Archivo de la etiqueta: Guerra económica

Infartos, ACV y cirugía capilar para “kids”


Luisana Colomine

La publicidad, por definición, trata de ser un reflejo de la sociedad en la cual se desenvuelve, pero en el caso de Venezuela, especialmente durante este lapso de severa crisis económica, se comporta, más bien, como un “espejo distorsionado” de nuestra realidad.

Lo que nos dispara la televisión (para no hablar de las redes sociales y otros formatos) va en contra de lo que desesperadamente necesitamos. Formar y educar para cambiar radicalmente lo que nos ha impuesto el modelo neocolonial durante años.

En 1986 el investigador canadiense Richard W. Pollay desarrolló su teoría del “espejo distorsionado” o “deformante”, en un estudio donde describió los valores culturales en campañas publicitarias de tres países. Pollay identificó hasta 42 valores transnacionales asociados en su mayoría al consumismo y al materialismo, concluyendo que la publicidad distorsiona los valores de la sociedad donde se encuentra.

Criticado por los amantes del “advertising” al considerar que sus posiciones son muy severas y negativas, Pollay esgrime que “una defensa común de la publicidad es que ésta debe estar en armonía con la cultura; los mensajes deben emplear símbolos y valores culturales que la audiencia acepte y comprenda fácilmente pero este argumento generalmente ignora varios puntos clave: (1) cualquier cultura es un mosaico de valores múltiples, (2) la cultura se caracteriza en gran medida por la importancia relativa de estos valores, y (3) no todos los valores culturales se emplean y se hacen eco en la publicidad” (Pollay,1986)

Esta premisa de Pollay nos hace reflexionar sobre el hecho de que en la Venezuela de hoy es difícil sembrar “valores socialistas” o salir del esquema mental rentista-petrolero si tenemos al “mago de la cara de vidrio” hipnotizando a una audiencia cautiva que incluye niños y niñas.

Publicitar productos de primera necesidad difíciles de conseguir (arroz, cereales, Toddy, avena, café, granos) o que son muy costosos (champú, pasta dental, carros, propiedades en Miami, etc) incrementa, además, los niveles de estrés y descontento de manera sutil y subliminal porque refuerzan las carencias. Una amiga comentaba que “no has salido de la casa en la mañana y ya estás arrecha porque no tienes desodorante, ni con qué perfumarte, ni hay leche pa’l café”.

De un estudio que adelantamos sobre el discurso publicitario de la crisis, citamos dos ejemplos. La cuña de la cirugía capilar para niñas que promueve una crema alisadora elaborada con fuertes químicos y que venía siendo usado por gente adulta para “planchar” el cabello y eliminar volumen. En el spot, una niña morena (porque el pelo crespo se asocia solo a personas morenas o negras) muy feliz bate su larga y lisa melena azabache. Se supone que alisó sus rizos porque el pelo lacio es más “nice” (aunque solo refuerza la imagen “ideal” del prototipo que vende la publicidad). Hay madres angustiadas porque no pueden comprar ese producto a sus hijas ya que el champú y la crema cuestan ocho millones de bolívares.

Nos preguntamos: ¿Dónde está la Lopna o Conatel? Un médico pediatra nos informó que las niñas en crecimiento aún deben experimentar cambios hormonales que afectan también el cabello. El uso de esos químicos puede generar decoloración, irritación del cuero cabelludo, alergias y pérdida o una modificación que a la larga puede resultar peor.

“Me va a dar un infarto”

La tendencia moderna de la publicidad en tiempos de crisis es “contar historias” para lograr una conexión emocional (no racional) con el consumidor. Además, los anunciantes necesitan informar que aún producen todo lo que te hace feliz (que no siempre es lo que necesitas) aunque no veas nada de eso en los anaqueles o los consigas a precios impagables. Se trata de empresas que reciben dólares preferenciales para importar productos terminados y/o materia prima pero su producción inexplicablemente solo se “ve” en esas cuñas de TV, cine, internet, periódicos, revistas o redes sociales.

Hablando de “historias” nuestro segundo ejemplo es una cuña donde la muerte también “vende”. Es increíble cómo se combinan dos estados tan disímiles como la felicidad y la muerte en un mensaje de 30 segundos. “Si Antonio me llama (felicidad) me da un infarto (muerte, sufrimiento, dolor)”. No te dicen cómo evitar el problema o prevenirlo sino cómo pagar una solución que no necesariamente es seguir viviendo sino quizás un buen servicio funerario. En un focus group sobre esa campaña preguntamos a los participantes si sabían el nombre del producto: nadie supo pero en cambio recordaban con detalle cómo le dio el infarto al corredor, a la chica del gimnasio y el ACV (Accidente Cerebro Vascular) al vendedor.

Entonces la publicidad que nos muestran nuestros “creativos” en medio de la crisis/guerra económica resalta más los valores del “Yo”: belleza, juventud, confort, salud, éxito, poder, etc, por encima de lo colectivo, lo social, lo productivo, el trabajo, el esfuerzo y la solidaridad. No se centra en difundir ofertas, precios solidarios, jornadas de salud o alimentación para aliviar en algo la situación o hacer un aporte en nombre del producto x. No. Siguen el patrón de la publicidad meramente vendedora ignorando olímpicamente las necesidades reales del pueblo por lo cual necesitamos romper, urgentemente, el “espejo distorsionado” del cual habla Richard Pollay y construir una nueva comunicación publicitaria.

Lea aquí el artículo completo de Richard Pollay

Comisión Constituyente de Economía debate sobre especulación, manipulación cambiaria y liquidez monetaria en la banca


Alimentos, medicinas y transporte se definen como áreas prioritarias. El tema cambiario (rol del BCV), la corrupción y la burocracia como problemas fundamentales. El petróleo como herramienta para frenar la manipulación del dólar. La economía comunal se perfila como modelo económico contra el rentismo petrolero

La Comisión de Economía Diversificada y Productiva (CEDP) de la Asamblea Nacional Constituyente entregará este lunes al presidente Nicolás Maduro un conjunto de ideas tendentes a enfrentar la coyuntura económica en las áreas más sensibles que afectan actualmente al pueblo venezolano.

Durante su primera reunión este viernes, en la Casa Amarilla, luego de ser aprobada formalmente por la plenaria constituyente el jueves 24 de agosto, la Comisión se instaló con 25 miembros. En los primeros encuentros de ese cuerpo, donde llegaron a participar 117 constituyentes, Aristóbulo Istúriz fungió como presidente hasta que se separó de la ANC para dedicarse a la candidatura por la gobernación del estado Anzoátegui. A Istúriz lo sustituyó el constituyente Jesús Farias (Territorial Caracas) en la presidencia de la Comisión y finalmente fue designado Eduardo Piñate (Territorial Apure) como presidente de la CEDP y en la vicepresidencia Orlando Camacho (Sectorial Empresarios).

La presidenta de la ANC, Delcy Rodríguez (Territorial Caracas), en una breve intervención, solicitó a los miembros de la Comisión trabajar en aspectos que llamó “estratégicos” para presentar a Maduro las ideas este lunes: “La amenaza de la violencia está presente y la violencia atenta contra la paz. Tenemos que mantener la paz para poder superar este momento y por eso vamos a atender prioritariamente aspectos estratégicos como la especulación, la manipulación cambiaria”, dijo Rodríguez.

Delcy Rodriguez

Presidenta de la ANC, Delcy Rodríguez con el presidente de la Comisión de Economía Diversificada y Productiva, Eduardo Piñate

Al referirse a las recientes sanciones contra nuestro país, asumidas por el presidente estadounidense Donald Trump, Rodríguez dijo que “una agresión de esta naturaleza puede llevar a la desestabilización de Venezuela. Es una agresión multiforme que vamos a sortear. Julio Borges le pidió a Trump un bloqueo financiero contra Venezuela. Bueno ya lo complacieron. También hemos sabido que la oposición está pidiendo armas a los Estados Unidos, por eso digo que la paz lograda está siendo amenazada y tenemos que trabajar para su preservación, porque para superar esta coyuntura económica debemos primera garantizar la paz”.

Propuestas en mesa
En términos generales el espíritu que prevalece dentro de la Comisión es adoptar medidas que privilegien la producción y reduzcan la importación de productos terminados, para invertir no solo los esfuerzos sino las divisas en ese terreno. Istúriz había dejado ya una metodología de trabajo para atender un escenario de corto plazo con los problemas más urgentes como alimentos, medicinas y suministros para el transporte, entre otros, y el escenario estructural que contempla el modelo económico a adoptar y que llevaría a un debate en profundidad.

La economía comunal también se perfila como un esquema económico alternativo y propicio para salir del rentismo petrolero. El apoyo al trabajo productivo que vienen desarrollando más de 100 comunas en Venezuela así como la labor de las organizaciones del poder comunal, consejos comunales, movimientos sociales y los Consejos Populares de Trabajadores (CPT). Todo ello bajo el impulso de los 15 motores productivos, entre ellos el Comunal, como parte de la política económica impulsada por el presidente Nicolás Maduro. David Paravisini (Sectorial Pensionados) al defender esta posición como parte de un trabajo presentado por nueve constituyentes más, adelantó también la propuesta de declarar ante la guerra económica una “economía de guerra”, maximizar la producción y obtener nuevos ingresos con las medidas tributarias que en su momento dictó el presidente Chávez para aquellos contribuyentes con ganancias extraordinarias y los que tuviesen también “ganancias exorbitantes”

Nicolás Maduro Guerra (Sectorial Trabajadores Administración Pública) planteó la unificación de la tasa cambiaria; fortalecer al BCV pues considera que no ha ejercido su poder; derogar el convenio cambiario No 8 de la Frontera; subsidiar a los beneficiarios del CLAP en vez de a los productos de ese beneficio “porque allí se están enriqueciendo unos pocos”. También solicitó revisar el problema de la “sobreliquidez” de la moneda y fortalecer la educación técnica para apalancar al sector productivo

María Leonet (Sectorial Trabajadores del Comercio y Banca) propuso modificaciones a los artículos 301 y 303 de la CRBV y tomar medidas para respaldar a los pequeños y medianos comerciantes así como reforzar las líneas de crédito para ese sector.

Laura Alarcón (Sectorial Trabajadores y Servicios) expresó que “hay urgencia en dar respuesta a quienes nos eligieron, el pueblo cree que esta ANC y que esta comisión no ha trabajado lo suficiente, debemos aportar soluciones que le permitan sobrellevar la carga que le impone esta guerra económica”. Pidió que se haga público cuáles son las empresas que reciben divisas y en cuáles rubros para que el pueblo haga contraloría en los comercios.

Fernando Travieso (Sectorial Trabajadores Economía Informal) recomendó identificar bien el problema económico pues opina que no sólo se debe a una página web (Dólar Today). “Eso es lo que nos han impuesto los laboratorios de información pero eso va mucho más allá”. Travieso reiteró que en hay una crisis global por el petróleo dentro de la cual Venezuela posee las más altas reservas. Habló de las cuatro grandes familias que en el mundo controlan las reservas federales (Rockefeller, Rotschild, Lazard, Mosés Israel Seif, Morgan) que a través del grupo Económico Vanguard operan mundialmente las trasnacionales del crudo y el sistema financiero. “Si no nombramos a quienes nos están atacando ¿cómo los vamos a enfrentar?” dijo el también docente universitario quien ratificó su propuesta de combatir el dólar paralelo con el aumento de recobro de venta a un 40%. Además sugirió un impuesto por acceso a la reserva en la faja petrolífera del Orinoco “indexado a la desproporción del dólar paralelo: si ellos ponen el dólar en 50 mil bolívares por un dólar, entonces nosotros cobraremos 50 veces más el impuesto por lo que nos hacen con el dólar paralelo para resarcir el daño”.

Mario Silva (Sectorial Trabajadores Economía Informal) propuso tomar medidas urgentes en materia de alimentos, medicinas y repuestos para el transporte pues “hay que mostrar recomendaciones inmediatas al pueblo”. Leyó en su celular recomendaciones de la economista Pascualina Cursio entre las cuales destacan crear condiciones para que no se pierda ni un solo dólar más del estado; sancionar la corrupción; diversificar las importaciones hacia Rusia, China o India ya que el 61% provienen de Estados Unidos. Se mostró partidario del cierre de la frontera con Colombia, idea que fue rebatida por el constituyente Gerardo Barrera (Territorial Táchira) quien además de decir que la medida de cierre afectó a los pueblos de la frontera sin resolver el problema del contrabando de extracción, anunció la reactivación este fin de semana, de la Ciudadela Comercial de la Zona Económica Especial de Frontera en Ureña, donde participan más de 30 empresas venezolanas y ofertarán sus productos a los colombianos en pesos.

Braulio Álvarez (Sectorial Campesinos) llamó la atención sobre fortalecer el Plan Siembra y en general la producción agrícola y la protección de la semilla nacional. Denunció que en el estado Yaracuy “bandas de la MUD” tienen intenciones de atacar la cosecha de maíz.

Corrupción y burocracia

Ricardo Molina (Territorial Aragua) resaltó que así como “tenemos la moral política en alto, también debemos levantar la moral económica”. Molina destacó dos problemas de la guerra económica: la corrupción y la burocracia contra los cuales “hay que dar una lucha definitiva contra la corrupción”.

Retomando el tema fronterizo con Colombia Molina afirmó que en el contrabando de extracción también intervienen individualidades del sector castrense y que debe haber “un control duro” contra eso. Al apoyar la economía comunal, reveló que la burocracia impide que ésta se desarrolle con más fuerza “por el enorme papeleo que les piden con el sólo objetivo de beneficiar a las grandes empresas”. “Hay que facilitar la producción y comercialización de la economía comunal. El PIB debería estar orientado a que el gobierno no produzca más del 20%, los empresarios 35% y las comunas el 45%. Si estimulamos la producción sin tanto papeleo mucha gente lo hará y sobre todo que el Estado les compre”.

Bladimir Labrador (Territorial Zulia) se refirió a las competencias del Banco Central de Venezuela y a la responsabilidad del ente emisor en lo que llamó “mal manejo” de la política cambiaria, sugiriendo una reunión con su directiva. “El BCV debe darle cumplimiento al artículo 318 de la CRBV, es decir que tenga una política cambiaria propia y una política antiinflacionaria que hasta ahora se rige por una página web”. Sobre el tema fronterizo resaltó el precio de la gasolina. “En Colombia un litro de gasolina cuesta Bs. 6.900 y la nuestra menos de un dólar, ¿qué negocio es ese?”. Refirió que en la frontera Zulia-Colombia apenas hay dos bombas de gasolina mientras que en Táchira hay 109. Labrador es partidario de revisar el precio del litro de gasolina en la frontera. También llamó la atención sobre el problema de la liquidez en los bancos destacando que los más afectados son los pensionados y pensionadas ya que habiendo dinero en cuentas escasea el efectivo. Propuso denunciar ante Naciones Unidas y centros financieros mundiales las recientes medidas del presidente estadounidense contra nuestro país.

Lea aquí lista de los Miembros de la Comisión

Lea aquí Decreto de Emergencia Económica


Apoyándose en el artículo 337 de la Constitución de la Repùblica Bolivariana de Venezuela sobre los estados de excepción, el Presidente puede considerar un decreto de emergencia económica.

En el artículo 338 se lee: “Podrá decretarse el estado de emergencia económica cuando se susciten circunstancias económicas extraordinarias que afecten gravemente la vida económica de la Nación. Su duración será de 60 días, prorrogables por un plazo igual”

El decreto fue leído al mediodía de este viernes 15 de enero, por el vicepresidente de Economía, profesor Luis Salas Rodríguez.

El presidente Nicolás Maduro consignó esta noche el documento a la Asamblea Nacional para que lo evalúe y lo considere.

Lea aquí el DECRETO DE EMERGENCIA ECONOMICA

Según el artículo 339 de la CRBV, el decreto que declare el estado de excepción “será presentado dentro de los ocho días siguientes de haberse dictado, a la Asamblea Nacional o a la Comisión Delegada para su consideración y aprobación y a la Sala Constitucional del Tribunal Supremo de Justicia para que se pronuncie sobre su constitucionalidad”.

Un decreto similar se dictó para la zona fronteriza en 2015.

El artículo 27 de la Ley Orgánica de los Estados de Excepción contempla que la Asamblea Nacional se pronuncie con el voto de la mayoría absoluta de sus miembros en sesión especial y dentro de las 48 horas luego de hacerse público el decreto.Si la Asamblea no se pronuncia durante el lapso de los ocho días, se considerará aprobado el decreto.

Dadas las circunstancias del país es de esperar que la Asamblea Nacional no “torpedee” las acciones del Ejecutivo. Es propicia la ocasión para que la “nueva mayoría” demuestre sus verdaderas intenciones…

 

Las miserias del automercado Plaza’s


La cola de ayer en el automercado Plaza’s de Los Chaguaramos, era signo de que llegaría algún producto regulado. Pero hace tiempo ya que decidí no hacer colas. Así que pasamos de largo y entramos al “super” para ver si había pollo o carne, pues el pernil de Navidad, aunque está en su punto, ha comenzado a aburrirnos…

Ni siquiera preguntamos qué esperaba la gente de la cola y comenzamos a hacer mercado. Me escandalizó el precio del queso concha negra: Bs. 1,900 el kilo, pues en diciembre estaba a Bs. 890. El kilo de queso Mozarella a Bs 2,324; el Kilo de mandarina a Bs 395; el Kilo de papaya a Bs. 320. Había leche descremada líquida de larga duración a Bs 290 el litro y la gente se la llevaba por cajas de 12 litros. Nosotros compramos seis litros.

Fue una suerte conseguir muslos de pollo en bandejitas a Bs 990 el kilo. Compramos tres para que nos dure al menos dos semanas. El kilo de carne molida para hamburguesas a Bs. 1,944…

Cuando nos metimos en la cola para pagar, comenzaron a llegar productos regulados. Aparecieron tres pacas de harina pan y la gente aplaudió frenética. Además podías llevarte la cantidad que quisieras y sin presentar la cédula de identidad. En casa ya no usamos de eso, así que ni me preocupé.

Luego alguien avisó que había llegado la harina de trigo con leudante. De nuevo las masas se agitaron. Faltaban brazos para agarrar los paquetes pues de eso también te podías llevar la cantidad que quisieras, sin cédula. Como tampoco usamos eso, ni me molesté.

Y de pronto…Música para los oídos…Alguien gritó: “¡Llegó el papeeeeeel”. La gente se agitó más aún. Me acerqué al sitio donde estaban las cajas y vi paquetes de cuatro rollos marca Rosal. Habían dispuesto unos ordenadores de cola para comenzar a distribuir el producto. Esto fue lo que sucedió:

¿Cuántos paquetes se pueden comprar?, pregunté

– Uno por persona, mi reina

Ok, dame uno pues

– Pero tienes que salir y hacer la cola…

¿Qué? A mi me toca hoy por número de cédula y además estoy haciendo la cola para pagar, le dije

– Tienes que salir y hacer la cola afuera – insistió

Señor no entiendo por qué tengo que salir y hacer la cola afuera…

– Esa es la orden…

No volví a preguntar pues de allí no saldría nada. Cuando me devolvía a mi carrito, la voz fuerte de un hombre estremeció el local: “¡No jodaaaaaaaa esta vaina no puede ser. Estoy dejando 12 mil bolos en esta mierda de mercado y no me quieren vender un paquete de papel tualet porque no hice la cola afuera. Coño e’ la madreeeeee!” Aplausos y vítores, todos estábamos de acuerdo con aquel hombre…Pero eso de nada sirvió porque el papel tualet sólo se lo vendieron a los que estaban en la cola de afuera.

Recordé que hace poco escribí un artículo sobre los micropoderes de la guerra económica  pues aquello era un vivo ejemplo de eso: nadie sabe quién decidió vender el producto solo a los que estaban haciendo la cola fuera del establecimiento. Nadie sabe quién decidió vender los paquetes de harina pan sin necesidad de presentar la cédula. Una cosa es segura: no fue el gobierno.

Cuando nos tocó el turno de pagar, el cajero me dijo: “¿no vas a llevar harina pan?”. Yo le dije: “No. Pero te la cambio por papel tualet”. “Negativo”, me respondió…

Al salir la cola en la calle estaba mucho más larga. habían como 100 motos y enormes camionetas negras…Nos detuvimos un rato a observar qué ocurría. Los motorizados entraban como Pedro por su casa y salían cargados de papel tualet. Evidentemente el “super” favorece a los “bachaqueros” en una cadena donde todos ganan menos el pueblo…

¿Alguna autoridad podrá hacer algo con el supermercado Plaza’s como ya lo hizo el presidente Maduro? ? ¿Hasta cuándo abusan de esa manera?

Que siga el relajo, pues, ya que el cambio de ministro en el sector de Alimentación nos suena como a más de lo mismo. ¿Por qué siempre tienen que ser militares los que controlan esa cartera? ¿Es que no basta el desastre que hemos visto con la distribución de productos regulados de primera necesidad en los Bicentenario, Mercal, o lo que ocurrió en CASA, etc? ¿No habrá entonces una investigación seria sobre la gestión del ex titular Carlos Osorio?

Nota: ciertamente no había en el Plaza’s alimento para gatos, pero sí la arena que usan para sus necesidades a Bs. 6,800 el paquete de dos kilos. 

 

 

..

Pacquiao no perdió


Perdió Venezuela

El boxeo y la lucha son deportes que datan desde la antigua Grecia y fueron de las primeras disciplinas que entraron en las Olimpíadas. Además es signo inequívoco, seguramente, de que a los seres humanos nos encanta medir fuerzas con otro y, en situaciones extremas, resolver a golpes cualquier desencuentro. Es, como el niño, el violento-a que cada quien lleva por dentro y lo deja salir de cuando en cuando. Pero nada hay de malo en el boxeo como deporte, no es eso lo que motiva estas reflexiones, no. Mucho menos cuando al menos aquí en Venezuela, está asociado con la gente más humilde, que es de allí de donde han salido nuestros campeones. De modo que el boxeo no tiene la culpa pero es algo que la industria del entretenimiento no desperdicia pues tiene todo lo que vende: show, espectacularidad, golpes, sangre, sudor, lágrimas y, a veces, hasta muerte. El cuadrilátero es adornado por mujeres con enormes tetas, seguramente operadas y vestidas de manera sucinta, y eso también le pone su granito de arena al show. Y ahora se le suman actores y actrices de la industria hollywoodense que junto a las marcas de bebidas alcohólicas o estimulantes y de cualquier otro producto, completan el cuadro que mucha gente vio este sábado por la noche, absolutamente narcotizada. “Toda la industria cultural constituye un hecho ideológico, pero la televisión capitalista es su más genuina expresión”, decía Ludovico Silva en un texto brillante llamado “Teoría y Práctica de la Ideología” que todo revolucionario-a que se precie debería leer. Pero ¿quién pensaba en eso mientras un filipino y un norteamericano negro se caían a golpes ante millones de espectadores? Y si usted no pudo ir a Las Vegas, seguramente vio todo bebiendo caña en una arepera de Las Mercedes, “pitando” ruidosamente cada vez que entre round y round pasaban la cuña del presidente Maduro, o “en familia” para que los más chicos se deslumbraran con las marquesinas gringas.

El asunto es que la dichosa “pelea del siglo” se transmitió también por Tves, en medio de una guerra económica que mantiene en vilo a Venezuela, que nos hace ir de un mercado a otro para buscar (y no encontrar) los productos de primera necesidad los cuales cada vez están más caros; que diariamente nos recuerda la carencia de divisas para mantener un Estado rentista y poco productivo, esclavo de las importaciones; que nos hace declinar en nuestra calidad de vida para poder tener sólo lo necesario y que nadie se atreve a avizorar cuándo es que terminará este período especial que nos está tocando vivir. Además se acaban de recoger millones de firmas para exigirle al presidente de Estados Unidos, Barack Obama, derogar el decreto que nos define como amenaza inusual para el país más poderoso del mundo. Encima de todo hemos mantenido desde el gobierno un  discurso socialista y antiimperialista que sencillamente recibió una andanada de golpes este sábado y quedó “noqueao” por Tves, la televisora social que nació en tiempos de nuestro querido Chávez y que se ha convertido en “más de lo mismo”, que prefiere comprar enlatados como el “embaucador” de perros, en vez de dedicarle un espacio a la Misión Nevado.

Así que no digan que perdió Pacquiao porque ese filipino aún perdiendo, ganó más de 100 millones de dólares y el otro, el “negro” Mayweather casi 200 millones de verdes, que tal vez con eso pueda indemnizar a los familiares de sus hermanos de raza asesinados en Estados Unidos.

El sábado perdió Venezuela al aceptar que Tves pagara millones de dólares para ponerse al nivel de Meridiano TV y ofrecernos un show deprimente que difundió la imagen de lo más icónico del imperialismo yankee y del tan criticado “way of life” gringo: el MGM Grand Garden Arena y Las Vegas, Nevada.

Tengamos seriedad. Sinceremos el discurso. No sigamos pretendiendo que defendemos el socialismo porque cada vez se acentúan más las contradicciones entre el hacer y el pensar, entre el actuar y el decir.