que el Estado juegue al “desgaste” de la gente creyendo que con eso cesarán las refriegas.

– Es una violencia impune porque la sociedad se mantiene en una angustia. El Estado debe actuar con firmeza y rápido. En ningún país del mundo permiten que una manifestación tranque calles.

El enfrentamiento entre poderes ¿adónde nos puede conducir?

– Hay una especie de desgarramiento del Estado: Fiscalía, Asamblea Nacional, y es posible que eso siga, que salgan más magistrados, más diputados, que los desmarques continúen, pero eso es signo de la falta de formación política. El caso de Gabriela Ramírez o de Maripili Hernández que rompen con la revolución porque no se le consultó al pueblo y no les importa la amenaza imperial contra Venezuela. Yo puedo estar decepcionado, ¡pero de la revolución no me sacarán ni a empujones…!

“Tales pronunciamientos, todos apoyados en esa cosa modelada que mientan posverdad, se parecen mucho a los que la oposición violenta ha lanzado a los cuatro vientos. Se les olvidó guardar, como lo afirmó Enrique Dussel, una cierta distancia de juicio…Tengo la convicción que esta gente, con vocación de izquierda europeísta, que, envuelta en sus velos intelectuales, imaginan la democracia como un instrumento, no ven la derrota del chavismo como un drama político de repercusiones internacionales, sino como la oportunidad de retomar ellos el papel que tenían como la original y única referencia crítica (aunque disfuncional) que acepta las sociedades democráticas liberales. Se ven pasando a ser, de nuevo, los “representantes” de las aspiraciones del pueblo”.

La marejada

Dibujo del profesor José Manuel Rodríguez: “Remeros en la tormenta” (Creo que refleja la situación actual, nos dice)

* Fue Director de la Escuela de Arquitectura de la UCV, Ingeniero Municipal de Caracas durante la gestión de Aristóbulo Istúriz; Presidente del Instituto del Patrimonio Cultural de Venezuela y Viceministro de Cultura. Es actualmente profesor en los cursos de postgrado de la UBV.

Obra escrita: La razón estructural, 1992. La pasión política por la arquitectura, 2002; Cuentos subversivos, 2008; Cuentos del cuartel maldito, 2010; Vistas de viaje, 2012, La canoa y el trompo, 2013, y El amargo de la naranja. 2015, (estos tres últimos editados artesanalmente). En el 2016 la UBV editó digitalmente su libro Contravientos.

Humberto Gómez: el adulto mayor debe ser considerado un sujeto histórico de la revolución

Minientrada


Humberto Gómez es educador, fundador de la Imprenta de la Universidad Bolivariana de Venezuela y director de la revista Caracola.

Autor de una extensa obra de poesía, narrativa, biografías, ensayos históricos, literatura, política que alcanza unos 25 libros de los cuales ha publicado 18, entre otros: ‘Hugo Chávez Frías, de 4 d Febrero a la V República’. ‘El Aporte del Indio Americano al pensamiento europeo’. ‘Fidel Castro: huracán revolucionario de América’, Tomos I y II.
A sus 74 años se postula como candidato sectorial por los pensionados y pensionadas, aunque prefiere decir “adultos mayores” al considerar que el otro concepto es “excluyente” pues hay mucha gente que aun ni recibe pensión ni cuenta con jubilación.
En su opinión la revolución bolivariana aún tiene una deuda social y política con el adulto mayor, pese a los logros alcanzados para este sector de la población.
“El adulto mayor, como sujeto histórico de la revolución, es una pieza clave en la construcción de la sociedad socialista y en la orientación de las nuevas generaciones”, expresa Gómez para quien el nuevo texto constitucional debe dedicarle un Capítulo específico , que recoja y englobe no sólo lo reivindicativo sino también lo social y lo político.
Estas son algunas de sus propuestas:
1- Creación del Centro Nacional de Adultos Mayores para orientar a las nuevas generaciones en la construcción del socialismo.
2- Aprovechando las experiencias y saberes de los adultos mayores se deberá crear la Universidad de la Tercera Edad para sistematizar conocimientos y experiencias, y diálogo de saberes, en programas de formación de grado acordes con la edad y los intereses nacionales.
3- El Estado garantizará la atención especializada al adulto mayor
4- El Estado construirá casas de reposo y descanso para los adultos mayores sin ningún costo.
5- Cuando el adulto o la adulta mayor se jubile del trabajo la jubilación alcanzará el cien por ciento del salario y se ajustará a la escala móvil de salarios.
6- El Estado construirá en todas las ciudades y poblaciones comedores populares exclusivos para el uso de los adultos mayores y los servicios de comida serán gratuitos.
7- Ley orgánica de los ancianos y ancianas. Deberá contemplar los sectores aún más vulnerables: mujeres ancianas del campo y la ciudad, los indígenas y discapacitados de ambos sexos.

 

El costoso viacrucis de quien se postula por iniciativa propia a la Constituyente (Había que contar mínimo con Bs 20 mil)

Minientrada


El padre del periodismo de precisión (o periodismo de datos), Philip Meyer, alentaba a los periodistas a relatar historias en base a sus propias experiencias y vivencias, y en sus inicios como reportero del Miami Herald, hacía la cola para subir al autobús y pagaba con un billete de alta denominación, o fumaba cerca de ancianas o tropezaba a propósito con ejecutivos para escribir un reportaje sobre los niveles de tolerancia de la gente.

Siguiendo sus pasos una vez fui a todas las oficinas de la Universidad Bolivariana de Venezuela en su sede de Los Chaguaramos, para saber si realmente se estaba usando el Software Libre y constaté que una minoría cumplía con lo que ya para entonces era un mandato legal del presidente Chávez. Lo viví y lo investigué. Nadie me hubiese podido rebatir los resultados de eso que Meyer llamó “experimento socioperiodístico”.

En otra ocasión, un grupo de mis estudiantes descubrió que en las escuelas que visitaron no se estaba cumpliendo con el artículo 9 de la Ley Orgánica de Educación que contempla la enseñanza del análisis crítico de medios. Los maestros ni siquiera sabían de qué iba la cosa y en el ministerio de  Educación confesaron que nadie estaba preparado para eso.

El último de esos experimentos socioperiodísticos me llevó, junto a seis de mis estudiantes, a usar el correo electrónico creado por Freddy Bernal para hacer denuncias sobre irregularidades en el CLAP. Cada quien envió una denuncia debidamente sustentada. Mandamos dos correos semanales durante cuatro meses  preguntando “¿qué pasó con mi denuncia?”. La vivencia sirvió para constatar la poca eficiencia en el método ideado para hacer contraloría a los CLAP.

Cuando el presidente Maduro convocó la Constituyente mucha gente se animó a participar en la fiesta democrática, especialmente en el ámbito sectorial y la categoría “por iniciativa propia”, es decir, aquellos que nadie postula.

Decidí vivir otro experimento socioperiodístico y “prepostularme” como aspirante. Para eso ingresé a la página web del CNE  al “Sistema de PrePostulaciones en línea”

Tuve la duda con eso de los sectores pues si bien es cierto que soy profesora universitaria, también tenía la posibilidad de prepostularme como periodista o comunicadora (como dicen ahora), pero para esa fecha el subsector de la comunicación fue denominado “Prensa”, lo cual me pareció reduccionista, y deseché la idea. Así que me prepostulé en el sector de “Trabajadores y Trabajadoras” subsector Educación. Fue rápido y ¡Listo! Ya era toda una aspirante a candidata es decir, una prepostulada.

Días después el CNE hizo cambios en los subsectores. Por ejemplo el de “Prensa” fue eliminado, así como el de “Educación” y ahora aparece el subsector “Social” donde supongo incluyen a esos que eliminaron.

Bajé mi constancia de prepostulación y luego de eso la página del CNE me informó que debía recoger 1.000 firmas. Pero además me exigía lo siguiente: Planilla de Recolección de firmas; Autorización de los Representantes Legales; Declaración de no poseer otra nacionalidad (esto lo consideré innecesario pues estoy inscrita en el Registro Electoral Permanente donde figuran todos mis datos); Declaración Jurada de Residencia (un trámite que en Venezuela no es inmediato y que puede durar hasta 15 días) y la Constancia de Pertenencia al Sector de Campesinos y Pescadores (si fuese el caso). Tantas exigencias me hicieron pensar que aquello sería un verdadero viacrucis para quienes se postularan por iniciativa propia, es decir, para el poder originario, el pueblo, pues. Haría falta maquinaria partidista y también cierto nivel de organización. Para quienes no tuviesen ninguna de las dos cosas sería una difícil (por no decir imposible) misión.

Para recoger mil firmas me harían falta dos resmas de papel,  o quizás tres previendo errores. Cada resma de papel está costando Bs.  24 mil. La otra opción es ir a un centro de copiado y sacar fotocopias las cuales cuestan como mínimo Bs 130, o sea 13 mil bolos sólo en eso. Para la huella dactilar tenía que hacerme de una “huellera”.  La más chica cuesta Bs. 1.700 y al menos necesitaría dos porque eso se gasta rápido. También me pedían un CD (Bs 1.200,00) para incluir allí toda la información.

Lo más duro sería recoger las firmas pues en Venezuela ya que esa figura se ha desprestigiado y no es fácil que la gente acceda…Y todo eso había que hacerlo en apenas ¡12 días! Además pedir pedir permiso en el trabajo para dedicarse sólo a eso…Entonces el experimento socioperiodístico llegó hasta allí.

Por eso hablé con dos amigos que vivieron su proceso completo y quiero dejarles su testimonio:

Humberto Gómez (sector de los pensionados para lo cual el CNE exigía 500 firmas):

humberto_gomez

Humberto Gómez

“Logré inscribirme por el sector incorrectamente denominado pensionados y no adultos mayores. Recogí todas las firmas en un gran esfuerzo tanto en la Universidad Bolivariana de Venezuela, la Plaza Bolívar y otros lugares. Después llené no se cuántas planillas que exigía el CNE. Luego un plantón de 8 horas (de pie) en las adyacencias del CNE para la insripción;  después tuve que escanear las 600 planillas y pasar en una hoja exel los 600 números de cédulas. Finalmente “quemar” en un CD todo eso. LLevé los recaudos al CNE el martes, todo apurado, cerca de las 6 de la tarde, pensaba que no me iban a recibir, pero aún estaban recibiendo recaudos. Aún no sé si me aceptaron, no ha salido el listado, debe estar a punto de salir porque hay mucha incertidumbre.”

mollie-aguirre.jpg

Mollie Aguirre

Mollie Aguirre tuvo más suerte porque la Plataforma Popular para la Constituyente, que agrupa varios movimientos sociales, apoyó a sus precandidatos-as y corrió con ciertos gastos. Adquirió las “huelleras” y ayudó con las planillas. Mollie dice que a algunas personas les daba pena solicitar la firma y entonces entre unos y otros se ayudaron.

Tanto Humberto como Mollie resaltan que la experiencia vivida el domingo 11 de junio en la Plaza Bolívar fue de mucha solidaridad y alivió un poco la difícil fase de las firmas.

Mollie reveló que gastó algo más de Bs. 20 mil y Humberto casi Bs. 40 mil. Además del tremendo stress y de la carrera contra el tiempo.

A ambos les anima el deseo de participación y por ellos y tantos otros compatriotas vale la pena apoyar esta Constituyente.

Ahora solo queda esperar la lista oficial de candidatos-as que el CNE prometió para este sábado 17 de junio.

Aceptadas 5.500 candidaturas para la Constituyente (Se prepostularon 55 mil)

Minientrada


El Consejo Nacional Electoral aceptó cinco mil 500 de las aproximadamente 55 mil candidaturas prepostuladas para la elección de la Asamblea Nacional Constituyente (ANC), prevista para el 30 de julio.

La presidenta del CNE, Tibisay Lucena, al hacer el anuncio, precisó que en el ámbito territorial tres mil 200 personas completaron los requisitos para formalizar sus candidaturas, mientras que en el sectorial lo hicieron dos mil 300.

La lista definitiva de las postulaciones aprobadas será publicada este sábado 17 de junio.

Me pregunto: ¿Cómo harán para meter en el tarjetón electoral a ese gentío?

 

Vía Constituyente: Mollie Aguirre candidata sectorial en Educación propone gratuidad de estudios de postgrado

Minientrada


Nacida en Ciudad Bolívar, la profesora Mollie Aguirre Bermúdez, se define como ecofeminista, decolonial, impulsora del pensamiento crítico liberador.

Es trabajadora social, egresada de la Universidad Central de Venezuela. Investigadora en la Universidad Bolivariana de Venezuela, donde es profesora en Informática Para la Gestión Social y en el Programa de Iniciación Universitaria (PIU). También Coordina ek Núcleo Académico de Derechos Humanos en Revolución Jesús Eduardo López Sánchez. Ahora, a sus 52 años, es candidata a la Asamblea Nacional Constituyente en el sector de Educación.

Luchadora por los derechos de las personas sexo género diversas las cuales, en su opinión, son las más excluidas, alienadas por la cultura capitalista dominante, subyugadas por el patriarcado, el sexismo y la discriminación, se propone ser una voz dentro del proceso constituyente como parte de los Derechos Humanos.

– Los chavistas – dice- nos estamos reuniendo, discutiendo, uniendo porque unidos es como vamos a poder avanzar. Creo que la constituyente es una excelente estrategia para reconfigurar el chavismo. Una oportunidad de oro para poder incluir en nuestra Constitución derechos que ahora no figuran.

Con 1.136 firmas, Mollie Aguirre pudo completar los requisitos. Se le antoja que el lapso de recolección de firmas, y de preparación de los requisitos para formalizar la postulación, no fue fácil para la gente que no es del poder constituido o que no cuenta con una maquinaria partidista. “Hay que estar organizados” dice, y ella participa en la Plataforma Popular de la Constituyente, que agrupa a una veintena de movimientos sociales venezolanos y que fue un apoyo fundamental para quienes aceptaron el reto.

Sus propuestas para la ANC:
1- La gratuidad en los estudios de postgrado para que se pueda masificar la formación universitaria en ese ámbito
2- Incluir el derecho a la alimentación y calificar como delito de lesa humanidad aquellas acciones que impidan el acceso a los alimentos, con castigo para las empresas o transnacionales que especulen, acaparen o produzcan alimentos transgénicos o dañinos para la salud
3- Derechos de la comunidad sexo género diversa, matrimonio civil igualitario,lano discriminación por razones de género y de orientación sexual, el reconocimiento a las identidades transgéneras entre otros que no fueron incluidos en la Constitución de 1999

Cada muerte desde el 6 de abril lleva el sello de Ortega Díaz

Minientrada


Todos los días desde el 6 de abril de 2017 nos estremecen noticias sobre gente que, directa o indirectamente, muere a causa de la violencia que se desató, con fuerza inusitada, los días siguientes al anuncio de la fiscal Luisa Ortega Díaz sobre la “ruptura” del hilo constitucional. Eso fue el 31 de marzo de 2017.

Algunos ingenuos pensaron, en análisis muy superficiales, que la cosa llegaría hasta allí. Otros celebraron el asunto creyendo que eso demostraba la “separación” de poderes y que la Fiscal estaría preñada de buenas intenciones.

Pero viendo más allá de lo que ella mostraba, no era muy difícil llegar a la conclusión de que ese sería el primer paso al frente para generar lo que vivimos en Venezuela actualmente: un choque de trenes, un choque de poderes que, apuntalado por las acciones de calle, busca generar ingobernabilidad y vender ante el mundo que Maduro preside un estado fallido. Ortega ahora se apoya en la Asamblea Nacional, después de defender la tesis del desacato y se cuadra con todos aquellos que combatió en el pasado. Pero en su interminable y aparente contradicción cuestiona al Tribunal Supremo de Justicia y pide anular las designaciones de lo magistrados que ella misma avaló. Ahora dice “yo no fui, fueron ellos, yo lo dije pero no me hicieron caso”. Hablamos de “aparente” contradicción porque llama la atención la insistencia en acudir a un poder que fue cuestionado por ella dos meses atrás. La Sala Plena es la que ventila los antejuicios de mérito y quizás ella tenga en ese cuerpo que reúne a los 32 magistrados el apoyo que necesita no sólo para anular la designación de los magistrados designados por ella misma y la AN de 2015, sino para intentar acciones más contundentes.

Pero al margen de toda esa locura, hay algo mucho más grave: es que ahora la duda corroe todo lo que se está haciendo en materia de justicia y un velo de impunidad tapa los actos terroristas de una oposición cada vez más descontrolada.

La Fiscalía controla al Ministerio Público, que es la parte acusadora, y hoy por hoy no confiamos en las actuaciones de los fiscales designados para investigar los hechos donde han resultado muertos muchos venezolanos en refriegas en las cuales abundan armas de fabricación casera.

Recuerdo, por ejemplo, cuando a mi colega periodista María Verónica Tessari le cayó en la cabeza una bomba lacrimógena mientras cubríamos una manifestación en la UCV. Eso fue en marzo de 1992. Nunca se supo cuál fue el funcionario que disparó el artefacto y después de meses de agonía, Mari falleció el 15 de enero de 1993…También me viene a la memoria el día en que una tuerca disparada por un policía metropolitano se incrustó en la frente del hijo del periodista Alirio Bolívar, jefe de prensa del partido Acción Democrática…El 27 de noviembre de 1992, le tocó a mi amigo Virgilio Fernández, periodista del diario El Universal, cuya vida cegó un militar durante la segunda intentona golpista, tampoco hubo justicia en esas muertes, nunca se supo y ese no saber está salpicando los casos de ahora.

Aún esperamos justicia en muchas muertes y no dejan de sorprender los resultados de las “investigaciones”. Ortega concluye en que, después de ver 1.000 videos y hacer 700 experticias, y recoger millones de evidencias, a Juan Pablo Pernalete lo mató una bomba lacrimógena disparada por el piquete de la Guardia Nacional. Después en una entrevista complaciente del periodista Vladimir Villegas escuchamos este diálogo:
VV: ¿En ese caso (de Pernalete) ya se ha logrado individualizar el funcionario que habría disparado?
LOD: No, no
VV: ¿Eso es muy difícil hacerlo?
LOD: No es difícil, nosotros confiamos en que la GNB va a poner al funcionario a la orden nuestra
VV: ¿La GNB sabe qué funcionario fue?
LOD: Es probable que los que estaban allí sepan porque nosotros tenemos otro caso que ahora no recuerdo el nombre que había un grupo de funcionarios y todos acordaron: “mira fue éste y que se entregue porque nosotros no vamos a asumir la responsabilidad del otro entonces yo confío en que eso va a ser así…

Es decir, la Fiscalía, como ya dijimos, es la que acusa, pero fíjense que en el caso de Pernalete, no han acusado a nadie y esperarán que sea la GNB la que entregue al presunto responsable ya que aún no tienen a nadie imputado (hasta el momento de escribir esto, claro).

Alguien experto en la materia me confió: “Primera vez que ella (Luisa) hace eso: exhibir los resultados de una experticia en fase de investigación y sin imputados” Mi fuente dice que la fiscal “contaminó” la prueba al adelantar opinión…

Y aún no se sabe quién mató a Pernalete, pero fueron descalificados los indicios aportados por el ministro Ernesto Villegas, interesado en esclarecer los hechos. La acusación directa contra la GNB encendió más la calle, mientras la MUD conseguía más respaldo internacional y más escándalo mediático. Luisa Ortega, la científica, ni siquiera tiene un imputado por la muerte del joven y, además, son los “compañeros” del funcionario que supuestamente disparó los que lo van a entregar porque evidentemente el Ministerio Público, en su brillante trabajo investigativo, no ha dado con el fulano. ¿Habráse visto mayor desparpajo?

Poco a poco se han ido desvaneciendo las esperanzas de encontrar los culpables en casos como el de Orlando Figuera, por ejemplo, catalogado como “crimen de odio” pero ya el Ministerio Público descartó eso al anunciar que aparentemente Figuera tenía problemas con un conocido que fue el que lo apuñaló y gritó que estaba robando para generar la reacción en los terroristas encapuchados. No hay culpables pese a las fotos y videos del terrible momento y ella dijo que se había “manipulado” al mostrar esos materiales. Recordemos que el primero en transmitirlos fue el presidente Nicolás Maduro.

Los medios aprovecharon la versión del Ministerio Público para titular de manera indignante sus notas:”No lo quemaron por chavista“…¿Eso invalida la acción de haberlo quemado?,´preguntamos…

Orlando-1100x618

Quisimos recordar así al joven Orlando Figuera porque las fotos suyas que han dado la vuelta al mundo muestran el horror de una oposición enferma

Tampoco se sabe qué pasó con los jóvenes que murieron impactados por metras o rolineras en hechos donde también han sido acusados la GNB o la PNB o peor aún los supuestos “colectivos” armados presuntamente alimentados por el régimen de Nicolás Maduro. ¿Cuándo sabremos la verdad, señora Fiscal?

Pero además, el Ministerio Público, controlado por Ortega Díaz, y ahora apoyado por un enjambre de medios de comunicación que fabrican no la “posverdad” sino las “noticias deseadas”*, emitió este martes un llamado a los cuerpos de seguridad para que no arrojen bombas lacrimógenas cerca de centros educativos y de salud, algo totalmente absurdo cuando tenemos dos meses durante los cuales los terroristas de la MUD no solamente montan sus guarimbas donde les da la gana sino que incendian autobuses e instituciones, trancan las vías de mayor circulación impidiendo el paso vehicular y atacan centros como el Materno Infantil de El Valle o el Ministerio de Hábitat y Vivienda donde estuvieron en peligro 110 niños. El Ministerio Público no ha hecho ni un solo llamado para que no se realicen los llamados “plantones” y eso solo es porque la señora Luisa está de plantón desde hace dos meses.

A esto se suma el rol de la Cruz Roja que después de más de 60 días de actos terroristas iza la bandera que sólo puede ser mostrada en tiempos de guerra porque la GNB arrojó bombas lacrimógenas cerca de su hospital. ¿Cuántos días tienen ya los bochinches de la MUD en La Candelaria? ¿No les molestó el humo de la basura que los terroristas de la MUD queman todos los días cerca de la Cruz Roja? Esta Institución es la que ha promovido la idea de la Crisis Humanitaria en Venezuela en consonancia con la señora Fiscal por eso no creo en su neutralidad…

La acción del Defensor del Pueblo, Tarek William Saab no pudo ser más oportuna ante el TSJ por la impunidad de todos los hechos ocurridos y, además, del uso de niños. Recordemos que Saab, el día que lamentablemente murió el adolescente Neomar Lander, se le adelantó al Ministerio Público y al Cicpc y se fue para la morgue a presenciar la autopsia del menor obteniendo de primera mano los resultados y determinando que ese deceso no se produjo por una bomba lacrimógena como de inmediato sugirió el diputado Pizarro secundado por todos los medios de comunicación…Aún se desconoce qué pasó allí pero ya no podrán afirmar que lo mató una bomba lacrimógena.

La señora Fiscal debe tener presente que cada muerte desde el 6 de abril de 2017, lleva su sello, lleva su nombre, cada guarimba, cada “puputov”, cada motorizado que perdió su vida porque los terroristas regaron aceite en el pavimento… En Venezuela la impunidad corre alegre por las calles pues su acusadora natural también se puso una capucha.

* “Las noticias deseadas son la superestructura de una estructura psicosocial que pretende permanecer siempre creyendo lo que más le conviene” y los medios se la facilitan…