Batalla cara a cara


Luisana Colomine R.

En el juego de básquetbol se requieren, además de la estrategia, dos cosas para triunfar: los principios y la moral. De las muchas jugadas que configuran este deporte hay una que emociona y levanta de sus asientos a la fanaticada: la batalla cara a cara, “hombre a hombre” (eso antes de que las mujeres incursionaran) porque enfrenta a la defensa de un equipo con la ofensiva del otro. Una especie de “tango” a lo largo de la cancha donde uno o más jugadores lo dan todo para que el oponente no enceste la pelota…

Bueno, así está Venezuela y viene jugando desde hace rato con diferentes contendores, EEUU, OEA, Colombia, Perú, Unión Europea, Julio Borges, dolartoday, etc: cara a cara, esquivando, frenando, trancando.

Lo vimos con el último incremento salarial decretado por el presidente Nicolás Maduro, en otro intento por aliviar la presión hiperinflacionaria. Los precios aumentaron sin control, descapitalizando rápidamente los precarios ingresos familiares. ¿Punto para quién?

Lidiamos con un bloqueo financiero a causa de las sanciones económicas contra nuestro país, además de prácticas terroristas como la de Colombia que impidió la venta de medicamentos ocasionando serios problemas en la salud del pueblo. Maduro se apoya en el 0800-SaludYa, que lamentablemente no ha podido cubrir la demanda. Entonces se importan medicinas desde India pero se represan en algunos puertos para que no lleguen a Venezuela. ¿Punto para quién?.

El entretenimiento familiar y de los niños es víctima de la usura en cines y teatros. Una familia de tres miembros puede gastarse en una tarde dos millones de bolívares en boletos y “chucherías”. La ofensiva es contra los aspectos más sensibles. ¿Punto para quién?

Hay fallas en la estrategia de juego del gobierno incluso en lo comunicacional. Por ejemplo con la falta de efectivo, cosa que aún no se resuelve, la gente culpa al gobierno y no a los bancos pese a que éstos fueron los grandes ganadores en 2017. El BOD que surtió a Lilian Tintori con Bs 200 millones “cash”, finalizó el año pasado sus depósitos a la vista con un alza de 935,2% (quinto lugar por debajo del Venezuela, Banesco y Provincial); el aumento de precios se le achaca al incremento de sueldo liberando de culpas a los “pobres empresarios”; lanzan una bomba lacrimógena en el metro de Caracas y se perdona al agresor “porque las armas las tiene el gobierno” y uno se imagina al mismísimo Maduro activando el artefacto y huyendo sin saber cómo pudo ocultar su tamañote.

Entonces es hora de revisar la estrategia porque si hasta ahora hemos ganado el juego en esa batalla cara a cara, es solo porque a este pueblo lo que le sobra son los principios y la moral.

Anuncios

#Venezuela #Caracas #ColinasDeBelloMonte Delincuentes atracan con una “tablet” para obligar a sus víctimas a transferirles fondos


Seguramente cuando andas por la calle y ves que se acerca un motorizado, la adrenalina se te sube, contienes la respiración aunque aquel no es el hombre de tu vida. Y si el motorizado anda con parrillero miras por dónde huir y se te olvida el glamour…Ya es usual el miedo a los motorizados porque es la forma más habitual de atracos.

Pero la novedad es que ahora la delincuencia entró en la era de la banca electrónica y, además de la pistola, cargan una tablet con conexión a internet, usando esos dispositivos parecidos a un pendrive. Ante la falta de efectivo, obligan a las víctimas a ingresar en sus cuentas vía internet para que les transfieran fondos…¿Increíble? Lea este relato:

Ya desde hace dos semanas una pareja de motorizados azota el sector. Son dos hombres pero a veces andan con dos damas, una de parrillera mientras la otra merodea a la víctima y pilla si lleva joyas, celulares, o comida.

Ocurrió este jueves en la avenida Beethoven de Colinas de Bello Monte, frente a la Torre Financiera Mercantil, muy cerca de la popular panadería “Quinteiro”.

Nancy trabaja como secretaria en esa Torre y al mediodía bajó a comprarse una bebida para acompañar el almuerzo. Solo se llevó algo de efectivo y su teléfono celular, dejando sus otras pertenencias en la oficina pues pensaba regresar de inmediato para comer. Cuando intentó cruzar la avenida, dos hombres en moto le trancaron el paso. El piloto le rodeó por la cintura cariñosamente y le susurró no precisamente palabras de amor: “quédate quieta y no comas escamas”. El parrillero la tomó de la mano y la invitó a subirse a la moto en medio de los dos. Entonces supo que la habían secuestrado…

Mientras avanzaban, el que iba detrás de ella sacó una “tablet” y golpeándola en los riñones la obligó a decir el banco donde guarda la plata. Ella lloraba y solo dijo “Mercantil”. Rápido mete tus datos aquí, le ordenó, y le mostró una “tablet”.

La moto subía lento hacia la Morgue de Bello Monte, y de lejos parecía un inocente paseo de tres buenos amigos. Nancy temblaba, lloraba y apenas logró dar su nombre de usuario pero con los nervios olvidó la clave. El hombre se puso más violento mientras le gritaba groserías y la golpeaba en la espalda con la pistola. Ella no pudo recordar su clave. Ya cuando pasaban a un lado de la Morgue pensó que la matarían pero lo que hicieron fue bajarla de la moto y le quitaron anillos, celular y efectivo, arrancando a toda velocidad. Eso se llama “secuestro express” y es una herencia de la “hermana” república de Colombia. Recuerdo que una vez fui a Bogotá y tomé un taxi. Me senté en la parte de atrás y el chófer me dijo: “póngase en el centro no en la puntas porque aquí se meten por una puerta, la sacan por la otra y se la llevan”.

La mujer quedó tendida allí en la acera. Llorando y temblando, adolorida, desubicada y sin saber qué hacer. Una señora la auxilió y la llevó de vuelta hasta su sitio de trabajo. De recuerdo le quedan los enormes moretones en la espalda y mucho dolor en el cuero cabelludo pues el delincuente frecuentemente le halaba el cabello que llevaba sujeto en una cola de caballo…

Quizás la Policía de Baruta debería patrullar más las calles. Esos motorizados tienen azotada la zona de Colinas de Bello Monte e incluso las inmediaciones de la Universidad Bolivariana de Venezuela cerca de Los Chaguaramos. Zonas donde muy rara vez se ven policías…

Nancy vivió para contarlo…

 

 

 

 

 

Entrada destacada

¿Por qué tiembla en Mérida? Sólo por un beso…


Con esto de los temblores que de manera preocupante sacuden Mérida, recordé una leyenda: la de Chía y Zuhé, los “Encantos Padres”: dos indígenas, también llamados “Luna” y “Sol”, que crearon a su imagen y semejanza a los “Encantos Hijos”, una India y un indio, padres de los primeros pobladores andinos, que debían vivir en armonía con la naturaleza y el maravilloso paisaje andino. Pero todo devino en la imperfección cuando los “Hermanos Pàlidos” comenzaron a usar la sal. Eso rompió la comunicación y entonces el Indio y la India, hijos de Chía y Zuhé,  se durmieron a lado y lado del valle de Mérida. Se distinguen claramente los perfiles de los dos amantes: la Cara del Indio en la Sierra de La Culata y justo enfrente la Cara de la India, en la Sierra Nevada. Dicen que cuando ellos se vuelvan a encontrar y él la bese, el Valle de Mérida sucumbirá. Con tantos temblores ¿será que están despertando? ¿Será que van a unirse para siempre en el más dulce de los besos y eso hace que las entrañas de la tierra se remuevan? ¡Quién sabe!

Indigenas

A la izquierda, la Cara de la India, dormida en la Sierra Nevada. A la derecha, la Cara del Indio, dormido en la Sierra de La Culata. ¿Se besarán al fin?

Un recuerdo triste:

El 21 de febrero de 2008, un avión que salía de Mérida para Maiquetía, de la línea Santa Bárbara se estrelló precisamente contra la Cara del Indio. Yo había llegado a Mérida en ese mismo vuelo pero en la mañana, en el llamado “madrugador”, número 518 (nunca se me olvidará). Iba en viaje de trabajo a reunirme con los campesinos de Canaguá, pueblito del sur de Mérida, para donarles una computadora pues ellos estudiaban comunicación social en la UBV y la necesitaban para continuar haciendo su periódico llamado “Correo de Canaguá”. No me dio tiempo de agotar la agenda de trabajo y por eso tuve que cambiar aquel vuelo para el día siguiente. Mis compañeros me llevaron al aeropuerto Alberto Carnevalli para hacer el cambio, casi sobre la hora en que debía embarcar, las 4 y 30 pm. Nadie nos atendía y de pronto nos enteramos. “Ese vuelo entró en emergencia” nos dijo alguien. Después de las 5 pm el techo de nubes se pone bajito y cubre todos los picos que rodean la ciudad. Nos quedamos allí un rato hasta que se confirmó la triste noticia. ¡No lo podía creer!

Esa noche, como a las 2 am, tembló fuerte en Mérida. Tan fuerte que nos despertó…

Nota: en el título de este post acentúo la palabra “sólo” (que en este caso puede sustituir al vocablo “solamente”) porque sin el acento, se me antoja desnuda la palabra. No siempre la RAE tiene razón, eh?

Entrada destacada

Micropoderes de la guerra económica: cajera por un día


“Cada uno es en el fondo titular de un cierto poder”, decía Michel Foucault (1926-1984), filósofo francés que desarrolló el concepto de los “micropoderes”, sin desconocer la teoría de Marx y Engels sobre el poder concentrado en el Estado.

Foucault hablaba de un ejercicio del poder “que no de miedo”, popular, democrático y colectivo y aunque varias de sus obras versaron en torno a las prácticas de ciertos funcionarios en hospitales, escuelas, manicomios y cárceles (seguramente no conoció el “bachaqueo”), esa tendencia puede proliferar en cualquier nivel o ámbito de la sociedad.

La guerra económica que vivimos en Venezuela ha propiciado tales distorsiones, lo palpamos día a día en el mercado, en la universidad, en la buseta, en el metro, en cualquier parte donde se le asigne a alguien un micropoder, éste será ejercido de manera implacable porque, además, nace cual engendro indómito, sin identidad ni moral,  justamente en las entrañas del macro poder que se asienta en el Estado..

Por ejemplo en los supermercados, esos a los que tenemos que acudir quienes no contamos con un Pdval o Mercal cerca, se imponen los micropoderes de los cuales habla Foucault, asociados al saber, al conocimiento, a la información.

Sin menospreciar ningún oficio (“El trabajo dignifica”, nos decían en casa) ser cajero o cajera en un supermercado es en este momento un verdadero privilegio. Desde esos espacios se adquieren, sin hacer cola, los productos regulados; se teje y alimenta la red del bachaqueo con un simple mensaje de texto: “llegó leche, pañales y papel tualé, apúrate que ya los van sacar”. De pronto decenas de motorizados irrumpen y el “super” se llena de gente que ni siquiera vive por el sector. Todos ganan menos el que acude allí por mera necesidad.

Después están los que “organizan” la cola, los que deciden qué y cuánto se va a vender. Los que han reemplazado a los anaqueles. Es el más perverso de los micropoderes porque nadie lo supervisa y es discrecional. Aquel día hicimos dos horas de cola en el Gamma Express de Santa Mónica. De pronto salió uno de esos que ejercen muy bien su micropoder y, descaradamente, llamó a alguien que estaba en la fila: “¡Vente, tía!” y la “tía” pasó de primera, provocando la ira de los otros cuya única influencia era el dinero para comprar.

Cuando por fin nos pasaron había una montaña de papel tualé marca Rosal de dos tipos: el de empaque anaranjado, a Bs.53 y el de empaque rojo, a Bs.23. Teníamos derecho a tres paquetes de cuatro rollos cada uno pero los encargados daban un paquete del anaranjado y dos del rojo. Alguien reclamó: “yo quiero comprar mis tres paquetes anaranjados porque el otro no dura nada y además tengo la plata”. Y le respondieron: “no se puede, eso es lo que hay”. Se armó la trifulca (por cierto la protesta no era contra el gobierno, sino contra el supermercado) pero se impuso el micropoder. Después vimos a los motorizados llevar sus tres paquetes anaranjados…

Los productos regulados deberían volver a los anaqueles para que la gente los lleve libremente. ¿De dónde viene eso de entregar las cosas si igual la máquina captahuella impide pasar más de lo permitido?. Cualquier excedente queda debajo de la caja registradora, a los pies del cajero-a, que reinicia el ciclo. En cambio los estantes están repletos de chucherías, (Doritos, Cheese Tris, etc), de pasta dental y de cosas con poca demanda. Porque ese es el otro micropoder, el de los dueños del supermercado, los que almacenan todo en sus depósitos y lo van soltando así, de a poquito cada día, para alimentar el ambiente de zozobra, de rabia.

Concluyamos con esta cita de Foucault tomada de su Microfísica del Poder (1979): “El poder tiene que ser analizado como algo que no funciona sino en cadena. No está nunca localizado aquí o allá, no está nunca en manos de algunos. El poder funciona, se ejercita a través de una organización reticular. Y en sus redes circulan los individuos quienes están siempre en situaciones de sufrir o ejercitar ese poder (…)”

Y usted ¿ejerce algún micropoder o lo sufre? Yo quiero ser cajera por un día.

 

 

Entrada destacada

40 segundos…


Un poco más de eso tardaron Little boy y “Fat Man” en descargar su carga letal sobre Hiroshima y Nagasaki el 6 y 9 de agosto de 1945, matando a más de 200 mil inocentes sólo al estallar…

Justamente eso tardaron en llegar a tierra los panfletos que días antes avisaban de un bombardeo, advirtiendo a la gente que abandonara Hiroshima “porque las bombas no tienen ojos”.

Menos que eso se necesitó para quemar vivos y despegarle la piel a miles de niños, mujeres y ancianos con el napalm arrojado sobre Vietnam en la guerra química más larga y asesina de la humanidad; menos que eso se necesitó para regar sobre la tierra de Ho Chi Minh los mortíferos agentes naranja, azul, blanco, púrpura y las sales inorgánicas de arsénico para defoliar y esterilizar millones de hectáreas en los campos vietnamitas con intención genocida o los gases incapacitantes como el BZ. Mataron a cinco millones de personas.

Menos que eso se necesitó para decapitar a Saddam Hussein; asesinar a Muamar El Gadafi y desatar con ello la más cruenta cadena de conflictos con su estela de enfrentamientos tribales en el medio oriente y el surgimiento de organizaciones radicales como el Estado Islámico, alimentado por el odio que ha necesitado menos que eso para nacer…

Menos que eso han necesitado para diezmar Palestina, en su alianza criminal con Israel; menos que eso basta para morir ahogado tratando de huir de las guerras provocadas por Estados Unidos y sus aliados; menos que eso necesitó Tony Blair para decir “apologize” por los “errores” cometidos en la guerra en Irak.

En menos de eso han acabado con hospitales llenos de enfermos (“las bombas no tienen ojos”), con joyas de la arquitectura, con escuelas y universidades; menos les tomó decidir la invasión al Golfo Pérsico; Irak, Libia, Afganistán; intervinieron en Corea, Filipinas, Yugoslavia; Sudán, Bosnia y Herzegovina; Ucrania.

Menos que eso les ha tomado decidir meterse en Chile, Bolivia, Argentina, Nicaragua, Panamá, Guatemala, Honduras, El Salvador, México, Cuba, Haití, Granada, República Dominicana, Uruguay, Paraguay, África, China, Angola y las más de 15 guerras “olvidadas” que ustedes alimentan cada día. En menos que eso se inmolaron por una causa Salvador Allende, Ernesto Che Guevara y tantos otros cuyas ideas jamás se borrarán del imaginario colectivo.

No, Mr. Kelly, Venezuela no necesita de sus 40 segundos diarios de oración (dedíqueselos a los muertos que carga en su conciencia) pero usted y su imperio sí necesitarán más de una vida para intentar doblegar al pueblo de Simón Bolívar y de Hugo Chávez Frías.

Entrada destacada

Luis Salas Rodríguez: Plan Haussman-Mendoza sólo es posible en un gobierno de facto


Les invito a releer esta entrevista…

Si queremos saber cómo “salvaron” al país revisemos los paquetazos anteriores

Un “portavoz” anónimo del Fondo Monetario Internacional negó que ese ente multilateral esté negociando un plan de apoyo financiero para Venezuela, tal como aseguraron el ex ministro de planificación Ricardo Haussman y el empresario Lorenzo Mendoza en una conversación telefónica difundida por el diputado Diosdado Cabello en su programa “Con el Mazo Dando”. El FMI se apresuró a lanzar una aclaratoria insuficiente ante las implicaciones del caso y aún así queda la certeza de que Haussman y Mendoza tienen “panas” dentro de ese organismo, dispuestos a salvar a Venezuela.

-La conversación es grave –comenta el sociólogo Luis Salas Rodríguez– porque no es como ha planteado la oposición que son dos personas preocupadas por al situación del país sino que se usurpan funciones de Estado, y además uno puede inferir que esas medidas que ellos plantean suponen un gobierno que no es el del presidente Maduro, sino uno de facto porque ellos hablan de tiempos muy cortos y de la necesidad de tomar medidas que no puede tomar ningún particular…

Mendoza dice que era una conversación privada. ¿Dónde termina lo privado y dónde comienza lo público?

– Es hipócrita argumentar eso cuando ellos han hecho exhibición pública de cosas como las fotos de Robert Serra, por ejemplo. Además allí no se está discutiendo un negocio entre dos personas sino algo que implica la venta e hipoteca del país con lo cual pierde su carácter privado al involucrar a instituciones internacionales y a, al menos, dos países más.

El investigador adscrito al Programa de Formación de Grado en Economía Política de la Universidad Bolivariana de Venezuela, autor de “Escritos desde la Guerra Económica”, entre otros trabajos, opina que un “paquete” de esa naturaleza, a un costo de 50 mil millones de dólares “solo se sostiene con un gobierno fascista”

-Dentro del capitalismo hay un principio elemental: nadie ayuda a nadie gratis, ellos dan financiamiento que después debe ser cubierto con nuevo endeudamiento. Fíjate en Grecia que tiene cinco años “ayudada” por la troyka financiera mundial y no ha mejorado, su deuda no ha disminuido y esa es la misma experiencia que han vivido otros países.

¿Un paquete así tendría cabida en la Venezuela de hoy?

– Un paquete así significa liberación de controles de precio, de cambio, grandes devaluaciones que van a afectar a mucha gente. La principal víctima de esos paquetes son las clases medias porque el tema de una devaluación implica una reducción drástica del poder adquisitivo de la población; las privatizaciones suponen un aumento en el precio de los servicios y las inversiones que pudieran venir por parte de empresarios extranjeros tienen que suponer unos salarios que sean competitivos con los de otros países. Por ejemplo los salarios de Colombia son extremadamente precarios, entonces hay que ponerlos tanto o más precarios que los salarios de Colombia. Se tendría que derogar la actual Ley Orgánica del Trabajo, la inamovilidad laboral, recurrir al costo salarial sobre partidas de empresarios y esos son ataques a la mayoría asalariada de este país donde hay chavistas y no chavistas. Implicaría el retorno de la política de endeudamiento para la adquisición de viviendas. En un primer momento ellos buscarían un proceso de importaciones para ganar tiempo, por eso los 50 mil millones de dólares para cubrir necesidades básicas, pero no harán nada distinto de lo que se ha hecho ya en otros países. Si queremos saber cómo salvaron al país, sólo recordemos ese pasado.

Espejitos

De cara al proceso electoral del 6 de diciembre, la charla de los dos magnates pareciera encajar en una estrategia que tiene varios elementos pero, además, Salas Rodríguez cree que la oposición abandonó lo programático como campaña para dedicarse al terrorismo y crear una situación de malestar a través de la guerra económica.

-Prenden fuego a la pradera –dice Salas Rodríguez- para que la gente corra hacia la trampa. En este momento se goza de buenos salarios pero antes todo lo que era viajar, vestirse, divertirse, eso en la cuarta república lo podía hacer una minoría pero con Chávez eso se amplió. Antes el 80% era pobre y el 40% era pobre extremo. Lo que extrañamos vino con Chávez. Por lo demás hay una ofensiva mundial neoliberal que el presidente Correa  ha llamado un proceso de restauración neoliberal y quieren que regrese a Ecuador, Brasil, Argentina, etc porque el gobierno norteamericano ha visto amenazada su soberanía…

¿Venden espejitos?

-Claro. Son ofertas engañosas como el tema de dolarizar los salarios y las prestaciones, eso es una trampa cazabobos. Si usted gana Bs 16 mil y dolarizan la economía eso no significa que ganará 16 mil dólares. Para que se produzca un proceso de dolarización como el que ellos plantean tiene que haber primero un ajuste a un tipo de cambio que según ellos mismos está por encima de los Bs. 400 por dólar, es decir que debe dividir el salario de Bs 16 mil entre 400 para obtener su nuevo salario mínimo, de modo que no es tal paridad 1 a 1. La paridad 1 a 1 se da después de una megadevaluacion como ocurrió en Ecuador, Argentina o El Salvador. Eso es engañoso para que la gente vaya a votar y crea que después todo va a mejorar.

¿Cree que con la reforma a la Ley de Precios Justos pueda bajar la inflación?

-Esa medida es positiva porque permite al estado recuperar la gobernabilidad con el tema de los precios.  El Estado intenta controlar los precios en la medida en que contrarresta la especulación. Es una modalidad de PVP que en mi opinión no debe limitarse solo a los productos regulados sino extenderse a otros bienes de consumo masivo como verduras, frutas y repuestos. Es un proceso que también debe certificar la Superintendencia de Precios Justos (Sundde) y hay que ser constante en su fiscalización y seguimiento.

Consecomercio critica el aumento salarial y argumenta que la gente tiene plata pero no hay nada qué comprar…

-Todo aumento de sueldo en cualquier contexto  es una medida de defensa al salario. Ahora, el poder adquisitivo depende de dos factores: salario y precio. Hay que tener control sobre las dos variables y eso lo viene haciendo el presidente Maduro. Pero hay que cuidar otros factores como el desabastecimiento; las importaciones; el contrabando; el ritmo de compra de la población porque los comerciantes, ante la expectativa inflacionaria, lo que hacen es subir los precios; la gente se anticipa a los precios y a la escasez comprando más y más rápido y eso profundiza la escasez. Para bajar esos niveles de nerviosismo y de sensación de indefensión, hay que llegar a acuerdos con el sector popular organizado.

Para Salas Rodríguez, el momento exige aprendizaje y pedagogía: “estamos en una coyuntura similar a la de 2002-2003, en el paro petrolero. El presidente Chávez fue muy hábil explicando las cosas, y eso nos hace falta; El presidente Maduro lo hace pero su equipo debe también hablarle a la población porque la gente está ávida de información y si no se la damos nosotros, otros se la darán y ya sabemos lo que eso significa…

Entrada destacada

UBV oferta segunda cohorte del Diplomado en Comunicación Comunitaria


El 21 de octubre de 2015 arranca en la Universidad Bolivariana de Venezuela, la segunda cohorte del diplomado en Comunicación Comunitaria, dirigido a medios comunitarios y alternativos, comunas, consejos comunales y movimientos sociales que deseen desarrollar en sus comunidades proyectos comunicacionales en diferentes formatos: impreso, audiovisual, radiofónico o electrónico y alternativo (periódicos murales, muralismo).

El curso consta de cuatro módulos: Contexto introductorio de la comunicación comunitaria;  Comunicación comunitaria para el poder popular; Estrategias para la práctica comunicacional en el poder popular; Proyecto Comunicacional Comunitario. Con un total de nueve créditos, y seis meses de duración (144 horas académicas). La inversión es de Bs. 675,00.

Este diplomado es continuación de la iniciativa que apoyó la Unesco en 2012 y es organizado por el Programa de Formación de Grado en Comunicacional, a través de la Dirección General de Producción y Recreación de Saberes de la UBV.

El proceso de inscripciones se desarrollará entre el 13 y el 16 de octubre del presente año, en el piso 9 de la sede Chaguaramos, Caracas, en la oficina de postgrado, desde las 8 y 30 de la mañana hasta las 4 de la tarde.

Pasos para la inscripción:

  • Depositar monto de la inversión en la cuenta corriente No. 0102-0552-2100-0005-5181 del Banco de Venezuela.
  • Acudir a la dirección antes indicada con fotocopia del recibo de pago y su cédula de identidad.

Este plan de estudios y acompañamiento ofrece un proceso de formación para el desarrollo profesional de comunicadores y comunicadoras populares, con miras al fortalecimiento de la pluralidad, de la diversidad de medios de comunicación en Venezuela y la activación de los comités de información en los entes de la nueva geopolítica del poder comunal. Todo ello inspirado en la Ley del Plan de la Patria.

El Diplomado está coordinado por los profesores Luisana Colomine y Pedro Mujica.

Contacto en oficinas de postgrado: Sabrina Rivas. Teléfonos: 0212-6063300

PRIMERA COHORTE

Grupo de la primera cohorte del Diplomado en Comunicación Comunitaria. Una aventura que vivimos con bellas personas. Aquí entregando los certificados con la gente de la Unesco.

Entrada destacada

El “descuartizamiento” moral de una jueza


Susana Virginia Barreiros Domínguez es una joven mujer venezolana. Pocas imágenes se conocen de ella y la más difundida fue captada en el acostumbrado acto de apertura del año judicial, en el Tribunal Supremo de Justicia. Con su gesto grave y ceño algo fruncido, es la foto que el mundo entero ha conocido de ella como la “verdugo” del ex alcalde de Chacao, Leopoldo López. En otra aparece sonriente con el presidente de la Asamblea Nacional, Diosdado Cabello, y esa ha bastado para que la acusen de estar cumpliendo órdenes “del régimen”.

Nos referimos a la jueza 28 del Área Metropolitana de Caracas, que condenó a López a 13 años de presidio por asociación para delinquir, instigación pública y determinador en los delitos de incendio y daños, que ocasionaron 43 fallecidos, más de 800 heridos y cuantiosas pérdidas materiales en los hechos que arrancaron el 12 de febrero de 2014, bajo el lema #LaSalida y que pusieron en vilo al país durante la primera mitad de ese año.

Barreiros entra, ahora, en la fase motiva de la decisión, es decir, la publicación de la sentencia donde debe explicar los motivos del fallo. Seguramente la presión sobre ella aumentará en estos días tras uno de los juicios más publicitados de Venezuela, incluso, más que el del ex presidente Carlos Andrés Pérez.

En los muchos “perfiles” que sobre ella se han escrito, difundidos a través de portales especializados en “tumbar” al presidente Maduro, dicen que se graduó en la Universidad Santa María pero realmente es egresada de la Bicentenaria de Aragua. Su tesis de grado versó sobre “Cómo se ejecuta una fianza en Venezuela”.

Quienes la conocen la definen como una mujer profundamente cristiana, detallista en su labor judicial. Viene desarrollando una obra social en el estado Vargas con niños y familias afectados por el deslave de 1999. Apela siempre a la frase “Dios es mi fortaleza”, la cual seguramente en estos días le ha servido de escudo para protegerse del bullyng despiadado del cual ha sido víctima.

A Barreiros han tratado de “descuartizarla” moralmente, echando mano a un artero discurso, proveniente de personas duchas en eso de sembrar falsas matrices de opinión dentro y fuera del país. Se han utilizado fallos suyos anteriores en casos donde ha actuado como juez anticorrupción. Incluso un ex profesor de ella le dice “yo no te enseñé a violar las leyes” pero él en la carta pública que le dirige viola todos los principios del derecho al condenar al gobierno del presidente Maduro como “régimen narcoterrorista” sin previa investigación. Tal vez el “profe” aspire a un cargo “cuando caiga el régimen”.

Pero los ataques más continuos son personales y no en el plano de las ideas. Por ejemplo, la periodista Patricia Poleo ha llegado a decir que la Jueza “ni siquiera tiene hijos” como si ese hecho negara su condición femenina. Las leyes venezolanas que garantizan a las mujeres una vida libre de violencia como que se olvidaron de Susana Barreiros.

Otros sitios web hurgan en su vida y colocan títulos realmente amarillistas como “los oscuros secretos de la Jueza Barreiros”, o “las diez cosas que no sabías de la verdugo de Leopoldo”, donde se especula sobre eventos de la vida privada que habrían condicionado su desempeño en los tribunales. ¿Debemos entonces creer, por ejemplo, en la presunta violación denunciada por la ex jueza María Lourdes Afiuni? La oposición tiene su jueza y esa es Afiuni, quien liberó al empresario Eligio Cedeño, imputado por irregularidades en Bolívar Banco.

Lo último que han dicho de Susana Barreiros salió de la oposición chilena: que la enviarían de cónsul a ese país. ¿Y por qué Chile? Porque de todos los países latinoamericanos, los pares del majunchismo venezolano en la tierra de Allende, ostentan una clara tendencia fascista, pinochetista, que avala los métodos utilizados por su derecha hermana en el afán de acabar con el proyecto bolivariano. La condena contra López es una afrenta imperdonable.

Resulta que en esa nación presidida por Michelle Bachelet, nuestra embajada en Santiago “es la única representación de Venezuela en Chile”, según hemos tomado de la web oficial allá, es decir, no hay un consulado sino una “sección consular”.

Además  todo lo que aprueba el Primer Mandatario Nacional debe ser publicado en Gaceta Oficial para que tenga validez. En ninguno de los números de las gacetas oficiales de agosto y parte de septiembre apareció el decreto sobre su supuesta designación como cónsul en Chile. Al ver que sobre esto no había nada oficial entonces dijeron: “es que le negaron el placet” y resulta que el placet es sólo para embajadores, no para cónsules a los cuales se les extiende un “exequátur”.

Por estos días ya los medios chilenos dicen que el traslado de la jueza a Chile “no ha sido confirmado”, cosa que al parecer no supo el cantante José Luis Rodríguez, el otrora “Puma”, quien hasta le puso sueldo a la jueza, 18 mil dólares, asegurando que la dama había exigido a Nicolás Maduro, además, el traslado de toda su familia a Chile.

Todo ello motivó estas líneas, pues los primeros decepcionados, de ser cierto eso, seríamos quienes hemos apoyado su decisión. Barreiros sigue, con su toga bien puesta, despachando en el Palacio de Justicia, esquina Cruz Verde. Nada indica que cambiará de ramo. En verdad no hubiese querido estar en sus tacones. Cada día que sale a la calle sabe a lo que está expuesta porque ahora hablan más de ella que del reo y en la oposición, secretamente, cruzan los dedos, esperan, rezan y le piden a Reinaldo Dos Santos, para que pase algo y no publique la sentencia. Sólo así se mantendrá con vida al único candidato que les queda…

Entrada destacada

Mr. Solís: ni Mandela ni Mujica fueron guarimberos


Por más que busco en la historia del insigne líder sudafricano Nelson Mandela, primer presidente negro de Sudafrica, ganador del premio Nóbel de la Paz, y fallecido hace apenas dos años, no encuentro similitud alguna con el ex alcalde de Chacao, Leopoldo López, condenado a cumplir 13 años de cárcel por su responsabilidad en los sucesos del 12 de febrero de 2014 y días subsiguientes.

He estado revisando a ver si es que alguna vez a Nelson Mandela se le ocurrió colocar guayas en Johannesburgo para luchar contra el apartheid y degollar a los blancos, o alguna foto donde Madiba apareciera sacando alcantarillas, quemando autobuses. Nada. Pero además, el fondo de la lucha que libró ese gran hombre a favor de sus hermanos negros de una manera absolutamente pacífica, no guarda ninguna relación con el parte de guerra que exhibe López en su corta pero bien vivida vida.

Tampoco hay punto de comparación con Pepe Mujica, ex presidente de Uruguay, quien entregó la vida para liberar a su país de las dictaduras militares, hombre humilde que está muy lejos de la condición del fundador de Voluntad Popular. Mujica no fue guarimbero, lo hirieron muchas veces, sí, pero en enfrentamientos militares cuando fue guerrillero por ideales muy distintos a los de López.

Nada hay que me una a Costa Rica, país que estaría de último en la lista de cosas por conocer, aunque sería injusto no elogiar su estabilidad institucional. Tierra que ha albergado a los más conspicuos golpistas y conspiradores de Venezuela, patria de Oscar Arias y toda su dinastía, pero además sede de bases militares norteamericanas. De allí, de ese suelo centroamericano ha venido la más risible frase, pronunciada por el último mandatario que ganó una elección allí. Luis Guillermo Solís, de quien tenía un concepto bastante generoso por haberle quitado el trono a los Arias, ha tenido un salto atrás, sin duda al comparar a López con Nelson Mandela y Pepe Mujica, en un alarde de ignorancia que francamente me sorprende por la cantidad de títulos académicos que exhibe y de los muchos idiomas que habla, según me enteré al verle pronunciar su discurso de la Celac 2015 en español, inglés, francés, alemán y cuti (creo).

El mandatario tico desconoce totalmente la historia reciente venezolana y es un convencido (por mal informado) de que López está preso por sus “opiniones políticas”. López fue condenado a 13 años de prisión por  instigación a delinquir, intimidación pública, daños a la propiedad estatal y homicidio intencional calificado. A raíz de la denominada “Salida” que por cierto fue planificada justamente desde Costa Rica, se desencadenaron dolorosos sucesos tras los cuales murieron 43 personas, más de 800 resultaron heridas y se registraron cuantiosas pérdidas materiales, además de la violencia a la cual fue sometido el país a causa de las llamadas “guarimbas”. Así que no fue por sus opiniones políticas sino por sus métodos para sacar al presidente Nicolás Maduro, electo en comicios libres y soberanos.

Le recomiendo al Sr. Solís informarse mejor antes de juzgar las decisiones soberanas de Venezuela. Sea más cualitativo y menos cuantitativo, porque si es por años de cárcel, mire usted el caso de Oscar López Rivera, independentista puertorriqueño que a sus 72 años acumula más de 30 años preso en una cárcel federal de Indiana. Pero, claro, con esa “justicia” usted no se mete, no vaya a ser que le retiren sus bases militares…

Importación de transgénicos amenaza salud del pueblo y burla legado de Chávez


“Aquí en Venezuela estamos trabajando y ya hemos prohibido un ensayo que nos querían meter por ahí con transgénicos y estamos poniendo la barrera respectiva a nivel nacional a los transgénicos, que le hacen mucho daño a la agricultura y sobre todo a la soberanía de nuestros pueblos”, expresó el Comandante Hugo Chávez Frías el 18 de abril de 2004, en la edición Nro. 189 del programa “Aló Presidente”.

Pero realmente y para decepción nuestra, en Venezuela no existe una regulación específica que impida la importación de productos terminados elaborados a base de transgénicos. Solo la moral y eso de “cumplir con el legado de Chávez”, frase que muchos chavistas, del Presidente Maduro para abajo, enarbolan a cada rato, es lo único puede salvarnos.

La Constitución, en sus artículos 127 y 305 demanda del Estado la protección ambiental del país. El 127 expresa que “el Estado protegerá el ambiente, la diversidad biológica, los recursos genéticos, los procesos ecológicos, los parques nacionales y monumentos naturales y demás áreas de especial importancia ecológica. El genoma de los seres vivos no podrá ser patentado, y la ley que se refiera a los principios bioéticos regulará la materia. Es una obligación fundamental del Estado, con la activa participación de la sociedad, garantizar que la población se desenvuelva en un ambiente libre de contaminación, en donde el aire, el agua, los suelos, las costas, el clima, la capa de ozono, las especies vivas, sean especialmente protegidos, de conformidad con la ley”.

El artículo 305 plantea en su primera parte: “El Estado promoverá la agricultura sustentable como base estratégica del desarrollo rural integral a fin de garantizar la seguridad alimentaria de la población; entendida como la disponibilidad suficiente y estable de alimentos en el ámbito nacional y el acceso oportuno y permanente a éstos por parte del público consumidor”.

La negativa de Hugo Chávez aquel 18 de abril, fue otra llamarada del grito de independencia que se conmemoraría al día siguiente, una esperanza para los movimientos campesinos y ecológicos de liberar a Venezuela del “agronegocio”, considerado un instrumento de saqueo de las corporaciones como Monsanto, Cargill, Dreyfuss, entre otras. Empresas estadounidenses que son hegemónicas en los modelos dependientes de otros países como Argentina, Brasil, Paraguay, México y Uruguay, donde se impone el monocultivo de soja y con él, una agricultura sin agricultores y una sociedad sin soberanía sobre sus bienes más preciados.

Pasó el tiempo y en el año 2015, la Asamblea Nacional, presidida por Diosdado Cabello, aprobó la Ley de Semillas, publicada en la gaceta oficial extraordinaria No. 6.207, el 28 de diciembre de 2015, es decir fue de las últimas cosas que hizo el parlamento revolucionario.

Por esos días los medios reseñaron las declaraciones del diputado Alfredo Ureña, ex coordinador del equipo parlamentario que trabajó en dicho proyecto, quien entonces afirmó: “no se puede usar estas semillas transgénicas, que son organismos genéticamente modificados por lo que tienen efectos colaterales negativos sobre la salud animal y salud humana, es una discusión que incluso existe a nivel mundial, y que el comandante Chávez ya manifestaba desde el año 2004”.

El objeto del instrumento legal quedó plasmado en el artículo 1: “preservar, proteger, garantizar la producción, multiplicación, conservación, libre circulación y el uso de la semilla; así como la promoción, investigación, innovación, distribución e intercambio de la misma, desde una visión agroecológica socialista, privilegiando la producción nacional de semillas”.

Es decir, una gran responsabilidad para ministros, juntas agrícolas, profesionales diversos, investigadores, empresarios agroalimentarios, distribuidores de insumos agrícolas y grandes productores.

Y en su artículo 9 “queda prohibida la producción, importación, comercialización, distribución, liberación, uso, multiplicación y entrada al país de semillas transgénicas (…)” pero no se incluyó en esta legislación la importación y distribución de productos elaborados.

De todas maneras la oposición no apoyó esa Ley. El diputado Iván Colmenares, del Estado Portuguesa, la tildó de “inviable por su marcado sesgo ideológico, carácter anti transgénico y tenor inconstitucional”. La consideró “discriminadora del sector privado y de la población no alineada con el proceso. También es altamente contradictoria, porque defiende las semillas originarias, de las etnias y campesinas, pero sin propuestas tangibles para fomentar su producción”. Así que si ahora se oponen a la importación de transgénicos es pura politiquería.

Buscando en otras fuentes, nos fuimos a la Ley del Plan de la Patria, y allí el comandante Chávez materializó aquello que dijo en su Aló Presidente y allí sí incluye “productos transgénicos”. En el objetivo nacional 1.4 “Lograr la soberanía alimentaria para garantizar el sagrado derecho a la alimentación de nuestro pueblo”, escribió:

“Incrementar la producción y protección nacional de las semillas de rubros estratégicos, a fin de satisfacer los requerimientos de los planes nacionales de siembra para consumo, protegiendo a la población del cultivo y consumo de productos transgénicos y otros perjudiciales a la salud.(subrayado nuestro)

Es decir que por allí pudiera haber una ventanita (y es nuestra propuesta) para que el presidente Maduro legisle por la vía habilitante y en una ley de pocos artículos se regule la importación de productos genéticamente modificados. Es algo necesario porque allí se pueden prefigurar delitos y sus sanciones correspondientes, aspectos que por cierto, no están en la Ley del Plan de la Patria.

El Clap y los transgénicos

Por estos días crecen las denuncias de los alimentos que está importando el Ministerio de Alimentación para los Comités Locales de Abastecimento y Producción (CLAP). Vienen productos de Turquía, Guyana, Colombia, Argentina, México, etc…

Hemos visto que todos los productos brasileños como la harina Nutrivita, el aceite Concordia, la mayonesa y la salsa de tomate marca Saude, son fabricados con componentes “genéticamente modificados” y almidón transgénico. Se lee en las etiquetas porque la regulación brasileña obliga a las empresas a declararlo así y por eso rotulan de esa manera, como una advertencia al consumidor.

IMG_20180419_112834

IMG_20180419_113031.jpg

Almidón transgénico en la salsa de tomate Saude

aceite

Etiqueta del aceite Concordia

En Venezuela nadie está obligado a eso y aquellos que creen que la harina pan de la Polar es muy bendita pues se equivocan. Don Lorenzo Mendoza, el amigo de todos, también importa el maíz transgénico de México y con eso fabrica su generosa harina pero no lo advierte en el empaque.

La crisis, la guerra económica y la escasez de productos de primera necesidad golpea al pueblo y por eso se habrán visto en la necesidad de importar cualquier cosa pero nos preguntamos ¿dónde queda entonces el legado de Hugo Chávez? ¿No lo burlan los funcionarios chavistas que seguramente aprueban los recursos para importar esos transgénicos? ¿Dónde está la moral revolucionaria? ¿Cuál es el rol del ministro de Salud, del Instituto Nacional de Nutrición que deben velar por la protección del pueblo?

Cuando vemos el programa del ministro Castro Soteldo, Cultivando Patria, también nos preguntamos ¿dónde está la prosperidad que muestra en TV? ¿Dónde está ese país? Allí se aprecia tanto desarrollo y producción que francamente no entendemos por qué Venezuela tiene que importar gran parte de lo que consumimos. La otra vez le mandé un mensaje de texto al ministro que transmitía desde una granja avícola donde se producen tres mil huevos diarios. Las gallinas ponedoras enormes y unos huevos espectaculares. Le pregunté: ¿Por qué los huevos son tan caros? Me respondió: “por culpa de los distribuidores…”

Muchas veces tenemos que comprar los alimentos en mercados al aire libre que han proliferado de manera indiscriminada no solo en Caracas sino en toda Venezuela. Venden a los precios que les da la gana, cobran un impuesto por el punto de venta que encarece los bienes o arreglan las balanzas para alterar el peso de los productos. No hay supervisión de ninguna autoridad del gobierno, nadie cumple con las condiciones mínimas, ni sanitarias ni de refrigeración, como se puede observar en este video casero un improvisado “abanico” espantando moscas a la carne y el pollo que ofrecen a precios inalcanzables.

La seguridad y soberanía alimentaria son aspectos que nos atañen a todos y todas pero al final es el gobierno el que toma las decisiones.

 

La República de Miranda o el surrealismo opositor


A través de Capitolio TV vimos online la sesión “histórica” de la Asamblea Nacional en la cual aprobaron un antejuicio de mérito contra el presidente de Venezuela, Nicolás Maduro.

El acuerdo fue votado por 105 diputados (eran112 opositores pero algunos se la pasan de viaje), incluyendo dos de los indígenas en desacato. Juan Marín (Psuv) e Ilenia Medina (PPT) cantaron “No” y les hicieron bullying.

El orden del día no mencionó al TSJ “en el exilio”: “Único: consideración de la solicitud de autorización para continuar el proceso al ciudadano Nicolás Maduro Moros”. Tampoco aclara cuál “proceso”.

La votación fue nominal y cada quien antes de decir “Sí” gritaba cualquier cosa: “Libertad” “Tenemos hambre” y entre ellos mismos se aplaudían. Un diputado comparó el acto con el 19 de abril de 1810 pero luego rectificó: estaban reviviendo el espíritu del 5 de julio de 1811 porque aquella gesta “tampoco fue legal” (según él el Acta de la Independencia de Venezuela es chimba).

Pero esta película tiene un comienzo: el TSJ “en el exilio” vía tuiter notificó al Presidente Maduro que “En el uso de las atribuciones que confiere el art. 91.3 de la Ley Orgánica del TSJ, procedemos a notificarlos a través de cuenta Twitter, de la procedencia del antejuicio de mérito que se le sigue. Mag. Miguel Martín Presidente”. En otra escena desarrollada en Bogotá, Colombia, la fiscal “itinerante”, Luisa Ortega Díaz, presentó “pruebas” de corrupción contra Maduro. En la reunión habían 13 magistrados presentes y el resto “virtual”.

Esto hace pensar que esos entes sin oficina pero especialmente sin Patria, comenzarán a hacer sus citaciones por whatsapp, Instagram, telegram o mensajito de texto (emoticones incluidos), con lo cual estaremos ante la creación de un país virtual con instituciones de holograma.

Relato digno de un film surrealista que nos recuerda “El Discreto Encanto de la Burguesía” (Buñuel, 1972) y sus seis personajes centrales: Don Rafael Costa, embajador de la imaginaria República de Miranda (Antonio Ledezma o Julio Borges); el matrimonio Thévenot (Henry Ramos y Diana D’agostini); el matrimonio Sénechal (que pueden emular Lilian Tintori y Leopoldo López) y un obispo corrupto que se mete a jardinero (la iglesia).

El selecto grupo de burgueses están invitados a cenar, pero por un malentendido deben ir a un restaurante donde tampoco pueden comer porque el dueño del lugar ha muerto. Repentinamente, sube un telón y ellos aparecen sentados a la mesa en un teatro, siendo personajes de alguna obra que el público observa. Mientras intentan comprender qué sucede, un apuntador (Almagro, Rajoy, Trump, escoja usted) les va dictando lo que deben decir y hacer…

hqdefault

Genial escena de “El Discreto Encanto de la Burguesía (Buñuel, 1972). Muy parecida a la sesión de la Asamblea Nacional descrita en este post

Disidentes de las FARC culpan a presidentes de Ecuador y Colombia por muerte de los periodistas


 

Un nuevo comunicado del grupo irregular llamado Frente Oliver Sinisterra, responsabiliza especialmente a los presidentes de Ecuador y Colombia, además de fiscales  y otros funcionarios de los dos países, por la muerte de los periodistas del diario El Comercio Juan Javier Ortega, Paúl Rivas y Efraín Segarra.

El equipo reporteril se dirigía a Mataje, provincia de Esmeraldas, al norte de Ecuador, a 139 Km de Quito, para la cobertura de los hechos violentos que se produjeron días antes a manos de la guerrilla y que provocaron la muerte de varios militares.

El documento conocido este viernes, está dirigido a los familiares de los comunicadores y refiere que éstos murieron “en un intento fallido” de asalto militar de Colombia y Ecuador en un lugar de la frontera. Ambos países habían negado incursiones armadas para rescatar a los periodistas. Es algo que habrá que investigar y es precisamente lo que están pidiendo familiares, organizaciones de derechos humanos, periodistas de todo el mundo y la Fundación Para La Libertad de Prensa de Colombia (FLIP), que ha sido particularmente dura en sus críticas a los mandatarios Lenín Moreno y Juan Manuel Santos por el mal manejo de la crisis que terminó en tragedia.

Mientras tanto hoy se confirmó que la Cruz Roja está lista para recuperar los cuerpos de Ortega, Rivas y Segarra sin que aún se precise el sitio donde se encuentran aunque se presume que están en algún lugar de las montañas de Colombia.

En una nota oficial se informa que el CICR, por intermedio de su delegación en Colombia, encabezará la comisión humanitaria y pondrá a disposición todos los medios terrestres o aéreos que sean necesarios para la recuperación de los cuerpos.

Detalló que los vehículos portarán de manera visible el emblema de la organización internacional para proveer la seguridad y evitar ataques.

Añadió que una vez que el Comité obtenga los cuerpos, “los entregará a las autoridades investigativas y judiciales competentes”.

Fuentes policiales revelaron que existe la sospecha de que las ejecuciones de los periodistas pudieron ocurrir el mismo día que se difundió la prueba de vida, es decir el 3 de abril, pues en las fotografías de los cuerpos sin vida se aprecia que al menos dos de ellos tenían la misma ropa que vestían en el video (Javier Ortega y Efraín Segarra). Paúl Rivas pudo ser asesinado después pues su vestimenta es diferente a la de la grabación. Los tres compañeros usaban botas altas de caucho, lo cual indica que anduvieron por la selva durante sus días de cautiverio. Una imagen humillante haberlos visto con cadenas y candados al cuello. Difícil de olvidar…

A continuación el comunicado de los disidentes en el cual irónicamente dan condolencias a los familiares de sus víctimas.

 

 

Periodistas ecuatorianos fueron víctimas de una guerra ajena


Desde el jueves 12 de abril, ya se sabía que los periodistas Juan Javier Ortega, Paúl Rivas y Efraín Segarra habían sido asesinados pues el coordinador de Criminalística del Servicio de Medicina Legal de Ecuador, Fausto Olivo declaró en una dolorosa rueda de prensa  que  “Prendas son coincidentes con dos de los secuestrados y estudio biométrico del rostro nos da una alta probabilidad de que sea coincidente con otro”.

Los periodistas gritaron de la indignación “No Hicieron nada”.

Además el presidente de Ecuador, Lenín Moreno, abandonó la VIII Cumbre de Las Américas para atender la situación de los periodistas secuestrados.

Habiéndose conocido el comunicado donde se anunciaba la muerte de Javier, Paúl y Efraín y además unas fotografías de los cadáveres, no entendemos por qué razón se retrasó el anuncio de lo que ya era evidente.

En horas de la madrugada el ex presidente de Ecuador, Rafael Correa, anunció en su cuenta de twitter lo inevitable

Aún con todas las evidencias, el gobierno de Lenín Moreno dio un “ultimátum” a los secuestradores para que enviaran una prueba de vida que por supuesto nunca llegó. El plazo de doce horas retrasó otras acciones para capturar a los asesinos y también incrementó la angustia en los atribulados familiares.

La verdad es que Moreno subestimó al grupo irregular, disidente de las FARC, liderado por “Guacho”, ecuatoriano de nacimiento y con quien estaban negociando la liberación de los periodistas vía whatsapp hasta que no se estableció más comunicación.

Juan Javier Ortega fue directo en su mensaje: “Nuestras vidas están en sus manos señor Presidente”, dijo en la única prueba de vida. Un video difundido la semana pasada donde los periodistas salen encadenados y con candados. Una imagen humillante, muestra de la barbarie de una sociedad enferma como la colombiana.

El equipo cayó en poder del Frente Oliver Sinisterra, un grupo que se apartó del acuerdo de paz entre el gobierno colombiano y las FARC y que está vinculado con el narcotráfico.

Según la inteligencia colombiana, se trata de una organización de 70 u 80 hombres, dirigida por el ecuatoriano Walter Patricio Arízala Vernaza, conocido como Guacho, uno de los hombres más buscados tanto en Colombia como en Ecuador. Guacho se mueve por ambos lados de la frontera sembrando el terror en una zona que es clave para el tráfico de drogas hacia Estados Unidos por el Pacífico. Se ha dicho que el grupo criminal nunca tuvo en sus planes liberar al equipo reporteril sino matarlos y crear una situación de zozobra y de tensión para finalmente mostrar de lo que son capaces…

 

Arízala Vernaza es el líder de un grupo de disidentes de las FARC que ahora se autodenomina ‘Oliver Sinisterra’. En 2016 se refugió en la frontera entre Colombia y Ecuador para iniciar el negocio de cultivos ilegales de coca. 

Los periodistas fueron víctimas de una guerra ajena, de un conflicto interno de Colombia que como un cáncer ha invadido a las regiones fronterizas de otros países. Según la información disponible, el equipo del diario El Comercio salió el domingo 25 de marzo para relevar a otro grupo que venía cubriendo la zona desde hacía una semana. A Javier lo llamaron de su periódico al mediodía y él se alistó para cumplir su pauta.

Periodistas saliendo de viaje

En la foto se aprecia cuando el equipo subió al vehículo del periódico el domingo 25 de marzo de 2018. Esa unidad fue recuperada por la policía el 4 de abril en una zona de Mataje, Esmeraldas, donde secuestraron al grupo

El periodista nunca piensa que algo malo va a ocurrir. Existen manuales de protección y muchos “tips” de seguridad para coberturas de alto riesgo. Los Convenios de Ginebra incorporaron a los medios de comunicación al igual que el Derecho Internacional Humanitario. Allí se leen dos referencias explícitas en el artículo 4 A (4) del III Convenio de Ginebra y Artículo 79 del Protocolo adicional I). La protección es bastante amplia especialmente el Artículo 79 del Protocolo adicional I dispone que los periodistas se benefician de todos los derechos y protecciones otorgados a los civiles en conflictos armados internacionales o no. Las infracciones de esta norma constituyen una violación grave, un crimen de guerra de conformidad con el Estatuto de Roma de la Corte Penal Internacional.

El equipo de El Comercio pasó por un retén del Ejército ecuatoriano, es decir no usaron “trochas” ni estaban en la selva. Cumplieron con los protocolos de seguridad porque el Ejército los dejó continuar sin advertirles ningún peligro y luego fueron sorprendidos en algún punto lejos de esa alcabala.

MAPA

Mataje, en la provincia de Esmeraldas, norte de Ecuador, está ubicado a unos 139  Km de Quito, la capital. Dos horas de carretera

El Ministro del Interior de Ecuador, César Navas, insinuó que los periodistas y el diario El Comercio habían sido “irresponsables” por ir a la zona cuando que informar es deber de todo medio de comunicación. En todo caso la irresponsabilidad fue del Ejército ecuatoriano que los dejó continuar.

Falta aún el rescate de los cuerpos de los periodistas en lo cual está intercediendo la Cruz Roja pero hasta eso está en “verificación”. El presidente de Colombia, Juan Manuel Santos, dijo que tanto el secuestro como el asesinato se cometieron en Ecuador y que su gobierno no tenía ninguna culpa. Lenin Moreno dice lo contrario. Santos afirma que los cuerpos están en Ecuador pero el ministro de la Defensa colombiano, Luis Carlos Villegas, ha dicho que hay que “repatriarlos” en una clara contradicción con su jefe. Periodistas colombianos piden la renuncia del Ministro Villegas por su pésima actuación en el triste suceso.

Mientras tanto, los familiares de los periodistas difundieron un comunicado donde denuncian que no han sido tomados en cuenta por el gobierno para tomar las decisiones y además exigen que no se politice el caso.

 

prensa

Muy lamentables los hechos. Mal manejo de la información y habrá que establecer responsabilidades de ambos Estados.

Cada vez que muere un periodista de esta manera, en el ejercicio de su oficio, también muere un poco la verdad.

Nos solidarizamos con los familiares de Javier, Paúl y Efraín, con nuestros colegas ecuatorianos, y exigimos justicia.

#NosQuitaron3

Abril…Rol de los medios en Ruanda y Venezuela


En Ruanda, abril es sinónimo de muerte. Tras el atentado contra su presidente, el hutu Juvenal Havyarimana, y el de Burundi, Cyprien Ntayamira, el 6 de abril de 1994, se desató un genocidio en ese pequeño país fronterizo con Uganda, Tanzania, Congo y Burundi, que cobró las vidas de 800 mil personas.

Ruanda es otro de los muchos ejemplos que ponen en evidencia la ineficiencia de la Organización de las Naciones Unidas (ONU), cuya no intervención permitió la confrontación tribal de hutus (80% de sus ocho millones de habitantes) contra la minoría tutsi.

A 24 años de aquello se cuestiona no sólo la inacción de la ONU sino también el rol de los medios de comunicación.

Un tribunal popular mandó a cadena perpetua al ex editor de “Kamarampaka”, Bernard Hategekimana, “Mukingo” (ya fallecido) hallado culpable no sólo de incitar al odio a través de su periódico, cuyos mensajes para favorecer la masacre eran leídos en radio Ruanda, sino también de montar controles de carretera para asesinar tutsis.

En 2004, el Tribunal Penal Internacional para Ruanda condenó al director de la Radio y Tv Mil Colinas (RTLM), Ferdinand Nahimana; a su fundador, Jean Bosco Barayagwiza, y al jefe de redacción de la revista Kangura, Assan Ngeze por utilizar esos medios como armas para generar violencia, odio y muerte, desatando una campaña escalofriante para inducir al genocidio mediante la palabra…

Es abril también, pero en Caracas, Venezuela. Año 2002. La TV muestra el rostro desencajado de un hombre joven que mira fijamente a la cámara. Al fondo una muchedumbre enardecida desbarata carros, grita. El hombre espeta mientras la cámara mantiene su primerísimo primer plano: “…Y se van a tener que comer los cables, las alfombras, las sillas, porque no les vamos a dar comida, ni agua…” Ocurrió en la embajada de Cuba.

El 11 de abril de 2002 los medios manipularon mediante la técnica de la selección de imágenes y presentaron los acontecimientos de manera distorsionada difundiendo una mentira. Lo demás también lo hicieron las palabras. El video de los llamados “pistoleros de Llaguno” disparando contra una supuesta marcha “pacífica” y los anuncios por parte del periodista Eduardo Rodríguez Yolilti, de Venevision,  diciendo “si usted cree saber del paradero de alguno de ellos colabore con las autoridades y ayúdenos a encontrarlos”, sin que ni siquiera se hubiese investigado lo ocurrido, marcó para siempre las vidas de  Richard Peñalver, Henry Atencio, Rafael Cabrices y Nicolás Rivera. También generó las escenas de odio que el mundo entero vio cuando, a golpes y empujones, fueron sacados de sus residencias el ex ministro Germán Rodríguez Chacín y el actual Fiscal General de la República, Tareck William Saab.

Eduardo Rodríguez, periodista que exhortó a denunciar a los supuestos “pistoleros”

luisfer.jpg

Luis Alfonso Fernández, premiado por el video “Masacre en Puente Llaguno”

En Ruanda hubo justicia contra los delitos mediáticos. En Venezuela se aplaudió la mentira con el “Premio Internacional de Periodismo Rey de España” para el periodista Luis Alfonso Fernández. Juzgue usted.

En este video, el periodista Eduardo Rodríguez hace de “sapo”

 

Rechazan trato que Colombia y Ecuador han dado a secuestro de periodistas


El periodista Javier Ortega, el fotógrafo Paúl Rivas y el conductor Efraín Segarra, todos del diario El Comercio de Ecuador, cumplen 16 días secuestrados por supuestos disidentes de las FARC, un grupo denominado ‘Oliver Sinisterra’. Un completo misterio ha rodeado el caso, al punto de que incluso sus nombres se mantuvieron ocultados hasta que la emisora colombiana RCN difundió un video donde los reporteros se ven encadenados y solicitan ayuda al presidente de Ecuador, Lenin Moreno: “En sus manos están nuestras vidas” dice el periodista Javier Ortega.

periodistas

Paul Rivas (fotógrafo), Javier Ortega (periodista) y Efraín Segarra (Conductor) secuestrados desde el 26 de marzo de 2018. La imagen de cadenas y candados en sus cuellos es sencillamente humillante

“Presidente Lenín Moreno, llevamos ocho días ya detenidos y, como se lo dijimos anteriormente, en sus manos están nuestras vidas. Ellos solo piden el intercambio de tres de sus detenidos por nuestras vidas. Nuevamente le pedimos que acceda al diálogo”, expresó Ortega visiblemente consternado al igual que sus compañeros.  También agrega en la grabación que se “encuentran bien físicamente, pero no emocionalmente”. El secuestro se produjo el pasado 26 de marzo en la frontera ecuatoriana en Las Esmeraldas, y desde ese día no han cesado las manifestaciones de apoyo por parte de sus colegas, familiares y amigos para que los liberen.

Este miércoles una inquietante noticia se difundió sobre el presunto asesinato del grupo pero hasta ahora no ha sido confirmada y tanto Ecuador como Colombia niegan que haya habido intentos de rescatarlos.  El supuesto comunicado refiere que hubo un desembarco militar en la zona en la que se encontraban los secuestrados y que esto “produjo la muerte de los dos periodistas y el conductor”.

Mal manejo informativo

La Fundación para la libertad de prensa, en conjunto con Reporteros Sin Fronteras y el Comité para la Protección de Periodistas, señalaron que es inadmisible la forma en la que los gobiernos de Colombia y Ecuador han manejado la información pública relacionada con el paradero de los periodistas. Pues afirman que Durante estos 16 días las autoridades ecuatorianas han señalado que los periodistas se encuentran en territorio colombiano en contradicción a lo planteado por las autoridades colombianas que han afirmado que los periodistas se encuentran del lado ecuatoriano de la frontera.

Las fundaciones manifiestan que los gobiernos no pueden continuar evadiendo responsabilidades mientras entregan información contradictoria a los medios de comunicación y explican que el gobierno ecuatoriano no puede pretender ser la única fuente de información.

Adicionalmente, las organizaciones de periodistas realizaron los siguientes planteamientos:

El grupo disidente “Frente Oliver Sinisterra FARC-EP” debe liberar de manera inmediata e incondicional a los trabajadores del diario El Comercio de Quito.

Reafirmamos nuestro compromiso y solidaridad con los familiares y hacemos un llamado a todos los actores políticos para rodearlos en su dolor.

Es inadmisible la forma en la que los gobiernos de Colombia y Ecuador han manejado la información pública relacionada con el paradero de los periodistas. Durante estos 16 días las autoridades ecuatorianas señalado que los periodistas se encuentran en territorio colombiano en contradicción a lo planteado por las autoridades colombianas que han afirmado que los periodistas se encuentran del lado ecuatoriano de la frontera. Los gobiernos no pueden continuar evadiendo responsabilidades mientras entregan información contradictoria a los medios de comunicación. El gobierno ecuatoriano no puede pretender ser la única fuente de información.

Así como el gobierno de Ecuador declaró que no se han realizado operaciones ofensivas en contra de los secuestradores, el gobierno de Colombia debe rendir un informe detallado sobre las operaciones militares realizadas contra las disidencias de las Farc en la región en los últimos 16 días.

En el marco de la Cumbre de las Américas los gobiernos de Ecuador y Colombia deben entregar a la opinión pública un reporte sobre todas las acciones emprendidas para la liberación de los secuestrados.

Es urgente que la Comisión Interamericana de Derechos Humanos otorgue medidas cautelares para la protección de los reporteros atendiendo a la solicitud presentada por Fundamedios y la Fundación para la Libertad de Prensa.

(Con información de http://www.wradio.com.co )

Denunciarán el caso en Cumbre de las Américas

Mientras tanto, familiares de los secuestrados anunciaron que irán a la Cumbre de Las Américas donde tratarán de hablar con el secretario general de la OEA, Luis Almagro

Desde Venezuela expresamos nuestra solidaridad con los colegas secuestrados, con sus familias y allegados y ponemos a su disposición este modesto espacio para apoyarles.

 

¿Por qué nunca me encuestan?


Luisana Colomine R.

En cada proceso electoral llueven las encuestas. Las firmas que se dedican a eso encuentran, quizás, la gran ganancia pues son contratadas por los partidos políticos, los candidatos y candidatas; instituciones del gobierno, empresas privadas o simplemente a quien le interese el tema. Las encuestas con frecuencia juegan un papel importante pero no deben constituirse en el único indicador. Son instrumentos que pueden medir acaso un momento de la contienda, son una fotografía que al día siguiente puede cambiar.

En Venezuela el gusto por las encuestas ha llevado a las organizaciones partidistas a tomar decisiones sobre sus opciones electorales. La historia está llena de ejemplos: Irene Sáez, en 1998 fue sacrificada por las encuestas que daban ganador a Hugo Chávez. Copei y el MAS le “sacaron la silla” a la ex reina de belleza poco antes de las elecciones. El MAS apoyó a Chávez mientras que Copei no sabía qué hacer hasta que terminó respaldando a Henrique Salas Romer; igual ocurrió a Luis Alfaro Ucero, aquel dirigente adeco llamado “El Caudillo”  que fue desechado y hasta expulsado del partido del cual fue jefe, para apoyar también a Salas Romer y derrotar a Chávez. Aquella vez las encuestas acertaron sus pronósticos pues efectivamente ganó quien más puntos ostentaba. Pero a veces eso no ocurre. Hay encuestas que manipulan a favor de alguna opción. Cuando Aristóbulo Istúriz lanzó su candidatura por primera vez a la alcaldía de Caracas  en 1992, ni siquiera aparecía en los cómputos pero luego se supo que algunas mediciones habían manipulado sus números para dar como ganadores a otros. Por eso al ganar los comicios Istúriz declaró: “Le gané a las encuestas”.

Hay quienes no confían en esos instrumentos estadísticos porque sencillamente nunca forman parte de la muestra. “Nunca me han encuestado” escuchamos decir con frecuencia y en este trabajo queremos explicarle por qué ocurre eso. Mediante el periodismo de datos demostraremos que todo es cuestión de “probabilidades” que más adelante identificaremos con la letra P.

Aplicaremos fórmulas muy sencillas que le ayudarán a encontrar la respuesta.

En primer lugar debemos establecer el universo (U) de la encuesta que en este caso es el padrón electoral. En Venezuela han sido habilitadas para votar 20 millones 482 mil 113 personas. Digamos que la muestra (m) de la encuesta es de 1500 entrevistas.

U= 20.482.113

m= 1.500

P= Probabilidad

Fórmula: P= m/U x 100

1.500/20.482.113 x 100= 0,007%

Usted tiene una probabilidad del 0,007% de ser encuestado o de que le incluyan en la muestra.

También está el llamado Factor de Representación (FR), es decir, ¿a cuántos electores representa cada encuestado? Este valor se obtiene dividiendo el universo entre la muestra:

Fórmula: FR= U/m

20.482.113/1.500 = 13.655

Quiere decir que un encuestado representa a 13.655 electores, por eso es un error estadístico decir cosas como: “El 50% de los venezolanos quiere votar”

Así que no se preocupe si no le encuestan. Ya ve que hay muy pocas probabilidades para eso.

Elementos para manipular

Los medios de comunicación a veces incurren en errores graves a la hora de interpretar encuestas, pero también las empresas que se dedican a eso usan ciertos trucos para inflar números. Por ejemplo decir que el 60% “de los venezolanos”  prefiere a tal cual o cual candidato es un error pues como vimos más arriba, el universo de toda encuesta comicial que sea predictiva es el padrón electoral y no la población de Venezuela que en este caso es, según el último censo, más de 30 millones de habitantes. Lo correcto es decir “60% de los encuestados” pero los titulares de medios siempre dicen otra cosa.

Otro aspecto importante es el de los indecisos. Las encuestadoras invisibilizan este dato o lo suman a los porcentajes finales o al candidato que les interesa “inflar”. También suelen meter en un mismo saco dos ítems que son distintos: NO SABE/NO CONTESTA. La encuestadora que haga eso no es seria porque no es lo mismo no saber que no contestar. Los expertos aconsejan preguntar directamente al entrevistado “¿Por quién no votaría?” para establecer un parámetro más o menos confiable. Tomemos en cuenta la teoría de la espiral del silencio (Elizabeth Noelle-Neuman):  “Si la opinión pública es el resultado de la interacción entre los individuos y su entorno social, para no estar aislado, un individuo puede renunciar a su propio juicio. Este temor al aislamiento es parte de todos los procesos de Opinión Pública”. Es decir, algunas personas no responderán por miedo o simplemente se plegarán a la “mayoría victoriosa”.

Otro elemento de manipulación es violar el principio de aleatoriedad, es decir, la oportunidad que se tiene de formar parte de la muestra respetando la pirámide poblacional de cada región. Cuando se dice que una encuesta es “nacional” pero solo cubre 10 o 15 estados del país, sus resultados no son confiables. Todo periodista debe solicitar la ficha técnica de la encuesta, especialmente cómo se elaboró la muestra la cual debe ser representativa.

Hasta la forma de preguntar puede prestarse para manipular o provocar la respuesta que queremos. Las preguntas deben ser cerradas, no contener ambigüedades o más de un elemento como por ejemplo: ¿Usted votaría por fulano o por mengano?.

Así que bienvenidas las encuestas pero tengamos cuidado con las falsas ilusiones…O ¿números?.

 

Nota: con información de la profesora Sandra Crucianelli, instructora del curso “Cobertura de elecciones en la era digital: Cómo analizar encuestas y chequear campañas” del Knight Center, Universidad de Texas (Austin, EEUU).