Archivos Mensuales: abril 2019

“No se olvide de la noticia”


El tugurio de Luisana

“¿Cómo hacer para regresar a un periodismo respetuoso de las normas éticas?” (EDR)

Pensaba dedicar estas reflexiones al “MinCi paralelo” creado
por el gobierno de la República de Miranda (léase Juan Guaidó), pues el
periodista que designaron como director de ese “ente de razón” lo cual según el
RAE “notieneserrealyverdaderoysoloexisteenelentendimiento”,
es uno de los íconos del antiperiodismo que ha anidado en Venezuela y que
vergozosamente desde el exterior anima invasiones, sanciones y conspiraciones
contra su propio país, además de fabricar falsos positivos que ahora llaman “fake
news”.

Pero un mensaje de guasap me hizo ver el día de otra forma. Un pellizco en el corazón, como dice aquel verso, me llevó al pasado, a mis últimos años en la Escuela de Comunicación Social de la UCV cuando cursé “Periodismo Informativo V” con Eleazar Díaz Rangel. El primer día de clases fue un reto. Eleazar llegó y cautivó a las chicas…

Ver la entrada original 512 palabras más

“No se olvide de la noticia”



“¿Cómo hacer para regresar a un periodismo respetuoso de las normas éticas?” (EDR)

Pensaba dedicar estas reflexiones al “MinCi paralelo” creado por el gobierno de la República de Miranda (léase Juan Guaidó), pues el periodista que designaron como director de ese “ente de razón” que, según el RAE, “no tiene ser real y verdadero y solo existe en el entendimiento”, es uno de los íconos del antiperiodismo que ha anidado en Venezuela y que vergozosamente desde el exterior anima invasiones, sanciones y conspiraciones contra su propio país, además de fabricar falsos positivos que ahora llaman “fake news”.

Pero un mensaje de guasap me hizo ver el día de otra forma. Un pellizco en el corazón, como dice aquel verso, me llevó al pasado, a mis últimos años en la Escuela de Comunicación Social de la UCV cuando cursé “Periodismo Informativo V” con Eleazar Díaz Rangel. El primer día de clases fue un reto. Eleazar llegó y cautivó a las chicas del curso. Atractivo y seguro de sí mismo solamente dijo: “Buenos días”, y un lado de su cuerpo se posó en el escritorio. Miró a sus estudiantes y ordenó: “Redacten una información sobre la noticia internacional del momento. Regreso en 40 minutos”. A sus espaldas quedó un desconcierto generalizado. En esos años no había celular, ¡no había google!. Se sentía en el aire el arrepentimiento de no haber leído el periódico en la mañana. Repasé mentalmente los kioscos del pasillo de ingeniería y traté, en vano, de recordar los titulares para de allí colgarme como quien toma el último autobús y así poder dar rienda suelta al relato. Eso fue en 1975 y estaba terminando la guerra de Vietnam. No tenía la noticia del día, pero no dormía leyendo sobre el horror del conflicto más largo que alimentó Estados Unidos. Ya circulaba un librito de Eleazar: “Pueblos Subinformados” (1967) donde analizaba el rol de las agencias de noticias en América Latina y cómo disfrazaban la información. Escribí mi nota sobre Vietnam y exactamente a los 40 minutos él regresó. “Entreguen y salgan”. A la siguiente clase devolvió aquellas cuartillas. En la mía decía: “para la próxima no se olvide de la noticia”.

Entonces aprendí la lección: el arte de escribir bien, aún bajo la presión de un tiempo de entrega, sin olvidar la noticia, sin sacrificar la verdad.

Años después estrenaron una serie en la TV por cable: “The Vietnam War”, de Ken Burns y Lynn Novick,  y cuando empezaba el primer capítulo, Eleazar, quien ya no era mi profesor sino mi amigo, me mandó un mensaje de texto al celular: “Va a empezar una serie sobre Vietnam ¿Te acuerdas? Grábala. No pusiste la noticia y por eso sacaste 12”.

De lo que sí me olvidé fue del MinCi paralelo y de su “director”. A propósito de esto copio una pregunta que se hizo Díaz Rangel en “Periodismo, Medios y Comunicación”, libro que me obsequió justo hace un mes, cuando fui a verlo con la colega y amiga Mariadela Linares al Hospital Militar. Aquí hago un inciso para decir que ese domingo lo encontré con su sonrisa de siempre. Le pedí disculpas por no haber podido ir a buscar el libro a la sede de Últimas Noticias pero él señaló hacia un sofá cercano y me dijo: “ahí hay varios ejemplares, toma uno”. Mariadela se lo acercó y él lo firmó. En dos noches leí el texto y de allí copio, como dije, una pregunta clave que se hizo su autor: “¿Cómo hacer para regresar a un periodismo respetuoso de las normas éticas?”. Sí. ¿Cómo hacer?

¡Buen camino, Eleazar!

Testimonios: a veces no se cumple un cronograma de racionamiento eléctrico


Sobre el plan de administración de carga “solidario” para estabilización del Servicio Eléctrico Nacional. Según estos testimonios la electricidad va y viene sin ningún cronograma…

El último apagón nacional fue el martes 9 de abril y según el ministro Jorge Rodríguez, ocurrió como secuela de los ataques perpetrados contra el Guri el 7 y 25 de marzo respectivamente.

Como a las 11 de la noche, creo que 11 y 15 pm, se fue la luz y mis celulares estaban descargados, no había comprado velas y la mini linterna LED rosadita no tenía casi batería.

Me quedé en neutro, encandilada aún con la última imagen que vieron mis ojos y ese silencio característico de cuando se te apaga la modernidad. Hace poco un amigo reflexionaba sobre ese “ruido” al cual nos hemos habituado: motores, música, sonidos que el hombre de las cavernas nunca escuchó. Recordé un discurso de la constituyente María León en la Plaza Bolívar aquel 8 de marzo, el día después del primer apagón. Ella decía que Bolívar había libertado siete naciones sin luz ni celulares…Pero ¿cabía esa comparación?

Al apagón, el tercero ya, siguió lo de siempre: todo negro porque ni las luces de la calle o de la autopista. La inteligencia de algunos opositores de mi comunidad apenas dio para gritar “Maduro coño e’ tu madre” ¿no tienen más nada en el cerebro? Y pues corrí a desenchufar los aparatos y a recoger agua. Resignada recorrí la casa de memoria, con cuidado para no pisar a la gata. Me senté en la sala y me puse a cantar…

A la 1 y 10 am vi luces a lo lejos y esperé. El servicio se repuso a la 1 y 15 am y hasta ahora no ha fallado. Pero internet viene de visita, se va por días como los gatos vagabundos, y regresa cuando nadie lo espera.

Pero ya el Plan de Administración de Carga Solidario había arrancado en toda Venezuela menos en Caracas. Ingenieros amigos siempre me decían “en Caracas no se va la luz”. Bueno no se iba porque ahora se va…El nuevo ministro Igor Gavidia y su equipo están haciendo que eso no vuelva a ocurrir en el centro de poder. Mientras tanto otros son los afectados y por eso quise escribir este post, para rescatar lo que están viviendo en otras regiones mientras se hacen esfuerzos verdaderamente heroicos para lograr algo parecido a la normalidad.

Testimonios

Hemos comenzado a recoger testimonios de los afectados, de los que están dentro del PACS con la intención de que quizás llegue a oídos oficiales y se mejore la calidad de vida y se corrijan debilidades.

Desde Las Vegas de Táriba en Táchira nos dicen que a veces pasan hasta 36 horas sin luz. Llega por ratos y se va. Los electrodomésticos permanecen apagados. A veces el corte es desde las 8 y 30 am hasta las 12. En una oficina la gente retoma el trabajo manual, arregla papeles y espera. En los colegios los maestros solicitan a los representantes agua. No han perdido clases por el racionamiento. Otra cosa es que en esa región ya los cortes de luz eran una costumbre y por eso no se diferencia mucho cuándo es el PACS y cuándo un apagón…

Desde Guarenas nos cuentan que es más el tiempo sin luz y que no tienen un horario específico, es decir, no se está cumpliendo un plan entonces viven a merced de la sorpresa. A esa familia se le dañó la nevera y entonces preparan solo lo que van a comer el día. Mi amigo relata que lee mucho ahora y a veces juega ludo con su familia. En Guarenas el racionamiento es “irregular”. Muchas familias ponen a los niños a leer, a adelantar clases. Los vecinos juegan dominó…Eso cuando es fin de semana…

Un tuitero escribe desde Lechería, Anzoátegui, y ante la pregunta ¿qué haces cuando no hay luz?: responde: “Leer a la luz de las linternas, conversar con mi familia o intentar dormir. Todos los días tenemos racionamientos de 3 a 12 horas de duración, no hay nada establecido, ni formal. Con los electrodomésticos se hace algo muy simple: bajar los breakers.
Si es día hábil y el corte es diurno, trato de mover mi lugar de trabajo”

El “kit” para emergencias eléctricas incluye: “Varias linternas, un radio, panelas de hielo, libros y ropa fresca como mínimo”

En Cabudare la situación es dramática porque no hay un luz en todo el día y solo llega a las 3 de la mañana. Una amiga se queja del calor y los zancudos. Pone a sus niños a dormir en colchonetas, en la sala de la casa donde entra un poco de fresco.

En Zulia, otra amiga refiere que tampoco hay un orden en el racionamiento. No se sabe cuándo llegará la luz. Han perdido casi todos los electrodomésticos. El celular casi nunca tiene señal. Además se suma la falta de agua, los altos precios, los bachaqueros. “No exagero, vení a pasarte unos días pa’ que vos veáis”…

Son apenas los primeros testimonios. Falta saber cómo hacen comercios, colegios, centros de salud, etc…

Este plan de administración de carga era inicialmente de 30 días pero han dicho que puede extenderse por todo el año…Quizás haya que ajustarlo, que la gente sepa qué pasará con sus vidas cada día sin luz. Falta información y especialmente “cultura” de racionamiento eléctrico.

Las traiciones de Lenin


Era cuestión de tiempo. El presidente de Ecuador, Lenin Moreno, sucesor de Rafael Correa, había manifestado su incomodidad por la permanencia del periodista australiano y fundador de Wikileaks, Julian Assange, en la embajada ecuatoriana con sede en Gran Bretaña.

El estado ecuatoriano concedió asilo político a Assange en 2012 y desde entonces el periodista se refugió allí, luego de destapar numerosos casos de crímenes de guerra cometidos por Estados Unidos en Afganistán e Irak, así como la develación de millones de cables que revelaban la injerencia de la secretaría de Estado norteamericana,en tiempos de Hilary Clinton, en los asuntos internos de otros países.

Ahora Julian Assange está en riesgo de ser entregado a la “justicia” norteamericana que era precisamente de lo que se le protegía. Assange fue sacado violentamente de su refugio por la policía británica mientras gritaba “¡Gran Bretaña debe resistir!”, refiriéndose a la solicitud de Estados Unidos que pide su extradición.

Assange inauguró una nueva forma de hacer periodismo a través del sitio Wikileaks donde aprovechó las bondades de internet para publicar información privilegiada, documentos secretos, sin editar y protegiendo las fuentes, buscando cambiar las relaciones de poder en el mundo.

Tras su detención, circularon nuevos archivos aunque Wikileaks ha dicho que no fue una “liberación” de documentos en respuesta a la captura de Assange, sino que son materiales disponibles desde siempre para que la gente los baje incluso sin conexión a internet.

Suspender el asilo al ciberactivista australiano, es la última de las muchas traiciones de Lenin Moreno quien de la mano de Rafael Correa llegó a ocupar un importante y estratégico espacio geopolítico. Por eso reiteramos la importancia de no abandonar lo conquistado. Desde su triunfo electoral no ha hecho sino desgranar traiciones como jefe de un gobierno absolutamente entreguista, arrodillado al imperio norteamericano.

El primer traicionado fue el propio Correa a quien incluso montó un juicio por presunta corrupción. Luego arremetió contra su compañero de fórmula, el ex vicepresidente Jorge Glas, quien fue sentenciado a seis años de cárcel por decisión de un tribunal.

El 21 de enero de 2019, Moreno autorizó la creación de brigadas para verificar la legalidad de los migrantes venezolanos en la localidad de Ibarra, a raíz de un feminicidio cometido por un venezolano. Esta acción ocasionó una poblada xenofóbica y criminal contra los venezolanos que debieron ser rescatados por el gobierno del presidente Maduro.

El 23 de enero de 2019 desde, desde Davos, Suiza, el “licenciado” Moreno, como le dicen en Ecuador, reconoció al autoproclamado Juan Guaidó, ignorando la Constitución venezolana y poniéndose del lado de gobiernos hostiles al mandato de Nicolás Maduro.

En marzo de 2018 un grupo irregular colombiano secuestró y asesinó a tres periodistas ecuatorianos del diario El Comercio. Se acusó a Moreno de sacrificar la vida de los comunicadores en aras de preservar la soberanía de Ecuador.

¿Hasta dónde llegará el licenciado Lenin?

Firma aquí por la NO extradición a EEUU de Julian Assange

Vamos bien, Fidel…


El 8 de enero de 1959 La Habana amaneció tomada por los revolucionarios que la liberaron del yugo batistero. Territorio Libre de América, rezaba el eslogan patriótico de Radio Habana Cuba y que muy bien cabría en este caso para Venezuela pues en medio de una Latinoamérica ahora fascistoide, la Patria de Bolívar y Chávez es el faro que ilumina al mundo y que tiene en jaque a un imperio tan poderoso como Estados Unidos.

Ese 8 de enero de 1959, según las crónicas de la época, el líder indiscutible Fidel Castro Rus decía: “la alegría es inmensa y sin embargo queda mucho por hacer todavía. No nos engañemos creyendo que en lo adelante todo será más fácil. Quizás en lo adelante todo será más difícil”. Y fue así. Cuba padeció después el más brutal bloqueo económico de Estados Unidos y sólo algunos países auxiliaron a la isla caribeña especialmente la Unión Soviética. El pueblo cubano ha resistido y se ha fortalecido, desarrollando un espíritu libertario, demostrando ser los mejores en áreas como la educación, el deporte, la salud, pero por encima de todo en el resguardo de su soberanía.

De un artículo publicado en 2012 en Radio Rebelde, tomo el siguiente texto a ver si les suena conocida la frase. A raíz de aquel discurso de Fidel surgió la pregunta a su compañero de lucha Camilo Cienfuegos: “¿Vamos bien, Camilo?”. Y Camilo le respondió: “Vamos bien, Fidel”. Una corta respuesta que luego Fidel asumió como emblema comunicacional para el llamado “período especial” de Cuba y que simbolizaba cada paso, cada éxito, cada logro en las batallas diarias del digno pueblo cubano.

Después la “contra” diría que eso no ocurrió así, que realmente Fidel lo que preguntó a Camilo fue “¿Se oye bien, Camilo?” ante los problemas de sonido en el histórico evento.

Hoy Venezuela transita por caminos tan difíciles como los de la tierra de Martí. Asediada ante una criminal guerra económica, financiera, mediática, cibernética, eléctrica que no ha dado tregua, quizás reforzada en las debilidades (que las tenemos) de algunas políticas y acciones del gobierno bolivariano, Venezuela no obstante se levanta, con dificultades, claro, y vuelve a enarbolar la bandera de su soberanía después de los ataques a nuestro sistema eléctrico nacional durante todo el mes de marzo de 2019.

Por eso digamos con orgullo: “Vamos bien, Nicolás”

Vamos bien white dog…

#GuerraEléctrica Le cortaron la luz a Motta Domínguez


Hoy hemos respirado…

01 de abril: La luz llegó a las 6 y 30 am a mi casa y hasta esta hora no ha fallado…

El problema, como dije ayer, es el agua y eso sí que está fallando. Está siendo fuertemente racionada para que alcance y cubra las necesidades de todos. Eso al menos en mi edificio y en la comunidad donde vivo…La gente que tiene facilidades (vehículo) va a los llenaderos de agua o a las fuentes naturales para surtirse. Fuentes que, por cierto son de agua potable, apta para el consumo humano y no como han dicho por ahí que proviene de El Guaire…Eso lo dijo CNN y es falso.

Familias completas van con sus botellones, baldes, potes, cualquier cosa que sirva para recoger el vital líquido. El gobierno bolivariano hace esfuerzos por llevar agua a todos los rincones. ¿Quien se llena de dinero con este asunto? Los camiones tipo cisterna aunque el agua es pública y gratis. Son los llamados “cisterneros” cobran un billete y en algunos casos el gobierno está subsidiando el servicio…

Ahora la guerra es contra la falta de agua... #Venezuela #GuerraEléctrica
El pueblo se organiza

Hay un descontento que se palpa en las conversaciones cotidianas. Sigue la falta de información y entonces se imponen las libres interpretaciones…¿Lo entenderá el gobierno y sus asesores?

Una escena que ya es común en Venezuela…

Hoy se inició abril y pudimos trabajar en paz…Sin embargo hay zonas de Venezuela donde la gente lleva casi 20 horas sin servicio eléctrico. Creo que el racionamiento anunciado por el presidente Nicolás Maduro golpeará más a las regiones, especialmente a los estados que están “a la cola” del Servicio Eléctrico Nacional, es decir los occidentales como Táchira, Zulia, Mérida, Trujillo. “En Caracas nunca se va la luz” me decía en estos días alguien pues “es el centro de poder”…Eso era antes, porque ahora se va todos los días, le respondí. Todos esperamos que el presidente Maduro bote al actual ministro de energía y presidente de Corpoelec, Luis Motta Domínguez aunque en toda esta crisis no ha aparecido más desde que dijo que el primer apagón lo resolvería en tres horas…Creo que a ese ministro le cortaron la luz y no nos han dicho aún…

En efecto, Maduro acaba de destituir a Motta Domínguez por Igor Gavidia y creó además un Estado Mayor Eléctrico dirigido por Néstor Reverol.

Gavidia, de 66 años, es un ingeniero eléctrico egresado de la Universidad Central de Venezuela (UCV) y trabajador de la industria con más de 20 años de experiencia en el sector hidroeléctrico.

El nuevo ministro de Energía Eléctrica Igor Gavidia

Igor Gavidia sustituye a Luis Motta Domínguez

El año 2000 integró el equipo de discusión para la elaboración del proyecto de Ley del Servicio Eléctrico Nacional. Desde noviembre de 2009 se desempeñó como presidente de la compañía estatal Electrificación del Caroní (Edelca). 

También ejerció como viceministro del Servicio Eléctrico y entre otras funciones se destaca su desempeño como director del Centro Nacional de Despacho del Ministerio del Poder Popular para la Energía eléctrica.

Igor Gavidia formó parte, además, de la junta interventora de la sociedad mercantil Corporación Eléctrica Nacional (Corpoelec).

“A partir de hoy asume el Ministerio de Energía Eléctrica, sus funciones y la presidencia de Corpoelec para el plan especial administrado y para la  nueva etapa que tenemos que abrir de derrota definitiva de toda la guerra eléctrica, de estabilización del sistema eléctrico del país”, dijo el presidente Maduro al anunciar su nombramiento.

Mientras tanto…

Me avisan que en Trujillo ya “se fue la luz”…Hoy hubo fuertes protestas en Trujillo, trancas de calles etc pues allá hay otros muchos problemas: escasez de gasolina y de gas especialmente. También ha sido rudo el movimiento bancario y financiero. Ya funcionan los puntos de venta y puedes usar dinero plástico pero no hay casi efectivo y además es plena quincena.

Lo malo es el calor de Semana Santa que ya comienza a apretar. Cuando lleguen esos días hay que emigrar a Mérida…

Las universidades y colegios deben reprogramar actividades. Quizás flexibilizar el esquema presencial por la falta de transporte público. Daños colaterales a las acciones criminales del autoproclamado Juan Guaidó. ¿Cómo es posible que abogue por los derechos humanos quien precisamente nos tiene en la peor de las crisis?

Lo malo es el calor de Semana Santa que ya comienza a apretar. Cuando lleguen esos días hay que emigrar a Mérida…

Me molesta que no he podido lavarme el pelo. Otra amiga me confió lo mismo “tengo el pelo pastoso”…Es difícil también mantener la casa limpia y la ropa al día. Nos prohíben lavar por ahora y también exigen el uso moderado del fregadero (o sea no laven los platos).

Las mascotas también pasan lo suyo…

Frases de esta guerra eléctrica: ¿Hay luz? ¿Tienes luz? Se fue la luz; #SinLuz #Apagón

Hay que escribir rápido para que no te sorprenda el #apagón … Hoy siento que me voy acostumbrando ¿Y tú? Cuéntame cómo te va con este lío…

Una costosa fantasía


Habíamos dicho en distintos escenarios que el “autoproclamado”, Juan Guaidó, estaba cumpliendo su amenaza de hacer un paro escalonado de empleados públicos y la forma más artera y encubierta era precisamente provocando lo que ocurrió el pasado 7 de marzo y ahora el lunes 25, es decir, dos acciones criminales en menos de un mes, en contra de nuestro sistema eléctrico nacional. Se buscaba proteger a la gente de la oposición en sus cargos (pues al no haber luz lo más normal es no ir al trabajo), y por el otro generar el natural descontento en la gente.

Nos dio coraje e impotencia vivir este nuevo golpe porque vimos su impacto en las zonas alejadas a la capital. Desconcierto y zozobra es lo que impera cuando te quitan un servicio vital como la energía eléctrica porque también arrastra las telecomunicaciones, y la desinformación alimenta las dudas. Ese es el esquema que están aplicando ahora pero con resultados absolutamente contrarios a lo que esperan, es decir, resistencia con dignidad y una paz a toda prueba es con lo que el pueblo ha respondido.

Pero cuando nos llegaban intermitentes las noticias y lográbamos monitorear las redes sociales nos encontramos con fotos de la esposa del autoproclamado, sentada al lado del presidente estadounidense Donald Trump. En ese mismo salón ya estuvieron María Corina Machado y Lilian Tintori.

Al mismo tiempo que aquí se perpetraban los ataques contra el Guri, la señora Guaidó (que como periodista estuvo contratada en la Asamblea Nacional en desacato desde enero de 2016 hasta enero de 2019 pero jamás fue a laborar, según fuentes de la Dirección de Información de la AN) disfrutaba de sus 15 minutos de fama, vestida a la usanza de la Tintori: trajecitos de cuello alto, manga larga y cabello lacio (nada “étnico”). Luego viajó a  Miami para encontrarse con su “par”, Melania, y repetir la frase en consonancia con las acciones terroristas: “pronto nos encontraremos en libertad”. Ya Wikipedia le dio el cargo de “activista por los derechos humanos”, el mismo que ostentan otras damas de la oposición sin salir de la casa.

Paralelamente el contralor general de la República, Elvis Amoroso, anunció la decisión de inhabilitar para ejercer cargos públicos a Juan Guaidó por 15 años. El consentido de Trump ha hecho en dos meses 91 viajes al extranjero (lo que se haría normalmente en ocho meses) a un costo de más de BsS 310 millones (unos 100 mil dólares), además de los gastos de alojamiento en diversos países por más de BsS 260 millones. No se incluyen los viajes de su esposa, ni la asesoría de imagen ni mucho menos su vestuario. 

Una costosa fantasía que viven estos sweethearts latinos a costa del pueblo venezolano ¿Cuándo se romperá el hechizo? ¿Quién y cómo lo hará?.