Archivo de la etiqueta: hugo chávez

¿Suspira el pueblo por AD? Algo muy malo habremos hecho


Teodoro Petkoff solía decir que en política no hay cadáveres. Lo decía él, que fue candidato del Movimiento Al Socialismo (MAS) unas cuantas veces. Nunca ganó porque el partido naranja, el partido “bonito” donde mucha gente militó después de aquella ruptura con el Partido Comunista, sacaba siempre lo mismo: 6%. “El 6% histórico”, lo llamaba Teodoro, así llenaran la avenida Bolívar y después salieran con la célebre foto a página completa en El Nacional. Pero la referencia a Petkoff no es por el MAS sino por Acción Democrática, el partido que Rómulo Betancourt sembró en 1941, “hasta debajo de las piedras”, ese que todos creyeron “cadáver” desde 1998 y que ahora inusitadamente se levanta de sus cenizas…

Y es lo más resaltante de las recientes elecciones primarias de la “unidad” donde tampoco sabremos nunca cuántos votaron. ¿Qué importa? En esas primarias emergió la AD tramposa, la que inventó aquello de “acta mata voto”; la AD de Lewis Pérez y sus computadoras donde albergaba la militancia, milímetro a milímetro de los 3 millones y pico de militantes que llegó a tener en 1983. La AD que activaba la operación “mosca” y la operación “galope” casa por casa, sacando a votar a la gente así fuera gateando. La que aceitaba su enorme maquinaria, la que inventó eso del “clientelismo” y dio paso a la política como negocio. La que después se metió en los sindicatos (porque aquí en Venezuela la cosa fue al revés: primero fueron los partidos y después los sindicatos y los movimientos sociales) y desde allí comenzaron a exigir contratos colectivos faraónicos, impagables y la administración pública comenzó a crecer, lento pero seguro, como un elefante.

Las primarias de la “Unidad” han tenido un patético resultado. Las sucesivas impugnaciones de adecos por parte de ex adecos (digo si es que eso de “ex adeco” existe porque como decía Joselo:”adeco no se hace sino que nace”) nos hacen recordar algunos episodios blancos amenizados, por cierto, con empanadas de cazón y jugo de parchita (nada de exquisiteces como proclama ahora “Lady Ramos”).

Por ejemplo cuando Eduardo Morales Gil perdió las elecciones en Sucre allá por el año 1992 frente a un médico masista llamado Ramón Martínez. Acción Democrática soltaba por primera vez en toda su historia un bastión tradicionalmente blanco. El caudillo Luis Alfaro Ucero desde Caracas le ordenó a Morales que no entregara la Gobernación y entonces aquel pueblo tranquilo y alegre de Cumaná, cruzado por el hermoso río Manzanares, vio nacer lo que ahora llamamos “guarimba”. Los periodistas llegamos a cubrir la noticia y no pudimos entrar a la ciudad pues estaba tomada por tanquetas y barricadas de alambres de púa impedían el paso…Los adecos, Morales Gil incluido, se habían alzado con la gobernación por órdenes de Alfaro quien dirigía todo desde Caracas, aunque el resultado electoral favorecía a Martínez con más del 60% de los votos. Aquello no se podía creer. El “caudillo” no aguantó más y se fue a Cumaná. Entró al palacio de gobierno con su bastón amenazante y encontró a un Morales Gil francamente derrotado y entregado porque en el fondo él, como buen académico, escritor e historiador, admitía que los adecos ya no tenían el mismo poder después del 4 de febrero y toda esa historia del “por ahora”. Venezuela ya no era la misma por culpa de un tal Hugo Chávez…

En la gobernación se presentó hasta un tribunal para dirimir aquel asunto. Entonces Morales Gil le dice a Alfaro: “Caudillo ahí está un juez que vino a reclamar la gobernación”. Y Alfaro le respondió: “¿Qué juez ni qué ocho cuartos? ¡Mándalo pa´l carajo!” Al final, los adecos aceptaron su derrota.

Qué ironía. Así pasó con el “caudillo” justo seis años después, cuando por una componenda de Lewis Pérez, Henry Ramos Allup y David Morales Bello, AD lo mandó “pa’l carajo” a él porque ya le temían a Hugo Chávez. Alfaro era el candidato presidencial y decidieron sacarle la silla para coronar a Henrique Salas Romer. Salió de forma tan intempestiva que los adecos no tuvieron ni tiempo de colocar la fotico del nuevo postulado, y entonces pusieron una fe de erratas haciendo constar que los votos que aparecieran marcando el óvalo en la tarjeta blanca, eran para Salas Römer y no para el otrora fundador del partido.

Bueno, esa es la AD que ha emergido en estas primarias, la AD de siempre, la tramposa, la traicionera, la corrupta, la clientelar, y si no fuese tan trágico ese resultado me seguiría riendo porque, caramba, para que ahora un sector de nuestro pueblo suspire por un partido como ese y crea que con los adecos se vive mejor, algo habremos hecho mal…Muy, pero muy mal…

 

Ejemplo y análisis de una entrevista complaciente


Más vale una pregunta pendeja que un pendejo que no pregunta”

Hace menos de 10 días, el alcalde del municipio El Hatillo, David Smolansky, dirigente del partido Voluntad Popular, declaró a la Radio Nacional de España que si Nicolás Maduro sigue en el poder “puede haber miles de venezolanos heridos, (…) presos (…) miles de venezolanos que caigan como hace 2 años que mataron a 42 venezolanos por nuestras protestas pacíficas”.

Además añadió que lo que ocurre en Venezuela “se asemeja a lo que está pasando en Siria”, es decir, una oposición armada, apoyada por EEUU y que ha intentado por todas las vías sacar a un presidente legítimamente electo como es Bashar Al Assad, con un saldo de 210 mil muertos y más de 10 millones de desplazados y refugiados.

En otro artículo (disponible en este mismo blog) observamos la manera cómo en Globovisión, especialmente en el programa Primera Página, se ha distorsionado lo que es la entrevista periodística, donde los anclas que conducen el espacio estelar matutino, han convertido ese género en una triste parodia de lo que en esencia es: una herramienta para obtener información, aclarar situaciones, definir posiciones y no solamente para pulsar la opinión de un vocero.

El caso Smolansky

Este lunes fue entrevistado el actual Alcalde de El Hatillo y durante los casi 20 minutos que duró el encuentro no hubo ni una sola pregunta, por parte de su entrevistadora, sobre las declaraciones dadas al medio español que hemos reseñado más arriba. Hubiese sido deseable “abrir” la entrevista con algún planteamiento sobre aquellas afirmaciones, saber de cuáles fuentes tomó el dirigente de Voluntad Popular vaticinios tan graves para el país, pero eso no ocurrió aunque la pregunta era obligada.

La técnica de la repregunta, una herramienta indispensable para el periodista ya que sobre el mismo discurso del entrevistado surgen inquietudes y dudas que es necesario aclarar, sencillamente no se aplica en ese programa. Ante voceros de lado y lado tan escurridizos y acostumbrados al lugar común, el periodista debe ejercer su derecho a la pregunta y, más aún, a la repregunta. Un buen periodista duda y no toma nada como definitivo pues nunca son tiempos de certidumbres. Hay que pensar básicamente en los espectadores o en quienes leen la entrevista en la búsqueda de información y respuestas a los problemas.

Sería injusto achacar este mal sólo a Globovisión, pues en la actualidad, casi todas las entrevistas que nos ofrecen por la tele, incluyendo al canal 8, están empañadas por este mal: cuestionarios pre elaborados; falta de tiempo; falta de investigación periodística y abuso de las redes sociales, hasta el punto de sustituir al periodista por las preguntas de twitter en una ilusión de participación que se reduce a mensajes seleccionados según la conveniencia y que sirven para medir las audiencias o el rating…

En el ejemplo que mostramos en esta oportunidad le recomendamos que analice el tono y contenido de las preguntas, hechas para que David Smolansky se explaye sobre las bondades de su gestión y pueda repetir hasta el cansancio el mismo discurso. Sólo cinco preguntas hizo la periodista en 20 minutos de programa. Lo demás se lo dejaron a tuiter donde apenas pasaron rápidamente seis mensajes de los cuales sólo dos incomodaron en algo al entrevistado. No respondió a inquietudes que tenían que ver con la inseguridad en El Hatillo o con el hecho de pedir diálogo exigiendo de entrada la salida del presidente Maduro. Los periodistas tampoco apoyaron esas preguntas y el entrevistado salió airoso.

Conclusión: el alcalde de El Hatillo tuvo casi los 20 minutos de programa para hacerse propaganda, tanto a sí mismo como a las pretensiones de la MUD de sacar a Nicolás Maduro del poder. Dominó abiertamente la entrevista, manipuló a la periodista con frases ya ensayadas como “”Haz hecho una pregunta muy importante”; llevó un discurso elaborado que nadie le cuestionó y cumplió su objetivo: reafirmar la propaganda. El desempeño periodístico: preguntas “fáciles” para que el entrevistado se luciera dejando a la entrevistadora en un papel débil y complaciente. Faltó la guitarrita y la cajita de Polar.

Aunque no es el objeto de este trabajo, debemos decir que el discurso del alcalde Smolansky es pragmático, desprovisto de ideología, sin arquetipos que puedan darnos una idea real de sus convicciones. No sale de su zona de confort: “sacar a Maduro” y la entrevistadora tampoco aporta mucho.

Veamos un breve análisis de lo que pudo ser esta entrevista y no fue:

La primera pregunta, incluyendo presentación y bienvenida al entrevistado, duró 1’ 17” y versó sobre el encuentro ocurrido en República Dominicana entre oposición, gobierno y mediadores externos.

Minuto 1,27: “No creo en diálogos con una pistola en la nuca…”
Nos preguntamos ¿Quién le tiene la pistola en la nuca y por qué? (pero la periodista no le dice nada y Smolansky sigue)

Minuto 1,43: “Han muerto 255 mil personas por la violencia en estos 17 años…”
Nos gustaría saber, alcalde, cuál es la fuente de esa cifra, si la tiene documentada…(pero la periodista sigue en silencio)

Minuto 2.03: “en 48 horas fuimos capaces de levantar más de dos millones de firmas…”
Otros dirigentes de la MUD dicen que fueron millón y medio…¿Cuál realmente es la cifra? (Pero la periodista continúa en silencio)

Minuto 2,12: “estamos muy cerca de activar la carta democrática en la OEA”
Pregunta obligada: según el artículo 20 de la Carta Interamericana para que la OEA active ese mecanismo tiene que haber una ruptura del orden constitucional en un país miembro. ¿Usted cree que en Venezuela hay una ruptura del orden constitucional? (pero la periodista sigue en un silencio exasperante y Smolansky ya luce repetitivo)

Minuto 2,36: “…hemos hecho un esfuerzo importante ante la comunidad internacional: OEA, Unión Europea, Naciones Unidas…”
Pregunta obligada: alcalde por qué se han hecho tantos esfuerzos ante esas instancias sólo para que el presidente Maduro salga del poder y no para buscar acciones que permitan matizar las relaciones gobierno-oposición en pro del pueblo venezolano? ¿Me puede decir también quién o qué entes han financiado estos esfuerzos que requieren de logística, es decir, viajes, hoteles, etc? (pero la periodista sigue en silencio)

La segunda pregunta: la hace después de casi cuatro minutos y apenas dura 36”. Sugiere además que el encargado de revisar las firmas ante el CNE, no debería tener esos documentos. Smolansky apela al ego de la periodista y le dice “Es una pregunta muy importante”, ya que le da la oportunidad para volver a arremeter contra el CNE y lo vuelve a colocar en su discurso.

La tercera pregunta gira en torno al revocatorio. La periodista cita fuentes de la MUD e insiste “qué pasa si el revocatorio no se da este año? 20”

La cuarta pregunta es sobre la posición de Bernardo Álvarez, embajador de Venezuela ante la OEA, quien afirmó que no hay razones para decretar una crisis humanitaria en Venezuela. Si la periodista hubiese investigado lo que es una crisis humanitaria, quizás habría generado un diálogo más interesante pero ella se limitó a confrontar la opinión de Álvarez con la de Smolansky y terminó instándole a que dijera qué está haciendo él en su municipio por la escasez de medicinas. Es decir, favoreció la propaganda.

Ignorar o disfrazar los hechos

Habiendo ocurrido este domingo 29 de mayo la detención de cuatro funcionarios activos de PoliChacao por estar presuntamente implicados en el asesinato del Mayor General Félix Velásquez el pasado sábado en Santa Mónica, la periodista deja el tema para la segunda parte de la entrevista y aunque pregunta a Smolansky si la oposición está financiando bandas criminales, éste no responde y ella no le repregunta. El entrevistado aprovecha una pregunta sobre la raíz de la inseguridad (lo cual es tema para un debate de horas) y lo vuelve a meter en su discurso proselitista.

Más bien él cae en una contradicción con la primera cifra que dio sobre 255 mil muertos en Venezuela en 17 años. Ahora dice que son 260 mil muertos “en casi 20 años”, pero ella deja pasar la contradicción porque evidentemente no está escuchando la respuesta y, más bien, le pregunta si el gobierno le ha hecho dotaciones. Eso le permite a Smolansky retomar la propaganda sobre su gestión y reiterar las fallas del Estado en materia de inseguridad.

Al final, la periodista insiste sobre el revocatorio y aunque ya le ha dicho que le quedan segundos para concluir, Smolansky se toma casi un minuto para la respuesta. Como ya no queda tiempo, no hay chance de repreguntar pero el dirigente dijo que además del revocatorio quedan aún la renuncia del Presidente y la Asamblea Constituyente.

Dejamos la entrevista en dos videos de 10 minutos cada uno para que usted los analice.

Parte 1: https://www.youtube.com/watch?v=werTE7trQcE

Parte 2: https://www.youtube.com/watch?v=bkzQNdnT_zc

Entrevista de Carmen Aristegui a Hugo Chávez (recuperada). Compare.

https://www.youtube.com/watch?v=fpwix0aq9jY

Luis Antonio Bigott: La UBV tiene que meterse en la candela para construir el Poder Popular


Extracto de la entrevista realizada al vicerrector de la Universidad Bolivariana de Venezuela, Luis Antonio Bigott, en noviembre de 2015 para la Revista Diálogo de Saberes (número que está en preparación). Fue cedida al Correo del Orinoco donde será publicada mañana sábado 27 de febrero.

Nos sorprende Luis con esta partida inesperada. Nunca nos alcanzará la vida para aceptar la muerte. Un honor para mí, Luis, haber compartido contigo esas horas de sabiduría, conocimiento y risas, sobre todo, risas…Gracias por tu confianza. “En tus manos estoy” con esa frase te despediste de mi apenas hace unos días…”La muerte no es verdad cuando se ha cumplido bien la obra de vida” (José Martí)

El investigador debe ser un agitador, un militante, tener alto grado de humildad y un humor extraordinario (Luis Antonio Bigott)

En uno de sus textos fundamentales, publicado en 1975, “El Educador Neocolonizado”, Luis Antonio Bigott, vicerrector de la Universidad Bolivariana de Venezuela, expone que para construir una Nación es necesario que quien pretende enseñar (dicho con palabras de Freire) “se transforme en un Educador-Investigador-Agitador”.

“Educador éste –agrega-  que debe ser (connotación utópica) un docente (connotación multivalente) que no sólo tenga la posibilidad de transmitir esa (su) propia experiencia vinculada a (su) contexto histórico”. Y en otro de sus libros, “Hacia una Pedagogía de la Desneocolonización” (2010), Bigott sentencia: “Todas las ideas, aún las más respetables, son monedas de dos caras y el educador que no logra advertirlo no trabajará nunca sobre la realidad sino sobre su fotografía”.

Acercarse al profesor Luis Antonio Bigott, vicerrector de la Universidad Bolivariana de Venezuela, e indagar sobre cualquier tema, es, entonces, una experiencia multivalente que invita, definitivamente, a militar en la agitación.

Aquella mañana lo encontramos en su amplia oficina del piso 10, en la sede de la Universidad Bolivariana de Venezuela, la misma que en el pasado albergó a algún conspicuo representante de la meritocracia de Petróleos de Venezuela. Ahora ese recinto lo ocupa un agitador, un ex guerrillero, un militante de las utopías. ¿Quién lo diría?

Puertas abiertas, la gente entra y sale como Pedro por su casa. Las preguntas rasgan el aire. “Esta oficina es como un salón, aquí se da clase, se dictan charlas, conferencias, a veces me la piden prestada y yo no tengo rollo”, nos dijo mientras mostraba una gran pizarra acrílica llena de datos, fechas, cronogramas y frases sueltas. Su escritorio formal luce lejano, vacío, demasiado brillante a punta de limpiadores, y en perfecto orden. Sólo un teléfono solitario espera que alguien lo acaricie. Bigott, absolutamente informal, cabello cano, frente amplia, mirada traviesa, voz profunda y grave, prefiere la mesa redonda ubicada a la entrada, llena de papeles, carpetas, libros, periódicos, que por su desordenada configuración, invita a sentarse y conversar.

Comenzamos hablando sobre su “Historia del Bolero Cubano (1883-1950)”, publicado en 1993, y la foto de la contratapa que le hizo nada más y nada menos que el ex guerrillero fallecido, Paul del Río. En ese texto maravilloso Bigott describe el bolero como la fusión de una estructura musical-literaria “con el acto maravilloso de estrechar, apretujar los cuerpos de las parejas en el baile (…)”. “El bolero aparece como reencuentro con nuestra identidad, como una especie de viaje exploratorio en la búsqueda de nuestros demonios interiores (…), dice, y nos lo imaginamos tal vez en el “Rincón del Fillin”, allá por los 90’ en La Habana, Cuba, oyendo a Angelito Díaz…

bigott en la habana

Contratapa del libro “Historia del Bolero Cubano (1883-1950)”. Foto: Paúl del Río

La entrevista es para provocarlo sobre la Unidad Básica Integradora Proyecto y el rol de la UBV en la creación del Poder Popular, que el Documento Rector define como una investigación que articula a estudiantes y comunidad y “que trasciende las tradicionalmente denominadas clases”.

El vicerrector de la UBV se fundamenta en un ejemplo concreto: el proyecto Barlovento, la primera zona de conocimiento productivo que se impulsa desde la Universidad Politécnica Territorial “Argelia Laya”, y donde la Casa de Los Saberes trabaja desde dos líneas: 1) diseñar el método para la producción del conocimiento y 2) la formación de cuadros científico-tecnológicos y del poder popular. Y necesariamente habla de “Hugo”, del presidente Chávez, el culpable de todo eso.

–  Yo creo que lo que Hugo diseñó como forma de trabajo para impulsar este proyecto nacional es una pista porque se planteó un triángulo metódico donde colocó en un vértice ¿qué queremos?, y a eso lo denominó la política; en otro puso: ¿cómo lograrlo? (la estrategia); y en el otro ¿con qué lograrlo? (el poder). Es decir: la política, la estrategia y el poder.

Meterse en la candela

– Nosotros comenzamos a trabajar con esa hipótesis pero eso, y es mi angustia y mi pelea aquí en la UBV, no se puede hacer desde un escritorio. Hay que meterse en la candela y yo diría que no es sacrificio. He recorrido esa zona de Barlovento, tengo una experiencia de 25 años allí, fui creador de la red afrodescendiente en mi país y una de las primeras que creamos fue el Centro de Estudios Afrobarloventeño, el Núcleo de Cultores Populares Afrodescendiente y ese trabajo es lo que está utilizando el ministro Ricardo Meléndez para desarrollar el proyecto.

Desde hace más de dos años, Luis Bigott y un equipo de mujeres y hombres apasionados por esa “candela”, invierten toda su energía en Barlovento. Viajan constantemente a la zona, conviven con los consejos comunales, con los pescadores, con la gente de la comunidad. “Yo gozo una bola trabajando allí, amaneciendo allí, es divertido y además me pagan por eso…”

–  Hay una cuestión aparencial pero está el alma, tú tienes que buscar el alma de tus interlocutores, leerles el alma…Porque yo siempre he tenido claro que en cada cuadra, que en cada calle, en cada pueblo, vive la vida y la detectas por los ojos porque ves los elementos aparenciales pero quienes hacen investigación sabemos que hay un principio fundamental: que los investigadores tenemos que ver la realidad más allá de la realidad misma, lo que decía el viejito Marx…

Rol de la UBV

A la comunidad van estudiantes de todas las universidades, pero esta universidad tiene muy bien definido lo que significa ir a la comunidad porque es la universidad del intercambio de saberes e impulsa la educación popular. Su objetivo es la constitución del poder popular”, expone el educador para referirse a Unidad Básica Integradora Proyecto, que además de ser requisito de grado, es lo que diferencia a la UBV del resto de universidades.

Desde el primer tramo de los programas de formación, el estudiante lo trabaja hasta que egresa. Sin embargo tiene un temor, pues puede que ese proyecto a la larga se transforme en “una acción fundamentalmente asistencialista” y deje de lado la investigación.

– En nuestro caso, y yo retomaría la tesis de Oscar Varsawsky, Proyecto debe tener una gran correspondencia con el proyecto nacional.

Defensor de la investigación militante, Bigott no cree en la “virginidad” metodológica, “primero porque ser virgen debe ser algo pavosísimo y luego porque no tenemos por qué temerle al uso de conceptos y estructuras (algoritmos, los llaman) que se elaboran en otras metódicas en otras disciplinas, es decir yo en una investigación puedo usar la matemáticas, la estadísticas, el arte, es decir, hay que usar todas las armas”

– Proyecto es un instrumento importante para consolidar el poder popular si tu contrastas tu accionar con el proyecto nacional, con los cinco objetivos. Por eso es que soy  crítico de aquellos compañeros que elaboran proyectos doctorales alejados de la realidad. Difícil es cuando estás metido en el candelero.

“Yo creo que el investigador debe tener alto grado de humildad y un humor extraordinario. Albert Einstein, en el Congreso Mundial de Física, le sacó lengua a todos y llegó en cholas. Los investigadores tienen la posibilidad de conocer muchos elementos de la realidad y luego devolvérselos a los sectores con los cuales han elaborado algún tipo de conocimiento en esa especie de comunión. Hay que llegar al alma. Hay un axioma: “nadie sabe más de mí que yo mismo”.

El gran esfuerzo del investigador es acercarse lo más profundo al alma de ese “objeto”. Sólo hay ciencia de lo oculto, decía Bachelart ¿Cómo llegar a eso? Hay que hacer un esfuerzo apasionado…”

Lea aquí la entrevista original completa:

LUIS ANTONIO BIGOTT RDS

 

Las zapatillas de Simón


¿Tu cédula está como mi suegra? ¿Arrugada, torcida y escarapelada? ¡Yo te la reparo en un santiamén…! El hombre que dice eso va con un carrito a motor y un micrófono por todo el boulevard. La gente ríe. Estamos haciendo la cola para comprar helados en el Coppelia. Nadie habla de la crisis ni del dólar ni de la escasez, ni mucho menos de la huelga de hambre de Leopoldo López…¿Quién? ¿Leopoldo qué? coppelia  ¿La mujer de quién? La cola es larga pero ¿qué importa?. Al fin llegamos a la caja y pedimos: dos “tres gracias” por favor…El “tres Gracias” son tres pelotas de helado de chocolate con un pirulín de adorno y lluvia de confites. Además lo sirven en un barquito de plástico que me traje pa’la casa. Salimos de allí con la alegría de un niño. El Coppelia está entre las plazas Bolívar y El Venezolano.

Venimos de almorzar en un sitio llamado “Con Cariño” (lo recomiendo) y de verdad te atienden con cariño. Buena comida, ambiente parisino en el corazón de Caracas. Una chica canta bossanova, le acompaña un guitarrista, y otra danza por entre las mesas regalando flores. El gentío se arremolina frente al restaurant para verlas.

con carinoEs barato. Pedimos “Pastel Louise” y te frío de flor de Jamaica. Imagen165 La brisa te bate el pelo y la música invade todos los espacios. La chica que canta pide plata con desenfado y a los que le dan les da el título de “mis patrocinantes”…Apenas es mediodía pero Caracas está, de verdad, hermosa, luminosa, vivible; sol radiante, cielo despejado, clima privilegiado. ¡Es viernes!

Muy cerca está la Casa Natal de El Libertador y también el Museo Bolivariano. Aunque son muchas las veces que hemos ido allí y llevado a nuestros hijos, volvemos por nuestros pasos…

Simón…

El Museo Bolivariano está renovado. Hay cosas de Simón que no había visto o no recuerdo haber visto. Por ejemplo unas zapatillas suyas me llaman la atención, incluso la izquierda tiene el talón aplastado, como cuando te pones un zapato apurada y no terminas de calzártelo…Así quedó: con el talón aplastado y así mismo los metieron en esa caja de cristal. ¡Se me antojan tan pequeños! Me pregunto cómo es que un hombre de su grandeza usó esos zapaticos!!

Estos zapatos no son mios son de Simon Bolivar

Zapatillas de Simón…

Hay allí muchos objetos de Simón: sus charreteras; unos pantalones rojos como de lycra, muy pequeños. Unas botas altas, grises; una casaca elegantísima, gris también; hay un pequeño bolso de mano hecho en terciopelo negro y dorado y una cosa para guardar las pistolas; han rescatado las hojas de afeitar y la leyenda dice algo como: “El Libertador se cuida. Se baña mucho; cuida su cabello y sus dientes; se afeita él mismo cada dos días”

Subimos al segundo piso de la vieja casona y allí están las batallas y los implementos que usó en ellas: hay pistolas, sables, uniformes; cañones y sus balas…Hay también unas cadenas como las que llevaban los esclavos. Se pueden manipular. Son pesadísimas…¡Dios, cómo pesan! Te las pones al cuello, así como a ellos se las ponían. No me imagino cómo pudieron soportar ese peso por días, noches, años enteros…Los grilletes también te los atas a los tobillos. Mover la pierna es casi imposible con eso allí…

Las batallas de Simón

En otro salón dan detalles sobre las batallas. Por ejemplo, cómo atendían a los heridos de la guerra. El 21 de febrero de 1814, Bolívar crea el Hospital de La Victoria, dirigido por el Dr. Miguel Rodríguez. habían tres cirujanos y seis enfermeras para el cuidado de los soldados caídos. Por esos años el temible José Tomás Boves provocó sangrientos enfrentamientos.

En una pared se ubican carteles explicativos de todo lo que costó nuestra independencia y verlo allí parece muy poco pero fueron ocho años de guerras, batallas, muerte y sacrificio. La frase de Chávez “Tenemos Patria” cobra mucho más sentido cuando tomamos conciencia de todo lo que costó llegar hasta nuestros días y que la oposición, esa masa ciega. ignorante y estólida, trata de burlar cuando usa aquello de “tenemos patria pero no papel tualet”…

En Trujillo, Simón lanza su Decreto de Guerra a Muerte, el 15 de junio de 1813. Viene de la Campaña Admirable (14 de mayo de 1813) que inició en San Antonio del Táchira con apenas 600 hombres.

El 30 de septiembre de 1813 tuvo lugar la Batalla de Bárbula, con 500 patriotas; luego la de Vigirima, el 23 de noviembre de ese mismo año y un ejército patriota de 1.700 hombres.

Un par de semanas más tarde, el 5 de diciembre de 1813, se escenifica la Batalla de Araure, con 3.700 soldados y el 12 de febrero de 1814 es la gloriosa Batalla de La Victoria. Ya contábamos con 2.000 patriotas contra 4.000 realistas.

La batalla de San Mateo la libran 2.200 hombres, el 25 de marzo de 1814.

La de San Félix, al mando del General Manuel Piar, con 2.200 soldados patriotas es el 11 de abril de 1817, la misma fecha que aquel aciago año de 2002. Doble victoria: en 1817 y en 2002. El presidente Chávez honraría esta victoria 200 años más tarde, con la “octava estrella” en nuestro tricolor, esa que los “escuálidos” se niegan a reconocer.

Y la magna, la que nos libró del yugo español: Carabobo, el 24 de junio de 1821, al mando de Simón Bolívar con 6.300 hombres…En este cartel colocan el brazalete que llevaban los hombres de nuestro ejército libertador…El mismo que usaron durante la rebelión del 4 de febrero de 1992, Hugo CHávez y sus valientes…

Bueno, todo eso lo podrás ver en ese Museo…En el último piso el recorrido no puede ser más doloroso. Se recrea la enfermedad y muerte de Simón y además podrás ver un video con la exhumación de sus restos y otros detalles. Está el cajón de metal de donde extrajeron su cuerpo para examinarlo a petición del presidente Hugo Chávez…Están también sus últimas proclamas y hasta partes de su testamento (“dejo unas minas en Aroa y unas alhajas…”); se habla de aquel movimiento divisionista La Cosiata (o Revolución de los Morrocoyes); la posterior renuncia de Simón como Presidente de Colombia en un último esfuerzo por preservar la paz. Yo creo que por allí andan los orígenes de la MUD, ya desde allí venían echando varilla…

Hay fragmentos de algunas cartas de Simón donde evidencia sentirse tan mal “que he perdido el gusto por la vida”, decía. “Necesito con mucha urgencia un médico y de ponerme en curación formal para no salir tan pronto de este mundo”, escribió en una misiva a Mariano Montilla el 27 de octubre de 1830…Lo demás es historia conocida.

A través de un facsímil llegó a Caracas la información de su muerte el 5 de febrero de 1831. El fallecimiento del hombre más grande que ha parido Venezuela se ignoró casi por completo y pasaron muchos años antes de que todo el pueblo conociera finalmente la triste noticia…

Queda su enorme legado al cual no rinden honores esas zapatillas que acaso usó para saltar de la cama.

Nuestro Simón murió en Colombia y Hugo Chávez se encargó de visibilizarlo y sembrarlo definitivamente en nuestros corazones, tras años de silencio histórico…

El relanzamiento de San Capriles


Eliseo Verón, semiólogo argentino fallecido recientemente, decía que el discurso político tiene especialmente una función persuasiva y sobre esa base es un intento de apoderarse de los destinatarios de ese discurso.

El poder de un discurso puede estudiarse únicamente en otro discurso que es su “efecto” (1979), es decir, el efecto de una palabra puede ser una conducta no verbal y eso es lo que está implícito en la nueva versión de Henrique Capriles, del Capriles “recargado” (“reloaded”) que hemos visto esta semana y cuya característica de “líder” viene dada por los momentos escogidos para saltar a la palestra luego de largos silencios.

La rueda de prensa que ofreció el lunes ante medios nacionales e internacionales, mostró al mismo Capriles de marzo de 2012, cuando no disimuló su satisfacción por la muerte de Hugo Chávez Frías al decir “El presidente Chávez no está. Nadie se los puede devolver”.

El triunfo del presidente Nicolás Maduro, y los eventos dolorosos que promovió el niño malcriado al no aceptar, zapateando, incluso, los resultados electorales de abril de 2013, lo sumieron en otra larga noche desdibujando su imagen prefabricada. “Ahora no hablo más”, se dijo entonces, y dejó correr las aguas…
Otra vez lo tenemos de candidato presidencial, nadando en la ola del oportunismo, en medio de circunstancias igualmente complejas para el país. De allí su discurso, estrenando nuevas entidades en el lenguaje que pretenden “comprar” lo que él considera “chavismo descontento”.
Le vimos el lunes gracias a la página Prodavinci, la cual, encubierta bajo el manto de la cultura y la lectura, se ha convertido en uno de los tantos portales web que promueven al candidato eterno de la oposición criolla. Hasta se tomaron el trabajo de decirnos las 10 “claves” de aquel evento.

Autoritario y demagógico: Capriles, simpático y cercano a los medios, informalmente vestido, con ojeras violáceas y semblante alterado, se ubicó dando la espalda al mensaje “Sobran razones para unirnos” (¿Sobran razones para dudar?). En realidad, tras esa fachada de bonhomía, lo que hay es un discurso autoritario y demagógico, en el cual trata de usar una pretendida “autoridad” para persuadir a sus destinatarios de que él ostentaría (en un hipotético escenario) un poder “compartido” con el otro (en este caso con los chavistas) para arremeter contra un tercero: Nicolás Maduro.

Complacencia mediática: Pero los medios de comunicación, y periodistas increíblemente complacientes, le reconstruyeron el sermón para venderlo de nuevo ante Venezuela y el mundo como la “alternativa”, que es la primera nueva entidad explotada en su arenga del lunes. Recordemos que María Corina Machado y Leopoldo López hablaron de “la salida” hace justo un año pero en ese combo no entró Capriles.

Entonces acá le presentamos las “claves” que Prodavinci.com filtró:
Queremos una salida pacífica: la renuncia es un camino (¿es pacífica la renuncia del Presidente?)
80% rechaza a Nicolás Maduro (nadie le preguntó de dónde sacó ese porcentaje)
Pregunten lo que quieran, no estamos en el Palacio de Miraflores, donde hay censura…
– En Miraflores no saben lo que es un “SMS”
– Yo hago mis compras, no soy un enchufado (¿Usted lo ha visto haciendo alguna cola?)
Los cerros no van a bajar. Hay que subir allá y hablar con ellos (con los de los cerros)
Al Presidente Maduro: “Quédate por allá, nadie te extraña aquí”. Pregúntale a los taxistas ¿Tu lo quieres? Nooo, te lo regalo (risas y aplausos)
Nicolás quiere imitar mal al presidente Chávez. Yo me entrompé a un adversario que políticamente tenía peso como el presidente Chávez y perdí las elecciones. Pero Maduro es un político de peso, sí, pero de peso corporal… (risas y aplausos)
La visita de Maduro al Papa eso fue puro cuento, a mí sí me recibió
– En Rusia lo recibió un vicecanciller (al Presidente) y ahora deben estar viendo cómo hacen con la foto, harán un montaje (risas y aplausos. ¿Cómo queda esta afirmación ahora si es público y notorio que Maduro y Putin se reunieron?)
Hace siete años yo fui pa’ China y los chinos me dijeron “tu país crece pero no progresa” (no dijo cuáles chinos ni nadie le preguntó)
Una periodista quiso saber por los jóvenes que insisten en las guarimbas, y a su interrogante le añade “Sabemos que son infiltrados” (¿Cómo sabe ella eso? ¿lo investigó?):
– Si alguien no se ha dado cuenta que con la guarimba no se logra el objetivo, no aprendió. Yo le pido que se dé cuenta. Eso de sal y mátate tú…(¿Entonces sí lo ordenó?)
Yo no tengo toda la verdad, el único que tiene la verdad es Dios.
– No me voy a robar el espacio de Chúo
– Quieren coartarme. Cambiaron la constitución de Miranda a lo arrecho y no puedo ir ni pa’ La Guaira a comerme un pescao allá (risas y aplausos). Pero yo no le voy a parar a eso (aplausos) Nadie le pregunta cómo hace para viajar a Miami o adónde le da la gana cada vez que quiere.
El miedo a la cárcel es como la virginidad se pierde una sola vez. Es decir yo miedo a eso no tengo (¿a qué?)
– No queremos parecernos a Nicolás
Esta nueva versión de Capriles manejó a sus anchas la rueda de prensa, hizo chistes malos que los periodistas celebraban; se burló del presidente Maduro a quien se refirió siempre como “Nicolás”. Llamó “ladrones” a los funcionarios del gobierno e incluso llegó a afirmar que se habían “robado todo”, hasta el avión presidencial (¿no recuerda acaso que el presidente Maduro denunció sabotaje en esa nave y que está actualmente en revisión?). Nadie le preguntó si tenía pruebas de esos hechos y esas afirmaciones quedaron como verdades. Sólo se escuchaban risas. El público que le acompañó no fue mostrado en el video que ofrece Prodavinci, pero de tanto en tanto le interrumpía con aplausos e incluso propuso como candidata a la Asamblea Nacional a la ex secretaria juvenil de AD, Liliana Hernández.
En realidad aquello no fue una rueda de prensa, sino un encuentro amigable con los medios, el relanzamiento de “San Capriles”, donde sólo faltaron la guitarrita, la caja de cervezas y las “selfies”.

Nota de la autora: hay una peligrosa tendencia a “servir” informaciones arregladas en eso que ahora llaman “las 10 claves de…”; “Las mejores frases de…”; ” lo mejor del discuurso de…”. ¿Sabe usted quién hizo la selección? ¿Sabe si quien lo hizo tiene autoridad para decirle a usted lo que debe o no debe leer? Se trata de uno de los métodos de la agenda setting, tema que ya hemos analizado en otros artículos disponibles en este blog. Recomiendo no hacer caso de esas “claves” e ir directo a la fuente noticiosa pues es una manera de filtrar la información y de posicionar matrices de opinión.

Chávez: “¡Qué error tan fundamental!”


Luisana Colomine                                                                                                                                  Imagen

Aquel sábado 8 de diciembre de 2012, parecía concluir sin novedades. Terminábamos de poner las luces de navidad en el balcón cuando a lo lejos sonó el Himno Nacional, anunciando una cadena de radio y TV.

Cual roble infinito, gruesa camisa manga larga azul oscuro y franela roja, apareció el presidente Chávez con parte de su equipo de trabajo. Arrancó a hablar con aquella bonhomía que le caracterizaba; el gesto sereno. Cerraba algunas frases con una sonrisa; remarcaba en otras la palabra final. Hablaba como un papá en plena junta familiar. Su imagen lo llenó todo y nos atrapó.

Nada en aquellos rostros permitía predecir lo que vendría después…Un maestro de la comunicación, sin duda, que poco a poco nos fue llevando adonde quería, casi sin darnos cuenta, hablando de “Saturday Night Fever”, John Travolta y Olivia Newton Jones, lambada y demás. El verbo fácil (como siempre), seguro de sí mismo, contundente, claro y conciso. Disparó como solía hacerlo: directo al grano. Así le vimos el 4 de febrero de 1992: “compañeros lamentablemente por ahora, los objetivos que nos planteamos, no fueron logrados en la ciudad capital (…)”; el 02 de diciembre de 2007, ante la derrota de la reforma constitucional, cuando su vozarrón dejó escapar: “por ahora no pudimos”…El 30 de junio de 2011 cuando al anunciar su enfermedad, admitió con humildad, haber cometido el error de no haberse cuidado la salud: “Sin duda, qué error fundamental”, dijo entonces, “y sobre todo en un revolucionario con algunas modestas responsabilidades (…)”. El 8 de diciembre de 2012, le vimos la misma entereza, la misma sinceridad. Escogió con cuidado las palabras, para suavizar la gravedad del momento, pero igual nos reveló que el mal le atacaba “nuevamente”, que vendría otra operación, que había riesgo de esto y de lo otro y ahora sabemos que Chávez aquella noche testó en vida, para usar un término de abogados, y tuvo el coraje de dejarle el camino hecho a un gentío.

Fue la última vez que le vimos, que le oímos y dejó grabado aquel mensaje perfecto, aquel canto perfecto que hoy por hoy ya es canción de cuna como nuestro Himno Nacional. Viendo de nuevo ese video (una y otra vez), tal vez avistamos (ahora) un destello de tristeza que asoma en su mirada, pero hasta eso se cuidó en la impecable producción televisiva, comandada seguramente por Teresa Maniglia, su fiel y eterna asesora. La cámara, ex profeso, no dejaba traslucir las emociones…

A eso siguieron días angustiosos y de espera. El 10 de enero de 2013, fecha prevista para su juramentación como Presidente Electo, el gran Pepe Mujica, nos estremeció con la verdad: “Hay un hombre que está dando la batalla por la vida y está en el corazón de ustedes, eso es lo que tiene sentido, y si mañana no está: unidad, paz y trabajo” Y en el fondo muchos agradecieron esas palabras de Mujica, pues eran necesarias y, acaso, las más sinceras…De algún modo nos permitió aceptar la realidad.

Ese 8 de diciembre de 2012, la historia de Venezuela volvió a partirse, como se partió en 1810, en 1811; en 1830…

Pero con Chávez el país se puso de cabeza. Nada era como parecía hasta que él irrumpió en 1992. El tiempo de la certidumbre había terminado para dar paso al de las preguntas, al de los cuestionamientos, a los porqués…Problematizar para transformar. Nada de maquillajes, nada de reformismo. ¡Revolución!. Chávez aplicó el principio marxista, plasmado en El Capital: “¿Es realmente cierto lo que observamos? (…) si la apariencia y la esencia de las cosas coincidieran, no habría ciencia”.

El rumbo sigue siendo el trazado el 8 de diciembre de 2012, mágica bitácora dibujada por Hugo Chávez, pero no dejemos de cuestionar, no dejemos de problematizar. Que la certidumbre no nos domine, que no nos atrape otra vez porque corremos el riesgo de volver a adormecer a Venezuela otros 500 años. Y  eso, parafraseando a Chávez, eso también sería otro “error fundamental”.


¿Por qué Nicolás Maduro? El discurso de Pepe Mujica


Mucha gente se pregunta por qué razón el presidente Chávez decidió nombrar como sustituto al actual Vicepresidente Ejecutivo, Nicolás Maduro, en el caso de que se produzca una falta absoluta por causa del cáncer que padece desde hace más de un año.

Interpretar esta decisón ha sido duro para el pueblo venezolano pues se ha tomado como la “última voluntad” de Hugo Chávez para dejar las cosas encaminadas si llega a ocurrir lo que él mismo llamó el pasado 9 de diciembre, una “falta absoluta”.

presidente-chavez-twitter

Así como pronunció la frase que le dio a conocer el 4-F de 1992, Chávez, asumiendo la responsabilidad sobre su propia vida, giró instrucciones para que nadie se vuelva loco y el país pueda soportar, en lo posible, un acontecimiento que también, como aquel febrero, dividirá la historia.

Para los teóricos de la ciencia política, la toma de decisiones se define simplemente como “un acto de elegir entre alternativas posibles sobre las cuales existe incertidumbre” y aunque la salida seleccionada no signifique el logro de todos los objetivos, ésta se asume como la mejor solución disponible (Strauss,1970). Los escenarios que se plantean en una eventual ausencia absoluta del presidente de la República, tendrían consecuencias más nefastas para Venezuela si, efectivamente, Chávez no hubiese pensado también en una mesa servida de soluciones…

Más allá de las preferencias de la gente, más allá de que nos guste o no nos guste Maduro; más allá de la muy simplista afirmación que se ha dejado escuchar en discusiones privadas donde se cuestiona la “imposición” de esa figura, está esa racionalidad y el realismo con los cuales Chávez está asumiendo este difícil momento después de evaluar, seguramente, todos los escenarios y  candidatos posibles. El sólo hecho de admitir públicamente la posibilidad de un no regreso, implica un proceso de aceptación de su situación y una visión y madurez política que pocos tienen.

Chávez pensó en todo: pensó en lo que ahora significa Venezuela no sólo para la región latinoamericana sino para el mundo; pensó en las contradicciones políticas e ideológicas del Psuv y en sus antagonismos no resueltos; pensó en las acciones de la derecha criolla y en su perfecta comunión con el pensamiento imperial; pensó en las posibles candidaturas de la Mesa de la Unidad…Pero, especialmente pensó en el poco tiempo que queda para parir un liderazgo capaz de sustituirlo a él…

Nicolás Maduro ha sido blanco de burlas porque en su curriculum no oculta el oficio de chofer de autobús, algo que no se cala la meritocracia de esa derecha sifrina y fascista que votó por Herique Capriles Radonsky; incluso ser moreno en Venezuela y peor aún con rasgos indígenas, es un delito para ese sector mantuano de nuestra sociedad. Pero en el cuadro de honor de la dirigencia revolucionaria, aún cuando no tenga todo el apoyo del Psuv, Maduro exhibe un perfil internacional reconocido, experiencia en políticas públicas tras seis años como Canciller y otro tanto en la Asamblea Nacional,  y un discurso hasta cierto punto conciliador, negociador, mediador, necesario si sobreviene una etapa de crisis.

Reiteramos: Chávez pensó en todo. Además se conoce de memoria la Constitución. La recitó el 8 de diciembre cuando nos sorprendió a todos con esa entereza y ánimo de hierro. A sabiendas de su situación, con una mezcla de racionalidad y emotividad, seguro de esa conexión que como nadie ha tenido con el pueblo, y aún sin dejar de lado la esperanza, Chávez testó en vida y con ello blindó la seguridad institucional de Venezuela.

El mejor escenario para el país, desde luego es que Chávez reasuma su mandato, como garantía de paz y estabilidad, lo cual esperamos, pues esta loca oposición tampoco ha perdido el rumbo sin el Presidente Chávez y ha comenzado a extrañarlo. ¡Sì! A extrañarlo…!

El presidente de Uruguay José “Pepe” Mujica, en un breve pero contundente discurso el pasado 10 de enero, en el acto de juramentación del pueblo venezolano en homenaje al presidente Chávez, tocó los corazones de todos pero debemos interpretar esas palabras en su justa medida, sin buscarle más intención que la de un buen revolucionario con muchas horas de vuelo:

Compañeros, esta tarde sobran las palabras, y cuando sobran los sentimientos, las palabras no los traducen. Permítanme callarme la boca, porque tengo muchos años, he visto muchas manifestaciones como ésta y se me llena el alma de recuerdos y de
nombres que no están y yo respeto. Por encima de todo hay un hombre que está dando una batalla por la vida y está en el corazón de ustedes, eso es lo que tiene sentido,
pero si mañana no está, unidad, paz y trabajo…”

En diciembre, el presidente Chávez demostró confianza en su pueblo, en la Patria que ahora sí tenemos, en las instituciones que él mismo promovió y que están contenidas en la Constitución de la República Bolivariana de Venezuela, porque esta revolución “prendió” cual chispa que, parafraseando a Mao Tse Tung, incendió la pradera el 4F de 1992, o antes, el 27F de 1989…

Imagen