Archivo de la etiqueta: Elecciones

Venezuela: Nicolás Maduro ganó en todos los estados


Comportamiento electoral de participación y votos por Estados en las elecciones presidenciales del 20 de mayo de 2018 en Venezuela:

Amazonas


Participación 54,68%

VOTOS

Nicolás Maduro: 35.072
Henri Falcón: 16.456
Javier Bertucci: 5.381
Reinaldo Quijada: 130

Anzoátegui


Participación: 49,08%

VOTOS

N.M:  325.836
H.F:  129.088
J.B:  79.211
R.Q:  1.414

Apure


Participación: 53,99%

VOTOS

N.M: 127.849
H.F:  32.381
J.B:  23.514
R.Q:  421

Aragua


Participación: 48,38%

VOTOS

N.M:  430.263
H.F:  119.247
J.B:  49.396
R.Q:  3.805

Barinas


Participación: 43,26%

VOTOS

N.M: 146.547
H.F: 72.325
J.B: 26.408
R.Q:  347

Bolivar


Participación: 43,63%

VOTOS

N.M: 258.831
H.F: 107.336
J.B: 61.675
R.Q:  3.928

Carabobo


Participación: 45,02%

VOTOS

N.M: 475.043
J.B:  130.716
H.F:  113.872
R.Q:  3.871

Cojedes


Participación: 62,45%

VOTOS

N.M: 102.965
H.F: 38.981
J.B: 11.347
R.Q: 355

Delta Amacuro


Participación: 60,59%

VOTOS

N.M: 44.610
H.F: 13.298
J.B:  9.433
R.Q:  362

Dtto Capital


Participación: 44,64%

VOTOS

N.M: 521.718
H.F: 142.290
J.B: 61.907
R.Q: 4.522

Falcón
Participación (48,39%)

VOTOS

N.M: 192.284
H.F: 81.219
J.B: 49.987
R.Q: 1.582

Guárico


Participación: 52,59%

VOTOS

N.M: 209.670
H.F: 43.479
J.B: 30.920
R.Q: 1.582

Lara


Participación: 50,31%

VOTOS

N.M: 438.745
H.F: 164.487
J.B: 52.115
R.Q: 1.180

Mérida


Participación: 36,97%

VOTOS

N.M: 148.739
H.F: 59.816
J.B: 13.860
R.Q: 496

Miranda


Participación: 41,91%

VOTOS

N.M: 662.277
H.F: 141.685
J.B: 61.826
R.Q: 2.969

Monagas


Participación: 52,81%

VOTOS

N.M: 215.199
H.F: 78.956
J.B: 36.646
R.Q: 2.049

Nueva Esparta


Participación: 45,33%

VOTOS

N.M: 113.101
H.F: 35.347
J.B: 12.132
R.Q: 374

Portuguesa


Participación: 58,12%

VOTOS

N.M:  239.080
H.F:  80.167
J.B:  41.604
R.Q:  630

Sucre


Participación: 55,72%

VOTOS

N.M: 240.611
H.F: 90.086
J.B:  30.041
R.Q:  755

Táchira


Participación: 27,69%

VOTOS

N.M: 153.617
H.F:  53.314
J.B:  17.823
R.Q:  954

Trujillo


Participación: 53,52%

VOTOS

N.M:  185.018
H.F:  78.347
J.B:  21.241
R.Q:  639

Vargas


Participación: 48,30%

VOTOS

N.M: 101.630
H.F: 25.539
J.B: 8.213
R.Q: 727

Yaracuy


Participación: 64,98%

VOTOS

N.M: 172.976
H.F:  84.046
J.B:  18.125
R.Q:  950

Zulia


Participación: 37,51% Sigue leyendo

Venezuela: Ni los bonos frenaron la abstención en elecciones presidenciales


Las elecciones presidenciales más esperadas, más polémicas, más cuestionadas pero también las más importantes tuvieron lugar este 20 de mayo de 2018 en Venezuela.

Nicolás Maduro Moros presidente de Venezuela y candidato a la reelección obtuvo el triunfo con 5 millones 823 mil 738 votos, sobre Henri Falcón, con 1 millón 820 mil 553 sufragios; Javier Bertucci quien se estrenó con 925 mil 042 votos y Reinaldo Quijada, con 34.614 votos. El candidato Luis Alejandro Ratti retiró su opción para apoyar a Falcón.

No obstante el triunfo, que es el primero de Nicolás Maduro sin el peso de la influencia de Hugo Chávez, se erige sobre una participación electoral menor a la registrada en las elecciones locales y municipales que fue de 47,32% en diciembre de 2017.

Según el primer boletín leído por la presidenta del Consejo Nacional Electoral, Tibisay Lucena, con 8 millones 603 mil 936 votos válidos escrutados,  sufragó el 46,01% que pudiera ampliarse a 48% en un universo de 20 millones 526 mil 900 electores-as.

Del total de este primer boletín, Nicolás Maduro aparece con 67,7%, seguido de 21,2% de los votos obtenidos por su más cercano contendor, Henri Falcón.

Maduro redujo su votación con relación al 14 de abril de 2013, cuando ganó con 7 millones 505 mil 338 votos (50,61%) con una participación de 15 millones 059 mil 630 votantes (79,69%).

Pero el chavismo más o menos conservó la base de apoyo lograda en diciembre de 2015 para las elecciones legislativas cuando quedó con 5 millones 622 mil 844 votos (40,91%), mejor dicho aumentó en poco más de 200 mil votos. Falta aún desglosar el aporte del Psuv, Somos Venezuela, PCV, PPT, Podemos, ORA, MEP, Tupamaro, APC, UPV en este triunfo para establecer estadísticamente la fuerza de cada partido.

Se impuso el llamado “chavismo duro”, y con él la convicción ideológica y política, el camino del socialismo, el rechazo a la dominación y la defensa de la soberanía y de la paz. Todavía hay Revolución aunque también creció el “chavismo crítico

Pero está claro que ni siquiera los bonos pudieron depararle a Maduro los 10 millones de votos a los cuales aspiraba.

Sin duda hay que leer estos resultados de manera descarnada. El pueblo habló y ahora hay que hacer rectificaciones importantes y urgentes porque la gente está sufriendo los estragos de dos feroces situaciones: la guerra económica, por un lado (traducida en las sanciones financieras, el poder de un empresariado corrupto y de comerciantes inescrupulosos que juegan con los precios a sus anchas), y por otra parte el resultado de los errores y las omisiones de las políticas del gobierno.

Pese a los esfuerzos del presidente Maduro por paliar la crisis y proteger el depauperado salario, la baja participación electoral demostró el profundo descontento de la población. Un descontento que también tiene y siente el pueblo chavista.

Con estos resultados, Maduro cumplirá el período presidencial 2019-2025.

Algunos desafíos de Maduro después del 20M

  1.  Enfrentar hiperinflación
  2. Falta de producción
  3. Baja producción petrolera
  4. Escasez de medicinas
  5. Deterioro en servicios públicos especialmente transporte y salud
  6. Reconversión monetaria / Petro
  7. Relaciones con sector financiero
  8. Sanciones económicas extranjeras
  9. Medidas contra la corrupción
  10. Presión internacional
  11. Recobrar confianza y gobernabilidad

Ay, oposición

Pero la oposición fue la más golpeada porque los tres candidatos que enfrentaban a Maduro sumaron 2 millones 780 mil 208 votos.

Recuerden que Henrique Capriles Radonsky logró con la MUD en 2013 un total de 7 millones 363 mil 980 (49,12%). Desde esta óptica, la abstención favoreció a Maduro y castigó a Henri Falcón.

Aunque son elecciones diferentes es válida la referencia por la polarización política. La oposición obtuvo el 6 de diciembre de 2015,  7 millones 726 mil 066 votos (56,22%) para dominar la Asamblea Nacional.  Posiblemente, de haber salido a votar, no hubiesen quedado tan mal.

Aún hay mucha tela qué cortar…

Nota: en el segundo boletín del CNE la participación aumentó a 4,2% (9 millones 130 mil votantes) y el presidente Maduro “mordió” los seis millones de votos, ubicándose en  6 millones 190 mil 612 sufragios; Henri Falcón (Avanzada Progresista, Movimiento al Socialismo y Copei), 1 millón 917.036 votos; Javier Bertucci, 988.761 sufragios; Reinaldo Quijada, 36.246 votos. 98,7 % de las actas transmitidas ya escrutadas.

Votos nulos: 1,9% ( 176.210)

A esta hora (1 pm del 21 de mayo de 2018) el CNE aún no carga los resultados oficiales en su portal.

 

 

 

Venezuela: la guerra de moda


Los días corren con rapidez en Venezuela y las amenazas contra un país libre y soberano, ubicado en América del Sur, se suceden de la misma manera como suben los precios en todos los productos.

Esta es la última semana antes de las elecciones presidenciales. Las más esperadas, las más cuestionadas, las que despiertan toda clase de sentimientos. Las que, cual fantasma burlón, le espantan el sueño a los más poderosos, a los que se creen dueños del mundo, a los que marcan la agenda a los más débiles y se erigen en gendarmes de la humanidad. Son los que mudaron sus embajadas a Jerusalén; o el que sencillamente decide que los venezolanos-as no votarán en sus países porque no les da la gana.

No es fácil estar así, en primerísimo primer plano todo el tiempo. No es cómodo acaparar el mayor porcentaje de noticias en casi todos los noticiarios del mundo mientras en al menos 30 países de África se siguen desarrollando guerras que ya nadie recuerda pero donde la muerte, el hambre y la destrucción campean por la incursión de los ejércitos más poderosos del planeta como el de Estados Unidos y sus habituales aliados, Francia, Inglaterra, Canadá, etc.

En esas tierras (Sierra Leona, Angola, Congo, por citar algunos) se perdió ya el sentido de pertenencia, la gente ya ni se acuerda cuándo fue la última vez que se sintió feliz o si todavía tiene una patria bajo sus pies.

Pero hay otras guerras con titulares, como Siria o Gaza, donde la muerte anidó hace tanto tiempo que duele recordar.

Guerras que tratan de solucionarse como las de Corea del Sur y del Norte ante una mediática que no ha comprendido la importancia de ese proceso y que intenta ridiculizarlo.

La invasión a Panamá, por ejemplo, fue el mismo día que la incursión gringa en Rumania pero el foco mediático se puso en esta última. Eso fue en 1989, cuando estrenaron armamento de guerra y también los periodistas “embedded” (los que solo cubrían una cara del conflicto y al mando de los militares).

Y aún la guerra interna de Colombia, con sus millones de desplazados, y que salpica a su entorno, continúa vivito y coleando pero con un Nóbel de la Paz.

En México caen periodistas, mujeres, estudiantes y candidatos a cargos de elección popular. Los matan en las calles a tiro limpio y son noticia porque los medios ya no los pueden disimular, pero Venezuela “vende” más.

Venezuela es la guerra de moda…

“Puesto que las guerras nacen en las mentes de los hombres, es en las mentes de los hombres que deben erigirse baluartes de paz”, reza, por ejemplo, el preámbulo de la Constitución de la Unesco, cosa casi imposible de lograr especialmente en un mundo signado por el pensamiento guerrerista. ¿No será por eso, precisamente, que las guerras no se acaban nunca? ¿usted cree que alguien como Donald Trump es capaz de erigir en su mente algún “baluartes de paz”? Sería necesario, como plantea Marx, transformar por medio de la práctica revolucionaria, las condiciones materiales de vida de los hombres para que de esa manera se opere el cambio de pensamiento y no se reproduzcan una y otra vez los valores de la guerra.

Y en ese escenario de confrontación internacional, de flancos abiertos y de aparente minusvalía, llegamos a un nuevo proceso electoral en la Patria de Simón Bolívar, además de la crisis / guerra económica.

Otra vez Venezuela es el error de sistema, el virus que lo hace peligrar, como dijimos en otra oportunidad, y entonces cientos de hackers intentan neutralizarla.

Esta es la hora decisiva, donde de nuevo el pueblo tendrá la palabra.

Se corren riesgos importantes, claro que sí, está en juego la revolución bolivariana, la revolución de Chávez, pero son riesgos necesarios porque es tiempo de demostrar que respiramos “sin ayuda” y que solo con nuestra conciencia seremos capaces de vencer…Otra vez. Es imperativo vencer: no hay opción.

 

El 20 de mayo de 2018 Venezuela elige Presidente de la República, Consejos Legislativos y Concejos Municipales


Psuv (en representación de FEPATRIA); Avanzada Popular, Copei y el Movimiento Al Socialismo (MAS) firmaron un acuerdo de “convivencia electoral” que cambia radicalmente el panorama político en Venezuela. El acuerdo contempla, entre otros aspectos, elecciones para la segunda quincena de mayo, reapertura del REP nacional e internacional; observación internacional en todas las fases del proceso comicial.

La presidenta del Consejo Nacional Electoral (CNE), Tibisay Lucena, anunció este jueves que las elecciones presidenciales, que en un principio estaban previstas para el 22 de abril de 2018, se celebrarán el 20 de mayo luego de un acuerdo logrado entre fuerzas del gobierno y algunos factores de la oposición.

Más temprano, Jorge Rodríguez, jefe de campaña del candidato presidencial y Jefe del estado venezolano, Nicolás Maduro Moros, anunció en horas del mediodía el resultado de una serie de conversaciones entre los dos sectores.

El acuerdo está suscrito por el Partido Socialista Unido de Venezuela (PSUV) y las otras nueve organizaciones que apoyan a Maduro, y por Avanzada Progresista (AP), el Movimiento Al Socialismo (MAS) y el Comité de Organización Política Electoral Independiente (Copei), que respaldan al candidato Henri Falcón.

A continuación el texto íntegro del acuerdo

Reunidos, Gobierno y Oposición coinciden en la necesidad de llegar a acuerdos que generen avances efectivos en la situación actual de Venezuela.

Los objetivos del presente acuerdo son la afirmación de la soberanía nacional, la estabilidad democrática, la gobernabilidad, el pleno respeto de los derechos humanos, las garantías en los procesos electorales, la cooperación ante las coyunturas económico-sociales existentes, afirmar el estado de derecho constitucional, el desarrollo pleno de los derechos políticos y el compromiso por el respeto democrático, el rechazo absoluto a la violencia como instrumento político y una política de reconciliación, como fundamento para la convivencia democrática nacional.

El desarrollo de los puntos de este Acuerdo estará sujeto al cumplimiento recíproco de todos los compromisos adquiridos.

En materia electoral se propone que se realicen de manera simultánea las elecciones para Presidente de la República, de Consejos Legislativos Estadales y de Concejos Municipales, en la Segunda Quincena del mes de Mayo de 2018.

En ese sentido las partes acuerdan las siguientes garantías del proceso electoral:

Gobierno y Oposición acuerdan proponer al Secretario General de Naciones Unidas se conforme una delegación de acompañamiento y observación electoral amplia y calificada para todas las fases del proceso electoral, así como de otras instancias y organizaciones internacionales mutuamente acordadas. En este sentido, de manera inmediata se designará una comisión paritaria de las partes que se reunirán con el Secretario General de Naciones Unidas a los efectos de la organización de la citada misión de Acompañamiento y Observación Electoral.

Se asegurará y favorecerá equidad en el acceso a los medios públicos y privados, y redes sociales nacionales e internacionales en el desarrollo de la campaña electoral. Las partes se comprometen a respetar de manera estricta el equilibrio en el acceso a los medios de comunicación públicos y privados.

A la fecha de la convocatoria de las elecciones los centros nacionales de votación serán reinstaurados a sus lugares originales y deberá procederse a la mayor difusión pública posible para conocimiento de los electores.

Se realizarán todas las auditorías técnicas con los estándares establecidos, no inferiores a los utilizados en las elecciones del 7 de Octubre de 2012 y del seis (06) de diciembre de dos mil quince (2015). En particular las citadas auditorías afectarán a todos los componentes del sistema, con protocolos establecidos y presencia de la observación internacional.

Se realizará el oportuno sorteo de miembros de mesa con la adecuada notificación a los mismos, y debida supervisión del Poder Electoral.

Los puntos de apoyo de los factores políticos en las elecciones del mes de Mayo se situarán a una distancia no menor de 200 metros del Centro de Votación.

Las partes acuerdan solicitar al Consejo Nacional Electoral un nuevo plazo de apertura del Registro Electoral en Venezuela y el exterior para los efectos de la elección presidencial de Mayo 2018.

En el tiempo en que dure la campaña electoral El Gobierno Nacional evitará emitir transmisiones conjuntas de radio y televisión.

Los candidatos debidamente inscritos y los factores políticos que los apoyan realizarán, cada uno por separado, reuniones de coordinación con los mandos del Plan República comisionados para tal fin, con el objeto de dar garantías de seguridad y de libre tránsito para los candidatos, los partidos y los equipos que los acompañan.

Se constituirá un grupo de alto nivel que atenderá los asuntos que se presenten y atenderá el buen desarrollo del proceso electoral. Esta Comisión estará integrada por un representante de cada uno de los candidatos y de los Partidos que los acompañan.

Se establecerá, en conjunto con el Consejo Nacional Electoral, el cronograma, con lapsos prudenciales, para los comicios de Consejo Legislativo Estadal y Concejos Municipales.
Caracas, 1 de marzo de 2018

La campaña más difícil


Luisana Colomine R.

El presidente Nicolás Maduro se enfrenta quizás al mayor reto de su vida política: unas elecciones atípicas, en medio de la peor crisis multifactorial que vive el país, provocada por una combinación de guerra económica y errores u omisiones del gobierno bolivariano.

Durante la inscripción de su candidatura presidencial ante el Consejo Nacional Electoral, dijo (y con mucha razón) “a mí me han dado con todo”. De aquel Nicolás inseguro y asustado, sentado a la izquierda de un Hugo Chávez que se despedía el 8 de diciembre de 2012, al de hoy, percibimos grandes diferencias.

El año 2014 ganó unas reñidas elecciones y desde entonces hemos vivido de a brinquitos pero, increíblemente, todos los “líderes” que intentaron acabar con su mandato fueron pulverizados por culpa de sus propias torpezas.

Ahora se enfrenta a cinco candidatos en una campaña electoral cuyas características no están en ningún manual de comunicación política.

Realmente el “hijo de Chávez” ha caminado sobre un polvorín. En 2015 nuestras reservas internacionales estaban en más de 22 mil millones de dólares, pero desde enero de 2014 comenzó a depreciarse el valor del crudo y de 110 dólares cayó a 30 dólares p/b. El asedio económico, mediático y diplomático que persiguió a Chávez, siguió con más fuerza. En 2016 enfrentó la devaluación del bolívar, la inflación y la escasez.

En 2017 la oposición hizo peso para hundir a Venezuela en medio de cruentas “guarimbas” que dejaron una estela de muerte y dolor y al país sumido en un conflicto social, político, económico e institucional sin precedentes.

Maduro sobrevivió a todo eso lanzando sus propias políticas: motores de desarrollo económico, Clap, Carnet de la Patria, Constituyente, el movimiento Somos Venezuela, la creación del Petro (audaz salida para enfrentar el bloqueo financiero) y la imagen del “protector del pueblo” con los bonos de ayuda. Logro indiscutible: la paz

En 2018 la justa electoral se da en un país con hiperinflación, las reservas internacionales en algo más de 9 mil millones de dólares y una tímida recuperación en los precios del petróleo. A eso se suma el definitivo enfrentamiento a EEUU, la amenaza de una invasión extranjera; la OEA de Luis Almagro; el nuevo cuadro político de América Latina, hostil a Venezuela. ¿Quién es capaz de ir a unas elecciones presidenciales con esos escenarios en contra?

Apoyado por 10 fuerzas políticas luego de recomponer a su favor al Gran Polo Patriótico, “Nico” tendrá que “vender” un mensaje creíble: menos jingles y más acciones para convencer a un pueblo agobiado por el deterioro en su calidad de vida y poder derrotar la abstención. Solo así venceremos.

“Tinnitus” y Érika


Este domingo 10 de diciembre fueron las elecciones municipales en Venezuela. Hoy lunes 11 de diciembre tenemos nueva alcaldesa de Caracas: Érika Farías, del Partido Socialista unido de Venezuela, el que fundó Hugo Chávez Frías.

Y ahora estoy en una clínica porque tengo problemas en mis oídos. Voy directo al Instituto de Otorrinolaringología, en San Bernardino. El médico me ordena un estudio “audiológico” que cuesta Bs. 100 mil. Me ponen unos audífonos por donde suenan pitos de todos los calibres. La consulta es aparte y cuesta otros Bs. 100 mil (¿ya sumaron?)

Todo sigue igual hoy. Para venir a la clínica tuve que caminar hasta la Plaza Venezuela porque no pasaban las “busetas” y desde allí tomé un colectivo hasta la avenida Urdaneta. Me tocó caminar otra vez para llegar a la clínica. Un trecho bastante largo y accidentado. Pude ver las calles destruidas y las aceras, todas levantadas por las raíces de los árboles. Hay que ir por la calzada, entonces. Pero caigo en cuenta de que así está casi toda la ciudad.

Bajo al sótano de la clínica para hacerme el “estudio audiológico” y me recibe un numeroso grupo de personas, parecen soldados y soldadas de un ejército de gladiadores con sus férulas protectoras del tabique nasal al estilo Brad Pitt en “Aquiles”. Y seguro vienen de una guerra…Digo por los moretones en la cara. Se han hecho rinoplastia para verse mejor en el país de las misses.

Una señora exhibe su cirugía y a su lado camina una niña, seguramente la hija. Pienso que pronto la beba también formará parte del ejército de Aquiles…

Esa operación cuesta unos Bs. 5 millones.

Diagnóstico: Tinitis (o tinnitus). Es que oigo cosas que solo están en mi cabeza.

En una farmacia cercana consigo todos los medicamentos (estoy de suerte) y pago Bs. 126 mil. (¿Ya sumaron?)

Después de la “victoria perfecta” sigue nuestra vida no tan perfecta, pero es la que tenemos…