¿Por qué tiembla en Mérida? Sólo por un beso…

Destacado


Con esto de los temblores que de manera preocupante sacuden Mérida, recordé una leyenda: la de Chía y Zuhé, los “Encantos Padres”: dos indígenas, también llamados “Luna” y “Sol”, que crearon a su imagen y semejanza a los “Encantos Hijos”, una India y un indio, padres de los primeros pobladores andinos, que debían vivir en armonía con la naturaleza y el maravilloso paisaje andino. Pero todo devino en la imperfección cuando los “Hermanos Pàlidos” comenzaron a usar la sal. Eso rompió la comunicación y entonces el Indio y la India, hijos de Chía y Zuhé,  se durmieron a lado y lado del valle de Mérida. Se distinguen claramente los perfiles de los dos amantes: la Cara del Indio en la Sierra de La Culata y justo enfrente la Cara de la India, en la Sierra Nevada. Dicen que cuando ellos se vuelvan a encontrar y él la bese, el Valle de Mérida sucumbirá. Con tantos temblores ¿será que están despertando? ¿Será que van a unirse para siempre en el más dulce de los besos y eso hace que las entrañas de la tierra se remuevan? ¡Quién sabe!

Indigenas

A la izquierda, la Cara de la India, dormida en la Sierra Nevada. A la derecha, la Cara del Indio, dormido en la Sierra de La Culata. ¿Se besarán al fin?

Un recuerdo triste:

El 21 de febrero de 2008, un avión que salía de Mérida para Maiquetía, de la línea Santa Bárbara se estrelló precisamente contra la Cara del Indio. Yo había llegado a Mérida en ese mismo vuelo pero en la mañana, en el llamado “madrugador”, número 518 (nunca se me olvidará). Iba en viaje de trabajo a reunirme con los campesinos de Canaguá, pueblito del sur de Mérida, para donarles una computadora pues ellos estudiaban comunicación social en la UBV y la necesitaban para continuar haciendo su periódico llamado “Correo de Canaguá”. No me dio tiempo de agotar la agenda de trabajo y por eso tuve que cambiar aquel vuelo para el día siguiente. Mis compañeros me llevaron al aeropuerto Alberto Carnevalli para hacer el cambio, casi sobre la hora en que debía embarcar, las 4 y 30 pm. Nadie nos atendía y de pronto nos enteramos. “Ese vuelo entró en emergencia” nos dijo alguien. Después de las 5 pm el techo de nubes se pone bajito y cubre todos los picos que rodean la ciudad. Nos quedamos allí un rato hasta que se confirmó la triste noticia. ¡No lo podía creer!

Esa noche, como a las 2 am, tembló fuerte en Mérida. Tan fuerte que nos despertó…

Nota: en el título de este post acentúo la palabra “sólo” (que en este caso puede sustituir al vocablo “solamente”) porque sin el acento, se me antoja desnuda la palabra. No siempre la RAE tiene razón, eh?

Anuncios

Micropoderes de la guerra económica: cajera por un día

Destacado


“Cada uno es en el fondo titular de un cierto poder”, decía Michel Foucault (1926-1984), filósofo francés que desarrolló el concepto de los “micropoderes”, sin desconocer la teoría de Marx y Engels sobre el poder concentrado en el Estado.

Foucault hablaba de un ejercicio del poder “que no de miedo”, popular, democrático y colectivo y aunque varias de sus obras versaron en torno a las prácticas de ciertos funcionarios en hospitales, escuelas, manicomios y cárceles (seguramente no conoció el “bachaqueo”), esa tendencia puede proliferar en cualquier nivel o ámbito de la sociedad.

La guerra económica que vivimos en Venezuela ha propiciado tales distorsiones, lo palpamos día a día en el mercado, en la universidad, en la buseta, en el metro, en cualquier parte donde se le asigne a alguien un micropoder, éste será ejercido de manera implacable porque, además, nace cual engendro indómito, sin identidad ni moral,  justamente en las entrañas del macro poder que se asienta en el Estado..

Por ejemplo en los supermercados, esos a los que tenemos que acudir quienes no contamos con un Pdval o Mercal cerca, se imponen los micropoderes de los cuales habla Foucault, asociados al saber, al conocimiento, a la información.

Sin menospreciar ningún oficio (“El trabajo dignifica”, nos decían en casa) ser cajero o cajera en un supermercado es en este momento un verdadero privilegio. Desde esos espacios se adquieren, sin hacer cola, los productos regulados; se teje y alimenta la red del bachaqueo con un simple mensaje de texto: “llegó leche, pañales y papel tualé, apúrate que ya los van sacar”. De pronto decenas de motorizados irrumpen y el “super” se llena de gente que ni siquiera vive por el sector. Todos ganan menos el que acude allí por mera necesidad.

Después están los que “organizan” la cola, los que deciden qué y cuánto se va a vender. Los que han reemplazado a los anaqueles. Es el más perverso de los micropoderes porque nadie lo supervisa y es discrecional. Aquel día hicimos dos horas de cola en el Gamma Express de Santa Mónica. De pronto salió uno de esos que ejercen muy bien su micropoder y, descaradamente, llamó a alguien que estaba en la fila: “¡Vente, tía!” y la “tía” pasó de primera, provocando la ira de los otros cuya única influencia era el dinero para comprar.

Cuando por fin nos pasaron había una montaña de papel tualé marca Rosal de dos tipos: el de empaque anaranjado, a Bs.53 y el de empaque rojo, a Bs.23. Teníamos derecho a tres paquetes de cuatro rollos cada uno pero los encargados daban un paquete del anaranjado y dos del rojo. Alguien reclamó: “yo quiero comprar mis tres paquetes anaranjados porque el otro no dura nada y además tengo la plata”. Y le respondieron: “no se puede, eso es lo que hay”. Se armó la trifulca (por cierto la protesta no era contra el gobierno, sino contra el supermercado) pero se impuso el micropoder. Después vimos a los motorizados llevar sus tres paquetes anaranjados…

Los productos regulados deberían volver a los anaqueles para que la gente los lleve libremente. ¿De dónde viene eso de entregar las cosas si igual la máquina captahuella impide pasar más de lo permitido?. Cualquier excedente queda debajo de la caja registradora, a los pies del cajero-a, que reinicia el ciclo. En cambio los estantes están repletos de chucherías, (Doritos, Cheese Tris, etc), de pasta dental y de cosas con poca demanda. Porque ese es el otro micropoder, el de los dueños del supermercado, los que almacenan todo en sus depósitos y lo van soltando así, de a poquito cada día, para alimentar el ambiente de zozobra, de rabia.

Concluyamos con esta cita de Foucault tomada de su Microfísica del Poder (1979): “El poder tiene que ser analizado como algo que no funciona sino en cadena. No está nunca localizado aquí o allá, no está nunca en manos de algunos. El poder funciona, se ejercita a través de una organización reticular. Y en sus redes circulan los individuos quienes están siempre en situaciones de sufrir o ejercitar ese poder (…)”

Y usted ¿ejerce algún micropoder o lo sufre? Yo quiero ser cajera por un día.

 

 

40 segundos…

Destacado


Un poco más de eso tardaron Little boy y “Fat Man” en descargar su carga letal sobre Hiroshima y Nagasaki el 6 y 9 de agosto de 1945, matando a más de 200 mil inocentes sólo al estallar…

Justamente eso tardaron en llegar a tierra los panfletos que días antes avisaban de un bombardeo, advirtiendo a la gente que abandonara Hiroshima “porque las bombas no tienen ojos”.

Menos que eso se necesitó para quemar vivos y despegarle la piel a miles de niños, mujeres y ancianos con el napalm arrojado sobre Vietnam en la guerra química más larga y asesina de la humanidad; menos que eso se necesitó para regar sobre la tierra de Ho Chi Minh los mortíferos agentes naranja, azul, blanco, púrpura y las sales inorgánicas de arsénico para defoliar y esterilizar millones de hectáreas en los campos vietnamitas con intención genocida o los gases incapacitantes como el BZ. Mataron a cinco millones de personas.

Menos que eso se necesitó para decapitar a Saddam Hussein; asesinar a Muamar El Gadafi y desatar con ello la más cruenta cadena de conflictos con su estela de enfrentamientos tribales en el medio oriente y el surgimiento de organizaciones radicales como el Estado Islámico, alimentado por el odio que ha necesitado menos que eso para nacer…

Menos que eso han necesitado para diezmar Palestina, en su alianza criminal con Israel; menos que eso basta para morir ahogado tratando de huir de las guerras provocadas por Estados Unidos y sus aliados; menos que eso necesitó Tony Blair para decir “apologize” por los “errores” cometidos en la guerra en Irak.

En menos de eso han acabado con hospitales llenos de enfermos (“las bombas no tienen ojos”), con joyas de la arquitectura, con escuelas y universidades; menos les tomó decidir la invasión al Golfo Pérsico; Irak, Libia, Afganistán; intervinieron en Corea, Filipinas, Yugoslavia; Sudán, Bosnia y Herzegovina; Ucrania.

Menos que eso les ha tomado decidir meterse en Chile, Bolivia, Argentina, Nicaragua, Panamá, Guatemala, Honduras, El Salvador, México, Cuba, Haití, Granada, República Dominicana, Uruguay, Paraguay, África, China, Angola y las más de 15 guerras “olvidadas” que ustedes alimentan cada día. En menos que eso se inmolaron por una causa Salvador Allende, Ernesto Che Guevara y tantos otros cuyas ideas jamás se borrarán del imaginario colectivo.

No, Mr. Kelly, Venezuela no necesita de sus 40 segundos diarios de oración (dedíqueselos a los muertos que carga en su conciencia) pero usted y su imperio sí necesitarán más de una vida para intentar doblegar al pueblo de Simón Bolívar y de Hugo Chávez Frías.

Luis Salas Rodríguez: Plan Haussman-Mendoza sólo es posible en un gobierno de facto

Destacado


Les invito a releer esta entrevista…

Si queremos saber cómo “salvaron” al país revisemos los paquetazos anteriores

Un “portavoz” anónimo del Fondo Monetario Internacional negó que ese ente multilateral esté negociando un plan de apoyo financiero para Venezuela, tal como aseguraron el ex ministro de planificación Ricardo Haussman y el empresario Lorenzo Mendoza en una conversación telefónica difundida por el diputado Diosdado Cabello en su programa “Con el Mazo Dando”. El FMI se apresuró a lanzar una aclaratoria insuficiente ante las implicaciones del caso y aún así queda la certeza de que Haussman y Mendoza tienen “panas” dentro de ese organismo, dispuestos a salvar a Venezuela.

-La conversación es grave –comenta el sociólogo Luis Salas Rodríguez– porque no es como ha planteado la oposición que son dos personas preocupadas por al situación del país sino que se usurpan funciones de Estado, y además uno puede inferir que esas medidas que ellos plantean suponen un gobierno que no es el del presidente Maduro, sino uno de facto porque ellos hablan de tiempos muy cortos y de la necesidad de tomar medidas que no puede tomar ningún particular…

Mendoza dice que era una conversación privada. ¿Dónde termina lo privado y dónde comienza lo público?

– Es hipócrita argumentar eso cuando ellos han hecho exhibición pública de cosas como las fotos de Robert Serra, por ejemplo. Además allí no se está discutiendo un negocio entre dos personas sino algo que implica la venta e hipoteca del país con lo cual pierde su carácter privado al involucrar a instituciones internacionales y a, al menos, dos países más.

El investigador adscrito al Programa de Formación de Grado en Economía Política de la Universidad Bolivariana de Venezuela, autor de “Escritos desde la Guerra Económica”, entre otros trabajos, opina que un “paquete” de esa naturaleza, a un costo de 50 mil millones de dólares “solo se sostiene con un gobierno fascista”

-Dentro del capitalismo hay un principio elemental: nadie ayuda a nadie gratis, ellos dan financiamiento que después debe ser cubierto con nuevo endeudamiento. Fíjate en Grecia que tiene cinco años “ayudada” por la troyka financiera mundial y no ha mejorado, su deuda no ha disminuido y esa es la misma experiencia que han vivido otros países.

¿Un paquete así tendría cabida en la Venezuela de hoy?

– Un paquete así significa liberación de controles de precio, de cambio, grandes devaluaciones que van a afectar a mucha gente. La principal víctima de esos paquetes son las clases medias porque el tema de una devaluación implica una reducción drástica del poder adquisitivo de la población; las privatizaciones suponen un aumento en el precio de los servicios y las inversiones que pudieran venir por parte de empresarios extranjeros tienen que suponer unos salarios que sean competitivos con los de otros países. Por ejemplo los salarios de Colombia son extremadamente precarios, entonces hay que ponerlos tanto o más precarios que los salarios de Colombia. Se tendría que derogar la actual Ley Orgánica del Trabajo, la inamovilidad laboral, recurrir al costo salarial sobre partidas de empresarios y esos son ataques a la mayoría asalariada de este país donde hay chavistas y no chavistas. Implicaría el retorno de la política de endeudamiento para la adquisición de viviendas. En un primer momento ellos buscarían un proceso de importaciones para ganar tiempo, por eso los 50 mil millones de dólares para cubrir necesidades básicas, pero no harán nada distinto de lo que se ha hecho ya en otros países. Si queremos saber cómo salvaron al país, sólo recordemos ese pasado.

Espejitos

De cara al proceso electoral del 6 de diciembre, la charla de los dos magnates pareciera encajar en una estrategia que tiene varios elementos pero, además, Salas Rodríguez cree que la oposición abandonó lo programático como campaña para dedicarse al terrorismo y crear una situación de malestar a través de la guerra económica.

-Prenden fuego a la pradera –dice Salas Rodríguez- para que la gente corra hacia la trampa. En este momento se goza de buenos salarios pero antes todo lo que era viajar, vestirse, divertirse, eso en la cuarta república lo podía hacer una minoría pero con Chávez eso se amplió. Antes el 80% era pobre y el 40% era pobre extremo. Lo que extrañamos vino con Chávez. Por lo demás hay una ofensiva mundial neoliberal que el presidente Correa  ha llamado un proceso de restauración neoliberal y quieren que regrese a Ecuador, Brasil, Argentina, etc porque el gobierno norteamericano ha visto amenazada su soberanía…

¿Venden espejitos?

-Claro. Son ofertas engañosas como el tema de dolarizar los salarios y las prestaciones, eso es una trampa cazabobos. Si usted gana Bs 16 mil y dolarizan la economía eso no significa que ganará 16 mil dólares. Para que se produzca un proceso de dolarización como el que ellos plantean tiene que haber primero un ajuste a un tipo de cambio que según ellos mismos está por encima de los Bs. 400 por dólar, es decir que debe dividir el salario de Bs 16 mil entre 400 para obtener su nuevo salario mínimo, de modo que no es tal paridad 1 a 1. La paridad 1 a 1 se da después de una megadevaluacion como ocurrió en Ecuador, Argentina o El Salvador. Eso es engañoso para que la gente vaya a votar y crea que después todo va a mejorar.

¿Cree que con la reforma a la Ley de Precios Justos pueda bajar la inflación?

-Esa medida es positiva porque permite al estado recuperar la gobernabilidad con el tema de los precios.  El Estado intenta controlar los precios en la medida en que contrarresta la especulación. Es una modalidad de PVP que en mi opinión no debe limitarse solo a los productos regulados sino extenderse a otros bienes de consumo masivo como verduras, frutas y repuestos. Es un proceso que también debe certificar la Superintendencia de Precios Justos (Sundde) y hay que ser constante en su fiscalización y seguimiento.

Consecomercio critica el aumento salarial y argumenta que la gente tiene plata pero no hay nada qué comprar…

-Todo aumento de sueldo en cualquier contexto  es una medida de defensa al salario. Ahora, el poder adquisitivo depende de dos factores: salario y precio. Hay que tener control sobre las dos variables y eso lo viene haciendo el presidente Maduro. Pero hay que cuidar otros factores como el desabastecimiento; las importaciones; el contrabando; el ritmo de compra de la población porque los comerciantes, ante la expectativa inflacionaria, lo que hacen es subir los precios; la gente se anticipa a los precios y a la escasez comprando más y más rápido y eso profundiza la escasez. Para bajar esos niveles de nerviosismo y de sensación de indefensión, hay que llegar a acuerdos con el sector popular organizado.

Para Salas Rodríguez, el momento exige aprendizaje y pedagogía: “estamos en una coyuntura similar a la de 2002-2003, en el paro petrolero. El presidente Chávez fue muy hábil explicando las cosas, y eso nos hace falta; El presidente Maduro lo hace pero su equipo debe también hablarle a la población porque la gente está ávida de información y si no se la damos nosotros, otros se la darán y ya sabemos lo que eso significa…

UBV oferta segunda cohorte del Diplomado en Comunicación Comunitaria

Destacado


El 21 de octubre de 2015 arranca en la Universidad Bolivariana de Venezuela, la segunda cohorte del diplomado en Comunicación Comunitaria, dirigido a medios comunitarios y alternativos, comunas, consejos comunales y movimientos sociales que deseen desarrollar en sus comunidades proyectos comunicacionales en diferentes formatos: impreso, audiovisual, radiofónico o electrónico y alternativo (periódicos murales, muralismo).

El curso consta de cuatro módulos: Contexto introductorio de la comunicación comunitaria;  Comunicación comunitaria para el poder popular; Estrategias para la práctica comunicacional en el poder popular; Proyecto Comunicacional Comunitario. Con un total de nueve créditos, y seis meses de duración (144 horas académicas). La inversión es de Bs. 675,00.

Este diplomado es continuación de la iniciativa que apoyó la Unesco en 2012 y es organizado por el Programa de Formación de Grado en Comunicacional, a través de la Dirección General de Producción y Recreación de Saberes de la UBV.

El proceso de inscripciones se desarrollará entre el 13 y el 16 de octubre del presente año, en el piso 9 de la sede Chaguaramos, Caracas, en la oficina de postgrado, desde las 8 y 30 de la mañana hasta las 4 de la tarde.

Pasos para la inscripción:

  • Depositar monto de la inversión en la cuenta corriente No. 0102-0552-2100-0005-5181 del Banco de Venezuela.
  • Acudir a la dirección antes indicada con fotocopia del recibo de pago y su cédula de identidad.

Este plan de estudios y acompañamiento ofrece un proceso de formación para el desarrollo profesional de comunicadores y comunicadoras populares, con miras al fortalecimiento de la pluralidad, de la diversidad de medios de comunicación en Venezuela y la activación de los comités de información en los entes de la nueva geopolítica del poder comunal. Todo ello inspirado en la Ley del Plan de la Patria.

El Diplomado está coordinado por los profesores Luisana Colomine y Pedro Mujica.

Contacto en oficinas de postgrado: Sabrina Rivas. Teléfonos: 0212-6063300

PRIMERA COHORTE

Grupo de la primera cohorte del Diplomado en Comunicación Comunitaria. Una aventura que vivimos con bellas personas. Aquí entregando los certificados con la gente de la Unesco.

El “descuartizamiento” moral de una jueza

Destacado


Susana Virginia Barreiros Domínguez es una joven mujer venezolana. Pocas imágenes se conocen de ella y la más difundida fue captada en el acostumbrado acto de apertura del año judicial, en el Tribunal Supremo de Justicia. Con su gesto grave y ceño algo fruncido, es la foto que el mundo entero ha conocido de ella como la “verdugo” del ex alcalde de Chacao, Leopoldo López. En otra aparece sonriente con el presidente de la Asamblea Nacional, Diosdado Cabello, y esa ha bastado para que la acusen de estar cumpliendo órdenes “del régimen”.

Nos referimos a la jueza 28 del Área Metropolitana de Caracas, que condenó a López a 13 años de presidio por asociación para delinquir, instigación pública y determinador en los delitos de incendio y daños, que ocasionaron 43 fallecidos, más de 800 heridos y cuantiosas pérdidas materiales en los hechos que arrancaron el 12 de febrero de 2014, bajo el lema #LaSalida y que pusieron en vilo al país durante la primera mitad de ese año.

Barreiros entra, ahora, en la fase motiva de la decisión, es decir, la publicación de la sentencia donde debe explicar los motivos del fallo. Seguramente la presión sobre ella aumentará en estos días tras uno de los juicios más publicitados de Venezuela, incluso, más que el del ex presidente Carlos Andrés Pérez.

En los muchos “perfiles” que sobre ella se han escrito, difundidos a través de portales especializados en “tumbar” al presidente Maduro, dicen que se graduó en la Universidad Santa María pero realmente es egresada de la Bicentenaria de Aragua. Su tesis de grado versó sobre “Cómo se ejecuta una fianza en Venezuela”.

Quienes la conocen la definen como una mujer profundamente cristiana, detallista en su labor judicial. Viene desarrollando una obra social en el estado Vargas con niños y familias afectados por el deslave de 1999. Apela siempre a la frase “Dios es mi fortaleza”, la cual seguramente en estos días le ha servido de escudo para protegerse del bullyng despiadado del cual ha sido víctima.

A Barreiros han tratado de “descuartizarla” moralmente, echando mano a un artero discurso, proveniente de personas duchas en eso de sembrar falsas matrices de opinión dentro y fuera del país. Se han utilizado fallos suyos anteriores en casos donde ha actuado como juez anticorrupción. Incluso un ex profesor de ella le dice “yo no te enseñé a violar las leyes” pero él en la carta pública que le dirige viola todos los principios del derecho al condenar al gobierno del presidente Maduro como “régimen narcoterrorista” sin previa investigación. Tal vez el “profe” aspire a un cargo “cuando caiga el régimen”.

Pero los ataques más continuos son personales y no en el plano de las ideas. Por ejemplo, la periodista Patricia Poleo ha llegado a decir que la Jueza “ni siquiera tiene hijos” como si ese hecho negara su condición femenina. Las leyes venezolanas que garantizan a las mujeres una vida libre de violencia como que se olvidaron de Susana Barreiros.

Otros sitios web hurgan en su vida y colocan títulos realmente amarillistas como “los oscuros secretos de la Jueza Barreiros”, o “las diez cosas que no sabías de la verdugo de Leopoldo”, donde se especula sobre eventos de la vida privada que habrían condicionado su desempeño en los tribunales. ¿Debemos entonces creer, por ejemplo, en la presunta violación denunciada por la ex jueza María Lourdes Afiuni? La oposición tiene su jueza y esa es Afiuni, quien liberó al empresario Eligio Cedeño, imputado por irregularidades en Bolívar Banco.

Lo último que han dicho de Susana Barreiros salió de la oposición chilena: que la enviarían de cónsul a ese país. ¿Y por qué Chile? Porque de todos los países latinoamericanos, los pares del majunchismo venezolano en la tierra de Allende, ostentan una clara tendencia fascista, pinochetista, que avala los métodos utilizados por su derecha hermana en el afán de acabar con el proyecto bolivariano. La condena contra López es una afrenta imperdonable.

Resulta que en esa nación presidida por Michelle Bachelet, nuestra embajada en Santiago “es la única representación de Venezuela en Chile”, según hemos tomado de la web oficial allá, es decir, no hay un consulado sino una “sección consular”.

Además  todo lo que aprueba el Primer Mandatario Nacional debe ser publicado en Gaceta Oficial para que tenga validez. En ninguno de los números de las gacetas oficiales de agosto y parte de septiembre apareció el decreto sobre su supuesta designación como cónsul en Chile. Al ver que sobre esto no había nada oficial entonces dijeron: “es que le negaron el placet” y resulta que el placet es sólo para embajadores, no para cónsules a los cuales se les extiende un “exequátur”.

Por estos días ya los medios chilenos dicen que el traslado de la jueza a Chile “no ha sido confirmado”, cosa que al parecer no supo el cantante José Luis Rodríguez, el otrora “Puma”, quien hasta le puso sueldo a la jueza, 18 mil dólares, asegurando que la dama había exigido a Nicolás Maduro, además, el traslado de toda su familia a Chile.

Todo ello motivó estas líneas, pues los primeros decepcionados, de ser cierto eso, seríamos quienes hemos apoyado su decisión. Barreiros sigue, con su toga bien puesta, despachando en el Palacio de Justicia, esquina Cruz Verde. Nada indica que cambiará de ramo. En verdad no hubiese querido estar en sus tacones. Cada día que sale a la calle sabe a lo que está expuesta porque ahora hablan más de ella que del reo y en la oposición, secretamente, cruzan los dedos, esperan, rezan y le piden a Reinaldo Dos Santos, para que pase algo y no publique la sentencia. Sólo así se mantendrá con vida al único candidato que les queda…

Mr. Solís: ni Mandela ni Mujica fueron guarimberos

Destacado


Por más que busco en la historia del insigne líder sudafricano Nelson Mandela, primer presidente negro de Sudafrica, ganador del premio Nóbel de la Paz, y fallecido hace apenas dos años, no encuentro similitud alguna con el ex alcalde de Chacao, Leopoldo López, condenado a cumplir 13 años de cárcel por su responsabilidad en los sucesos del 12 de febrero de 2014 y días subsiguientes.

He estado revisando a ver si es que alguna vez a Nelson Mandela se le ocurrió colocar guayas en Johannesburgo para luchar contra el apartheid y degollar a los blancos, o alguna foto donde Madiba apareciera sacando alcantarillas, quemando autobuses. Nada. Pero además, el fondo de la lucha que libró ese gran hombre a favor de sus hermanos negros de una manera absolutamente pacífica, no guarda ninguna relación con el parte de guerra que exhibe López en su corta pero bien vivida vida.

Tampoco hay punto de comparación con Pepe Mujica, ex presidente de Uruguay, quien entregó la vida para liberar a su país de las dictaduras militares, hombre humilde que está muy lejos de la condición del fundador de Voluntad Popular. Mujica no fue guarimbero, lo hirieron muchas veces, sí, pero en enfrentamientos militares cuando fue guerrillero por ideales muy distintos a los de López.

Nada hay que me una a Costa Rica, país que estaría de último en la lista de cosas por conocer, aunque sería injusto no elogiar su estabilidad institucional. Tierra que ha albergado a los más conspicuos golpistas y conspiradores de Venezuela, patria de Oscar Arias y toda su dinastía, pero además sede de bases militares norteamericanas. De allí, de ese suelo centroamericano ha venido la más risible frase, pronunciada por el último mandatario que ganó una elección allí. Luis Guillermo Solís, de quien tenía un concepto bastante generoso por haberle quitado el trono a los Arias, ha tenido un salto atrás, sin duda al comparar a López con Nelson Mandela y Pepe Mujica, en un alarde de ignorancia que francamente me sorprende por la cantidad de títulos académicos que exhibe y de los muchos idiomas que habla, según me enteré al verle pronunciar su discurso de la Celac 2015 en español, inglés, francés, alemán y cuti (creo).

El mandatario tico desconoce totalmente la historia reciente venezolana y es un convencido (por mal informado) de que López está preso por sus “opiniones políticas”. López fue condenado a 13 años de prisión por  instigación a delinquir, intimidación pública, daños a la propiedad estatal y homicidio intencional calificado. A raíz de la denominada “Salida” que por cierto fue planificada justamente desde Costa Rica, se desencadenaron dolorosos sucesos tras los cuales murieron 43 personas, más de 800 resultaron heridas y se registraron cuantiosas pérdidas materiales, además de la violencia a la cual fue sometido el país a causa de las llamadas “guarimbas”. Así que no fue por sus opiniones políticas sino por sus métodos para sacar al presidente Nicolás Maduro, electo en comicios libres y soberanos.

Le recomiendo al Sr. Solís informarse mejor antes de juzgar las decisiones soberanas de Venezuela. Sea más cualitativo y menos cuantitativo, porque si es por años de cárcel, mire usted el caso de Oscar López Rivera, independentista puertorriqueño que a sus 72 años acumula más de 30 años preso en una cárcel federal de Indiana. Pero, claro, con esa “justicia” usted no se mete, no vaya a ser que le retiren sus bases militares…

Santo cinismo

Minientrada


Una tos impertinente cortó por minutos interminables la alocución del presidente de Colombia, Juan Manuel Santos, el pasado 8 de febrero en el barrio García Herreros, de Cúcuta. “Se me fue por al camino viejo” dijo, en medio del ahogo y apurando un sorbo de agua, aunque le hubiese quedado mejor “se me fue por la trocha” para adaptar la popular expresión a la jerga impuesta por sus connacionales en materia de contrabando de extracción…

Santos y su combo se presentaron en aquel escenario como la viva estampa de eficiencia y hermandad. Me dio risa verlos porque ese sitio donde hicieron su performance es uno de los barrios más pobres de Cúcuta. Hubiese sido recomendable hacer el show en “La Parada”, justo donde se ubica el Puente Simón Bolívar, paso obligado de miles de colombianos y venezolanos y donde la miseria le gana terreno a la vida; allí, donde venden sin pudor los productos venezolanos, los billetes venezolanos, la gasolina venezolana.
Todo aquel teatro fue para hablar de los migrantes venezolanos: “es un problema al cual no estábamos acostumbrados, no tenemos experiencia y nos toca ir aprendiendo”.

Pero Colombia le saca provecho a todo y el ministro de Hacienda de ese país, Mauricio Cárdenas, seguro de que el gobierno del presidente Maduro está próximo a caer, le puso precio a lo que llama un plan de rescate de unos 60 mil millones de dólares para lo cual ya ha hecho contacto con agentes de crédito internacional. Es decir que el bachaqueo ya no es sólo con la gasolina y otros productos venezolanos, ahora también es con los migrantes y a eso le llaman “labor humanitaria”.

Si Venezuela hubiese solicitado créditos internacionales para mantener a los millones de colombianos que se vinieron huyendo de los conflictos internos, tal vez habría resuelto parte de su problema económico. Pero la Patria de Bolívar solo cumplió convenios internacionales dando cobijo a refugiados, desplazados e ilegales y ahora cuentan con vivienda, salud y educación.

Con la excusa migratoria Santos se suma a las amenazas contra Venezuela, hace coro con México, Brasil, Argentina y Perú para alimentar lo que prefiero llamar “vacío poblacional” a “diáspora”. Enamoran al forastero, le reconocen el título universitario (Chávez redujo la brecha académica que en esos países se agiganta), lo incorporan a la oferta profesional y llenan vacíos en sectores socioproductivos.

Quizás debamos “reenamorar” a los nuestros, sacar la palabra Patria de los jingles publicitarios para hacerla sentir ardiente y viva bajo los pies…Como escribió José Vicente Abreu (Toma Mi Lanza Bañada de Plata, 1973) “…Y dices Patria solamente en lugar de tu nombre para identificarte”.

Pero aquello no fue un ataque de tos. Fue un ataque de “santo” cinismo

Silencio en El Paraíso: así fabrican en Colombia los “falsos positivos”

Minientrada


Les comparto esta película del director colombiano Colbert García Benalcazar, estrenada el 25 de noviembre de 2011: Silencio en El Paraíso.
Una obra cinematográfica donde se plasma la miseria del barrio bogotano El Paraíso. La falta de oportunidades para los jóvenes y el drama en el cual viven sus habitantes, asediados por la guerrilla, el paramilitarismo, la droga, y especialmente la pobreza.

Es ganadora de los premios a mejor película y mejor director del Festival de Málaga -donde además recibió el galardón del público.

Colbert García Benalcazar es un guionista y director caleño con más de 15 años de experiencia. Tiene su propia casa productora, Ocho y Medios Comunicaciones, con la que ha realizado producciones independientes, desde documentales hasta seriados de ficción ganando en cuatro ocasiones estímulos del Fondo para el Desarrollo Cinematográfico. El 25 de noviembre de 2011 estrenó su ópera prima Silencio en el Paraíso, película ganadora de un estímulo de Posproducción de Largometrajes del FDC 2010.

Para su realización, García se acercó a los familiares de once jóvenes del caso Soacha, que en 2008 fueron llevados por el Ejército a Norte de Santander, a 300 kilómetros de allí, y luego asesinados, enterrados como anónimos, y reportados como guerrilleros dados de baja en combate. “El tema lo recojo al ver el sufrimiento de las mamás, al ver el dolor de esas madres que durante mucho tiempo estuvieron buscando a sus hijos y no encontraron respuesta”, describe el joven cineasta.

Los registros periodísticos de entonces hablan de 21 personas desaparecidas, que luego aparecieron muertas en los Santanderes. Tras el hallazgo, en septiembre de 2008, de 19 cuerpos en Ocaña (Norte de Santander), y de dos más en Cimitarra (Santander), se descubrió que los jóvenes habían sido engañados con empleos ficticios y llevados a zonas donde murieron a manos de militares, que los reportaban como guerrilleros muertos en combate, según reseña El Tiempo de Bogotá. Para entonces, el actual presidente de Colombia Juan Manuel Santos, era Ministro de la Defensa en pleno mandato de Álvaro Uribe Vélez.

Colbert García estudió Cine en Cuba y dirección de actores en Argentina. Su carrera profesional la inició como documentalista, destacándose por el tratamiento directo de temáticas ligadas a la crudeza del conflicto armado y la violación de los derechos humanos.

El film es poco conocido. Las reseñas no mencionan para nada su fondo trágico sino que la recrean como la historia de amor de un joven pobre.

Recomiendo esta conmovedora película para su difusión, discusión y reflexión…

 

La crisis venezolana en historias…¡No hay efectivo! (1)

Minientrada


Hoy fui al banco a buscar efectivo. Hace ya casi dos años que el circulante escasea en Venezuela. En 2017 el gobierno decretó una ampliación del cono monetario poniendo en circulación nuevos billetes de mil, cinco mil, 10 mil y 100 mil así como unas monedas que no hemos visto por ningún lado.

No sé en qué momento los comerciantes comenzaron a agregarle los tres ceros a todos los precios. El cono monetario puesto en funcionamiento por el presidente Chávez en 2007, tenía al billete de Bs. 100 como el de mayor denominación. Ya desde entonces la espiral inflacionaria subía lenta pero sostenidamente. Hablar de miles de bolívares equivalía, según el viejo esquema, a millones de bolívares. Pero desde 2016 tiene lugar esa distorsión que el Banco Central de Venezuela nunca atendió. Incluso a veces la gente se confunde y no sabe cuándo se le cobra en miles o en millones.

El llamado bolívar fuerte pasó a llamarse simplemente “bolívar” cuando se instaló el nuevo cono y salieron del mercado los viejos billetes. De la noche a la mañana todo cuesta miles de bolívares, es decir, millones…

El billete de Bs. 100 fue el primero en ser negociado en la frontera aunque es usual ver de todas las denominaciones. El presidente Maduro lanzó a fines de 2016 una medida sorpresiva para recoger el popular “marroncito” que aún sigue en circulación. Llegué a ver personas en los bancos llevando maletas llenas de billetes de 100 para cambiarlos durante esos días ya que se había dicho que su vigencia era hasta el 31 de diciembre de 2016.

Cono m

Hoy, como referí al comienzo de este trabajo, mientras hacía la cola en el banco la gente comentaba con mucho enojo la falta de efectivo. Una señora me dijo “yo tengo que venir todos los días y perder tiempo en esto para que me den piches 20 mil bolívares”. Otros manifestaban que “aquí ya la paciencia se agota”.

Estábamos en el Banco Fondo Común donde están dispensando Bs. 20 mil por taquilla y Bs. 15 mil por cajero automático, pero en otros bancos apenas dan Bs. 10 mil y eso no alcanza para comprar absolutamente nada. Pero en el BFC supervisan que el cuentahabiente no haya retirado dinero de otra agencia pues solo están autorizados Bs. 20 mil diarios entonces chequean por el sistema y si descubren que ya sacó le dicen “vuelva mañana”.

Para el sector de pensionados del Seguro Social la situación es menos problemática en algunas entidades aunque continúan las quejas por las enormes colas que la gente de la tercera edad debe hacer para tener acceso a su beneficio. Pero entonces se les cancela con billetes de Bs. 100 mil y algunos comerciantes inescrupulosos o no los aceptan o cobran una suerte de “impuesto” por cambiarlo.

Los comercios también inventaron una  forma de lucrarse con la necesidad del pueblo: dar avances de efectivo a la gente a través de las tarjetas de débito pero cobrándoles hasta 30% de “comisión”. La práctica fue suspendida por el gobierno y penalizada pero aún continúa con la anuencia de los desesperados usuarios ante la falta de circulante.

La escasez de billetes ha sido un preámbulo de crisis financieras en  otros países, como Ecuador, por ejemplo. En Venezuela hay una particularidad: nuestro papel moneda es negociado en Colombia, Brasil y países de Europa. Canjeado para obtener bienes y servicios especialmente en Colombia. Una situación que se registra desde hace cuatro o cinco años y sobre lo cual no hay hasta ahora acciones contundentes del Banco Central de Venezuela permitiéndose su contrabando escandaloso en la frontera colombo-venezolana.

Nadie da explicaciones al pueblo que día a día padece este mal además de la hiperinflación.

El gobierno no da soluciones sino que privilegia las transacciones electrónicas para que la gente no maneje efectivo, pero a veces es imposible también esta vía para pagar cuentas y hacer transferencias bancarias debido a la lentitud de internet o a que las páginas web de los bancos están “caídas”. El uso del dinero “plástico” se acentúa. Todo el mundo paga con “débito” ya que las compras más insignificantes como un cafecito en la calle o alguna chuchería están a precios altísimos. Habría que cargar una carretilla de billetes o una camioneta llena de “cash” como la opositora Lilian Tintori a quien encontraron Bs 200 millones en efectivo pero las autoridades nada le hicieron. Entonces en tiendas, supermercados y cuanta taguara hay las colas son interminables para pagar en la caja cualquier cosa. Hasta los chicheros y otros vendedores ambulantes ponen su cartelito: “Sí hay punto”

El drama es peor cuando se trata de pagar el pasaje en transporte colectivo y el presidente Maduro, a sabiendas del problema, ha ordenado que se diseñe un sistema para pagar con el Carnet de la Patria pero es una solución a largo plazo. Entretanto siguen las penurias porque efectivo ¡no hay!

Es el día a día de la crisis venezolana…

 

 

 

 

Visiones: La infame conducta de Trump con Venezuela

Minientrada


Veo a Donald Trump en su primer discurso del Estado de la Unión, y no puedo dejar de pensar en Ligia Helena, la cándida niña de la sociedad, la que prefirió irse con un “niche” destruyendo, así, el sueño de su madre de tener un nietecito con los cabellos rubios y los ojos rubios y los dientes rubios “así como Troy Donahue”.

Trump es supremacistamente rubio, y para ese acto solemne trató de controlar el verbo y las ideas con la misma laca que usó en su disparatada cabellera. El “playboy nacional” como lo adoptó y mimó la cambiante prensa norteamericana que, según el periodista Howard Kurtz, prefería averiguar los nombres de las modelos con quienes salía en lugar de buscar el origen de su fortuna, habló una hora y 20 minutos y dedicó a Venezuela dos líneas: “Mi Gobierno también ha impuesto duras sanciones a las dictaduras comunistas y socialistas en Cuba y Venezuela”. Un anticipo de lo que espera a dos países que se han enfrentado a ese poder imperial. El miedo a la expansión del comunismo fue la excusa para el horror sembrado en Vietnam durante diez años de incursión en una guerra que no era suya. ¿Será eso lo que quiere para nosotros?

“Este es nuestro nuevo momento americano. Nunca hubo mejor tiempo para empezar a vivir el sueño americano”, dijo. Un sueño donde sólo cabe la “familia norteamericana”. No se refirió al cambio climático y anunció la continuidad de la cárcel de Guantánamo. Dedicó mucho de su discurso a los odiados inmigrantes ratificando la construcción del muro con México para lograr una “América fuerte, segura y orgullosa”.

Mientras lo escuchaba comprendí la tremenda ojeriza que Simón Bolívar, El Libertador, siempre le tuvo a los “albinos”, como llamaba a los norteamericanos.

El investigador colombiano Carlos Bastidas Padilla documenta que en muchas de sus cartas Bolívar les califica de “canalla”, “belicosos”, “regatones”, “capaces de todo”, “egoístas”, “humillantes” y “fratricidas”.

Se ha dicho que la historia de los pueblos es la historia de sus relaciones internacionales y la nuestra con EEUU está llena de desencuentros. Parte de ella reseñada en la letra de nuestro Libertador. En 1820 escribió a José Rafael Revenga, de sus principales colaboradores y quien llegó a dirigir el Correo del Orinoco, que “Jamás conducta ha sido más infame que la de los norteamericanos con nosotros”.

Concluye con una frase que estremece por su vigencia: “Ya que por su anti-neutralidad, la América nos ha vejado tanto, exijámosle servicios que nos compensen sus humillaciones y fratricidios. Pidamos mucho y mostrémonos circunspectos para valer más o hacernos valer”.

Sí: ¡hagámonos valer…!

Publicado en el diario VEA

@Chavezcandanga

Minientrada


 

“la revolución de twitter se llama Chavezcandanga!”

En el año 2009, cuando se inicia el programa “Canaimitas”, un plan gubernamental que consistió en dotar de laptops a estudiantes de educación básica, el presidente Hugo Chávez se refirió a Internet como la “revolución humana”.

Antes de eso, en la Constitución de 1999, los artículos 108 y 110 consagraron el uso de las TIC en todos los ámbitos; en 2000, lanzó el decreto 825 para incentivar Internet; en 2004 avanza en defensa del Software Libre, con el decreto 3390. En 2005, crea el Ministerio de Ciencia y Tecnología; en 2007, con el decreto 5263 nace la Fundación Infocentro, para masificar Internet, y el 01 de abril de 2010, según registros de Twitter, Chávez se convierte en máximo exponente de todas esas acciones cuando se une a la red del pajarito azul con el nick de @chavezcandanga, siendo el usuario número 128 millones 637 mil 475. Pero no fue sino hasta el 28 de abril de ese año cuando una madrugada escribió su primer trino: “Epa que tal? Aparecí como lo dije: a la medianoche. Pa Brasil me voy. Y muy contento a trabajar por Venezuela. Venceremos!!”

Luego vino la “misión Chavezcandanga” (no sabemos cuál fue su destino) y da el paso de lo virtual a la realidad concreta. Chávez constituyó un voluntariado que desde el Palacio de Miraflores atendía innumerables inquietudes de su pueblo.

El 31 de agosto de 2011, celebró dos millones de seguidores con este mensaje: “la revolución de twitter se llama Chavezcandanga!” y más tarde: “Epa, llegamos a 2 millones! Y pa’lante va Chavezcandanga!”; el 29 de agosto de ese mismo año, reseñó paso a paso su enfermedad y el inicio de la quimioterapia.

En tres años, @chavezcandanga se convirtió en un valioso registro de su labor de gobierno y por eso celebramos la reactivación de la cuenta que ahora será administrada por la Fundación Comandante Eterno Hugo Chávez, según anunció su hija, María Gabriela Chávez para que Twitter no la elimine por inactividad. De hecho @chavezcandanga actualmente muestra mensajes desde el 7 de mayo de 2011.
Algunos datos del tuitero Chávez: El “HT” que más usó fue: #ViviremosyVenceremos; al usuario que más le contestó fue Cristina Fernández, @CFKArgentina; su día y hora más frecuentes para tuitear fueron los jueves, de 2 a 4 de la tarde; casi siempre tuiteó desde su Blackberry (Rodolfo Pardo, 2013).

Su último tuit, el 18 de febrero de 2013 a las 4 y 44 pm: “Sigo aferrado a Cristo y confiado en mis médicos y enfermeras. Hasta la victoria siempre!! Viviremos y venceremos!!!” Recibió 37 mil 209 respuestas y más de 50 mil retuits.

A través de @chavezcandanga Hugo Chávez nos sigue hablando…

Rodilla

Conversación con Capriles

Sus trinos del 7 de octubre de 2012 día de las elecciones

#Venezuela Experto economista recomienda la economía solidaria para resistir la hiperinflación

Minientrada


Frases de nuestro entrevistado de hoy: economista Oscar Javier Forero

Técnicamente se habla de hiperinflación cuando la inflación anual está por encima del 100 por ciento, entonces según ese concepto estamos ya en hiperinflación. Este proceso puede durar de uno a dos años y medio

La guerra económica en términos absolutos no aplica dentro del contexto de la economía venezolana. Hay una sumatoria de factores que incluyen también ineficiencia y corrupción.

La política de bonos no es recomendable en un proceso de hiperinflación. El año pasado, con los dos bonos que se dieron se llegó a 4 billones de bolívares. Eso es el 50% del presupuesto nacional de 2016.

 

Todos los días, en Venezuela la gente se levanta en las mañanas con un sobresalto. Pendiente de adquirir algún medicamento; llenar un poco la nevera y la despensa; o cómo será el día en los cajeros con las colas tratando de obtener un poco de efectivo; La lucha con los portales de algunos bancos que casi nunca están disponibles, para poder hacer transferencias. La gente se acuesta tarde tratando de entrar en esos sitios y pagar sus cuentas ya que las chequeras pasaron a mejor vida. Ir al trabajo se hace difícil porque el transporte colectivo ha disminuido significativamente. Las “busetas” pasan cada media hora y cuando llegan casi ni se puede entrar por el gentío. Uno trata de no enfermarse. Las consultas médicas privadas oscilan entre los Bs 250 mil y los Bs 750 mil. Los Centros de Diagnóstico Integral (CDI) son una valiosa alternativa pero a veces no pueden cubrir la alta demanda aunque atienden a gente de todos los estratos sociales o ideologías, ofrecen servicio gratuito de rayos X y ecografías, así como de rehabilitación y hasta de hospitalización. Y, si las tienen, te regalan las medicinas. También hay que cuidar los aparatos eléctricos, los carros, las cosas. Que nada se te dañe porque es un suplicio. Con los apagones tan seguidos se queman neveras, televisores artefactos imposibles de reponer en la actualidad ya que el programa de Mi Casa Bien Equipada que ideó Hugo Chávez está en manos de privilegiados, no del pueblo. El gobierno debería también dar un bono especial de ayuda para reparar los artefactos quemados gracias a los “jalones” de luz. Eso lo prometió el actual ministro Luis Motta Domínguez pero, al parecer, se ha hecho el loco…

Hay que aceptarlo: los venezolanos cada día somos más pobres.

Este preámbulo es necesario hacerlo porque aún el pueblo venezolano no sabe a qué atenerse. Siempre se habla de la guerra económica, la cual es evidente especialmente en el campo financiero al aplicar sanciones a Venezuela, pero también hay otras circunstancias que el discurso oficial poco alude pero que la oposición maximiza. El pueblo está en el medio de esa vorágine y es mejor hablarle claro para que tome previsiones.

El economista Oscar Javier Forero, publica en su blog Economía y Rebelión, interesantes trabajos sobre lo que ocurre con la economía del país. Ojalá el alto gobierno navegara ese portal. Les sería de gran ayuda.

Forero, quien se define bolivariano, es tachirense, vive en San Cristóbal y es un acucioso investigador del Centro Internacional Miranda. También fundó el Observatorio de Precios de la Frontera y está muy informado de todo lo que acontece en esa región. Con esta entrevista buscamos aclarar algunos conceptos para entender la situación y ayudar a la gente a tomar decisiones que le permitan sobrellevar la coyuntura.

Comienza diciendo que nunca hubo un proceso de inflación tan alto en Venezuela: “en 1994 cerró en 104 por ciento durante la crisis financiera de ese año. Los primeros estudios sobre la economía venezolana y la inflación se tienen desde 1940 hechos por la Misión Fox a pedido del gobierno del general López Contreras”

¿Estamos en un proceso de hiperinflación?
Técnicamente se habla de hiperinflación cuando la inflación anual está por encima del 100 por ciento, entonces según ese concepto estamos ya en hiperinflación. Otros conceptos la ubican por encima del 50 por ciento mensual, es decir que en ambos casos aplica. En diciembre de 2017 estuvimos por encima del 50 por ciento mensual. La Asamblea Nacional habla de un 2.600 por ciento de inflación. Mi cálculo es que 2017 cerró entre 1.500 por ciento y 2 mil por ciento y el FMI entre 700 y 1500 por ciento.

¿Cuánto tiempo puede durar esta situación?
El tiempo de la espiral inflacionaria depende de varias cosas. Mientras el gobierno no tome los correctivos del caso, que se siga ignorando muchas situaciones a nivel nacional y la Sundde siga actuando de la forma que lo hace y se siga atacando de manera tan errada el problema de los precios; mientras se siga repartiendo dinero a diestra y siniestra sin una política monetaria coherente y una política cambiaria que busque la estabilidad de la moneda por parte del BCV, nosotros podremos estar con este problema entre uno o dos años y medio.

El investigador considera que una de las fallas del gobierno es la falta de información económica. El presupuesto nacional de 2018 es un claro ejemplo de ello. Le referimos que éste fue aprobado por la Asamblea Nacional Constituyente sin dar mayores detalles al país. Forero agrega que “No conocemos la estimación oficial de la inflación para este año, no se sabe el precio del barril de petróleo. El gobierno nacional debe cambiar esa política de esconder cifras, por muy dolorosas que sean debemos aceptarlas, hay que reconocer primero que hay un problema y mientras no hagamos eso estamos demostrando que no queremos corregir”

– Hasta la fecha –dice- no hay estimaciones oficiales sobre la inflación del año pasado y eso lo único que genera es que se den cifras privadas o de grupos con intereses para establecer matrices de opinión sobre este tema.

¿La hiperinflación es consecuencia de la guerra económica, según la tesis del gobierno?
Para mí la guerra económica en términos absolutos no aplica dentro del contexto de la economía venezolana. Hay una sumatoria de factores que incluyen también ineficiencia y corrupción. El ataque financiero internacional contra Venezuela genera problemas porque estamos pagando una tasa de interés cercana al 47 por ciento y eso sí es un ataque contra nuestra economía. Los bloqueos para impedir cancelar compromisos y que se le retenga los pagos. Pero también hay otras distorsiones como la de los precios, el bachaqueo de bienes que obedecen más a errores en políticas de precio, monetaria y cambiaria. En el último año el incremento de la liquidez monetaria ha superado el 400 por ciento y por eso se presentan estos procesos inflacionarios e hiperinflacionarios. Luego tenemos el tema de la ley de precios, la de los 50 productos acordados que es el mismo error, puesto que tratar de generar controles (y, ojo, no estoy en contra del control) pero así no se aportan resultados, por eso creo que el problema no es solo guerra económica.

El presidente Maduro está adjudicando bonos de ayuda mediante el Carnet de la Patria…
– Esa política de bonos no es recomendable en un proceso de hiperinflación. El año pasado, con los dos bonos que se dieron se llegó a 4 billones de bolívares. Eso es el 50% del presupuesto nacional de 2016. Un endeudamiento bárbaro y además genera déficit fiscal. Esa medida es muy populista, rompe con los procesos de planificación del Estado. Deben buscar mecanismo alternos para ayudar a la población como por ejemplo fortalecer los CLAP y la entrega de alimentos a precios más bajos en vez de darle efectivo a la gente. Además, esa medida de los bonos debe hacerse bajo un principio de racionalidad, con un estudio social y no solamente por inscribirse en Internet.

Economía solidaria

Ante este panorama y retomando el preámbulo del presente trabajo que describe la situación actual de cada venezolano, preguntamos al economista de qué manera puede la gente enfrentar la crisis. Su respuesta es rápida: “a través de la economía solidaria”

– También se le conoce -expone- como economía social, del cooperativismo, la economía comunal. La economía solidaria nació en Chile a raíz de la dictadura de Pinochet y se ha extendido a Brasil y Colombia, es un mecanismo alejado del neoliberalismo. Tiene un antecedente también en Inglaterra con el surgimiento de la Revolución Industrial. En Venezuela existió en el campo, en los páramos andinos se le llama “cambote” que es cuando se recoge la cosecha en comunidad. El trueque y las monedas comunales pueden aliviar el problema de la falta de efectivo

Forero cree que solo la unión del pueblo podrá aliviar los estragos del momento, es decir, conformar grupos de productores, de amas de casa, de vecinos. “Con eso no vamos a construir el comunismo ni el socialismo pero será una forma de sortear la vorágine que azota el salario del venezolano”.

Sobre el Petro, la moneda virtual venezolana, el investigador considera que dará cierta estabilidad a la economía venezolana. “Puede ayudar pero no es la única medida”

– Hay que buscar mecanismos para que los asalariados podamos adquirir el Petro para tratar de tener más ahorro- dice.

Recomendaciones para resistir la crisis:

1- Acoplar las necesidades de consumo a los precios más económicos
2- Al tener la plata hacer compras grandes de los productos esenciales
3- Tratar de no comer en la calle y disminuir el entretenimiento
4- Comprar más granos para garantizar las proteínas a la familia
5- Comprar activos: carros, muebles, inmuebles, artefactos
6- Ahorrar pero no en bolívares sino en alguna moneda extranjera. Forero no recomienda el dólar debido a que su caída es inminente este año. Preferible ahorrar en oro o en la moneda virtual: bitcoin o nuestro petro.