Archivo de la etiqueta: Isaías Rodríguez

Yo no voté para elegir una “niña bonita”


Estas reflexiones las escribo a cuatro manos, con el presidente Hugo Chávez Frías. Tuve la fortuna de cubrir para el diario El Universal, la Asamblea Nacional Constituyente impulsada por él en 1999 y francamente no hay punto de comparación entre aquella experiencia y la actual…
Claro, tampoco es la misma Venezuela, ni tenemos a Chávez…Entonces no había tuiter ni feisbu, mucho menos instagram ni telegram. Si acaso los chismes rodaban por email (ni pensar en “guasap”)…Otro era el periodismo. Más sereno, más de investigación, más interpretativo, menos “militante”.

Siempre Hugo Chávez fue atacado desde dentro y desde fuera del país, pero nunca padecimos un asedio económico, social y político de la magnitud actual…Chávez siempre fue irreverente con el inquilino de turno en la Casa Blanca, pero no había bloqueo, ni tampoco para esos años Venezuela era una amenaza para EEUU aunque ya éramos un “error” de sistema, construyendo un socialismo en medio de una sociedad y un mundo capitalistas. Los “hackers” desde entonces no duermen tratando de inventar el virus que acabe con eso.

Gracias a aquella Constituyente me leí la Constitución de 1961 (en la biblioteca de mi casa encontré un ejemplar amarillento, sí, pero sin usar) para poder saber cuáles serían los cambios. De modo que los periodistas seguíamos las sesiones y los candentes debates (ahora no he visto el primero) con esa constitución en una mano y en la otra una libreta para anotar las novedades.

Aplaudí, por ejemplo, la eliminación del temible “inciso” Alfaro, asistí en primera fila a la inclusión de los pueblos indígenas, a la eliminación del Consejo de la Judicatura, a la decisión de denominar República Bolivariana a Venezuela. Esa Constitución de 1999 la parimos todos…

En esta oportunidad el pueblo conoce su Constitución porque apenas fue aprobada en referéndum, salieron millones de ejemplares a la calle, miniaturas azules que contenían el programa del país, la guía, la bitácora.

Hoy, a tres meses de instalada la nueva ANC, no se sabe qué se cambiará, qué se mejorará, qué se transformará, qué se eliminará de la CRBV…Vemos, eso sí, una alta rotación de constituyentes, enroques, cambios. Y el pueblo se pregunta ¿Qué pasa en esa Constituyente? Esa es otra gran diferencia con la de 1999: aquellos integrantes fueron electos y se dedicaron a lo suyo: hacer la nueva constitución.

El 30 de julio de 2017 salimos a votar contra viento, marea y escuálidos. Desafiando a nuestros vecinos de toda la vida, venciendo el miedo. El pueblo salvó la Patria y puso allí a esos 545 (bueno, ya quedan 532) miembros, por eso nos sentimos tan constituyentes como ellos-as, y por eso tenemos el derecho de opinar, exigir, pedir. Pero en algunos casos se nos antoja que tal vez hayamos perdido nuestro voto porque el que elegimos ya no está en la ANC, quizás se fue a un ministerio o a una gobernación, y ahora los que quedan tal vez se trasladen a las alcaldías porque ciertamente, los vencedores de las territoriales pudiesen aspirar a más…

Dije al principio que escribiría a cuatro manos, nada más y nada menos que con Chávez. He estado releyendo sus discursos sobre el tema constituyente; buscando en mis archivos periodísticos y quiero compartirles parte de esa historia reciente que ha quedado escrita.

Así, encontré la intervención del presidente Chávez en el acto de conmemoración del décimo aniversario de la elección de los miembros de la Asamblea Nacional Constituyente. Eso fue el 25 de julio de 2009. Compartiré algunos fragmentos porque es necesario recordar de dónde venimos, especialmente para aquellos que, hipócritamente, se rasgan las vestiduras en nombre del pueblo y del legado de Chávez.

En esa ocasión Chávez, siendo antecedido en el uso de la palabra por el orador de orden, Isaías Rodríguez, destacó una contradicción sobre la cual –decía- “debe cabalgar el proceso revolucionario”.

“La contradicción – continuó Chávez- entre el Poder Constituido que tiende a encerrarse en lugares fríos, y a responder con frialdad y a congelarse en los protocolos, en la llamada institucionalidad, tiende a contaminarse de la vieja institucionalidad burguesa a veces con relativa facilidad, entre ese espacio que a veces tiende al congelamiento y el fuego vivo del Poder Constituyente del pueblo, el fuego permanente, vivo y permanente del Poder Constituyente originario que lo tiene el pueblo y es la llama, es la llama que hay que estar alentando siempre”.

Este pueblo cambió. Ya no es el mismo y en eso el crédito principal se lo lleva Hugo Chávez, por eso es inaceptable que el exministro y ex diputado ahora constituyente Pedro Carreño, diga que la Constituyente es “la niña bonita de nuestros ojos” en el concepto más machista de la frase porque ¿para qué sirve una “niña bonita”? Sólo para contemplar su belleza y disfrutar de su gracia. No, señor. Porque la gente de Palo Gordo, en Táchira, por citar el hecho más mediático, no arriesgó su vida para elegir a una niña bonita sino a un foro que lo representase y le ayudara a solucionar sus problemas no sólo políticos sino económicos, sociales y de salud. Se logró la paz. Bienvenida sea. Pero la tarea no está completa porque la guerra económica no ha sido derrotada y el pueblo sufre.

Además dentro de los nueve temas que el presidente Maduro encargó a la ANC, lo económico figura de segundo, después de la paz. Ese concepto de “niña bonita” se parece mucho a eso que Chávez llama “Poder Constituido que tiende a encerrarse en lugares fríos, y a responder con frialdad y a congelarse en los protocolos”.

Con relación a las idas y venidas de constituyentes, hubo cierta decepción cuando Aristóbulo Istúriz (y otros-as) se fue a la campaña electoral por la gobernación de Anzoátegui. De inmediato nombraron su sustituto. Como perdió la gobernación, Aristóbulo regresó a la ANC. A Isaías Rodríguez se le pidió la renuncia porque Italia no acepta eso de que sea embajador y constituyente aun cuando en las bases comiciales presentadas por Maduro el cargo de embajador no interfiere con el otro.

Sobre esto es bueno recrear de nuevo al presidente Chávez y retomo otra parte del mismo discurso pues en aquella ocasión el maestro de ceremonia se refirió a Isaías Rodríguez como “ex primer vicepresidente de la Constituyente”. Chávez corrigió de manera magistral y contundente:

“Yo creo, por ejemplo, -afirmó el Presidente- que el término exconstituyente no es válido, no. Ustedes serán constituyentes para siempre, no hay “ex” que valga”.

Entonces para ese pueblo que se está preguntando ¿Perdí mi voto? La respuesta es “no” y si nos guiamos por lo que afirma Chávez, Isaías Rodríguez al igual que Aristóbulo y otros, puede regresar a la ANC en cualquier momento a menos que otras causas se lo impidan.

Y ya desde 2009, Chávez insistía ante la Asamblea Nacional de entonces, presidida por Cilia Flores, “somos el Poder Constituido pero nos debemos al Poder Constituyente Originario. Ese es el verdadero y único poder, el que determina y debe determinar el rumbo de la Patria. No somos nosotros”.

Y más adelante este clamor:
“No perdamos un segundo más (…) Nosotros hemos hecho leyes que nacieron viejas, contaminadas como la burguesía logró, incluso, dejar aquí en esta Constitución (de 1999) frenos y códigos y alguno que otro virus de lo viejo”.

No permitamos que la ANC se nos contamine con el virus de lo viejo, como bien dijo Hugo Chávez, no dejemos que se nos enfríe y que termie funcionando como un poder constituido parte de la “institucionalidad”. Cerremos filas para que la ANC no termine, ciertamente, como la “niña bonita” de Pedro Carreño.

Referencia bibliográfica: “Hugo Chávez”, Tomo IV, pág.134 y 173 (Fondo Editorial de la Asamblea Nacional Willian Lara)

Piden a la ANC elevar a Distrito Metropolitano el eje Guarenas-Guatire


Habitantes de esa localidad entregaron documento al segundo vicepresidente de la Asamblea Nacional Constituyente, Isaías Rodríguez, durante el acto de rendición de cuenta ante sus electores

DSC00997

Rendición de cuentas ante electores-as de Guarenas

El segundo vicepresidente de la Asamblea Nacional Constituyente, Isaías Rodríguez Díaz, rindió cuentas este viernes ante una nutrida asamblea de guareneros reunidos en la Plaza Bolívar de ese municipio mirandino.

En compañía del alcalde Rodolfo Sanz, Rodríguez recibió de manos del líder social Oswaldo Yánez un documento para que la Asamblea Nacional Constituyente considere y discuta sobre la posibilidad de elevar a Distrito Metropolitano al eje Guarenas-Guatire, evaluar el concepto de gobiernos municipales y la creación de una zona económica especial, dadas las potencialidades en las áreas industrial, agrícola y turística de la región. La idea surge de las asambleas realizadas por los candidatos y candidatas a la ANC que aún cuando no salieron electos han continuado trabajando por el proceso constituyente.

El constituyente Rodríguez al rendir cuenta de su gestión, explicó a los asambleístas los pasos dados por la ANC en estos 30 días de trabajo. Mencionó con especial las decisiones tomadas sobre la Fiscalía General de la República y el Ministerio Público, así como la designación de Tarek William Saab como nuevo Fiscal General. Habló de los avances en la Comisión de la Verdad y la Ley Contra los Delitos de Odio. Explicó que en materia económica ya se han logrado acuerdos entre la Comisión de Economía Diversificada y Productiva y el presidente Maduro, los cuales serán dados a conocer por el jefe del estado la próxima semana.

“No pierdan nunca la iniciativa de ser constituyentes”
Isaías Rodríguez participó en las elecciones a la ANC el pasado 30 de julio como candidato territorial y con 43 mil votos de un total de 48 mil electores. Para el constituyente Guarenas es un símbolo de lucha pues fue la primera localidad que se alzó aquel 27 de febrero de 1989, en rechazo a las medidas económicas impuestas por el FMI como el aumento de la gasolina.

Este viernes destacó que el pueblo es poseedor de un gran poder y que es el único que realmente puede garantizar la solución de sus problemas. Indicó que el hecho que se haya elegido una Constituyente no quiere decir que el pueblo se debe aislar de dicho proceso y que por el contrario debe hacer valer su poder.

“No pierdan nunca la iniciativa de pueblo, la iniciativa de ser constituyentes, por más que alguien sea su vocero, asuman ustedes, para que el poder se exprese directamente”, precisó. “Yo vengo a subordinarme ante ustedes y cada 30 días vendré a rendirles cuentas”.

Explicó que las propuestas que le fueron presentadas serán revisadas y entregadas cada una a la comisión de la ANC que corresponda, según sea el caso. Rodríguez informó que sostendrá encuentros con el pueblo cada 30 días para informar sobre los avances del trabajo que el organismo adelanta y revisar que sean atendidas cada una de las solicitudes.

Por su parte, el alcalde Sanz hizo un llamado a que “no dejen de realizar estas asambleas, para que de allí continúen surgiendo las ideas para contribuir a solucionar los problemas del país”.

Rodolfo Sanz hizo un análisis acerca del panorama geopolítico y sobre la manera que el gobierno de los Estados Unidos ha tratado de imponer su hegemonía para controlar la economía mundial y criticó los mecanismos con los cuales su actual administración intenta someter al pueblo venezolano, al aplicar medidas que perjudican la economía del país.

asistentes

“Vengo a subordinarme ante ustedes. Ustedes son el verdadero poder”

2017-09-01 14.46.34.jpg

Con el alcalde de Guarenas, Rodolfo Sanz

Con el pueblo

Recibió muchos “papelitos de la esperanza”

con roger villegas

Con el periodista de VTV Roger Villegas, egresado de la UBV…

Isaías Rodríguez: “estoy convencido de que es necesario el referéndum”


“Señores, el pueblo quiere referéndum; señores, el pueblo quiere Constituyente y el pueblo tendrá referéndum y el pueblo tendrá Constituyente. El único aquí que puede impugnar un referéndum es el mismo pueblo, el único aquí que puede detener este proceso es el Soberano, si el pueblo se niega ir al referéndum he allí la impugnación. Si el pueblo va al referéndum y dice que no y responde que no, he allí que se detiene el proceso, dejemos entonces y es mi llamado a todos los que estamos instalados de alguna u otra manera en el llamado poder constituido, es decir, el Consejo Nacional Electoral, la Corte Suprema de Justicia, el Congreso Nacional, la Presidencia de la República, dejemos que este conflicto lo decida quien tiene que decidirlo, el pueblo venezolano o en todo caso la mayoría del pueblo venezolano, allí es donde tiene que tomarse la decisión final.” (Hugo Chávez, 10/03/1999)

Por segunda vez, en la era de la democracia participativa en Venezuela, inaugurada por el presidente Hugo Chávez, el país se prepara para un nuevo proceso constituyente.

No parece muy lejano el día que los venezolanos y venezolanas decidimos, aquel 25 de abril de 1999, mediante Referendo consultivo que queríamos una Constituyente. Estrenando Carta Magna fuimos a un episodio inédito en nuestro país que sigue siendo ejemplo de participación en el mundo.

En esta oportunidad no son las mismas condiciones de entonces. Venezuela enfrenta una guerra económica sin precedentes lo cual, sumado al ataque de poderosos monopolios mediáticos, comporta una situación de extrema urgencia donde a falta de diálogo y acuerdos entre los sectores enfrentados, el presidente Nicolás Maduro tomó la decisión de ir a una Constituyente para, según ha dicho, modificar el sistema económico y alcanzar “una solución verdadera, democrática, libre y definitiva”.

El contexto de esta iniciativa presidencial lo ha construido la propia oposición venezolana al no aceptar diálogo, ni el llamado a elecciones regionales (vencidas desde diciembre de 2016) hecho por el propio Maduro. Ante esa propuesta dijeron “primero te vas y después vamos a elecciones”. Mientras la situación política se hace más conflictiva la guerra económica continúa acechando al pueblo en todos los aspectos y la violencia de las protestas ha cobrado ya 37 víctimas. “El juego está trancado” ha dicho Elías Jaua y hay que habilitar otra opción.

El actual embajador de Venezuela en Italia, Isaías Rodríguez, fue designado como Vicepresidente de la Comisión Presidencial Constituyente que preside Jaua Milano. Ambos fueron electos miembros de la primera Asamblea Nacional Constituyente que, por cierto presidió, Luis Miquilena, y ahora les tocará abrir trocha para que Venezuela vuelva a elegir su destino. Integran también ese cuerpo colegiado Adán Chávez, secretario de la instancia,  Cilia Flores, Aristóbulo Istúriz, Delcy Rodríguez, Iris Varela, Francisco Ameliah, Reinaldo Muñoz, Elvis Amoroso, Hermann Escarrá, Noelí Pocaterra, Earle Herrera y Remigio Ceballos.

Rodríguez, quien representó al estado Aragua en la primera Asamblea Nacional Constituyente, aceptó responder un breve “cuestionario” a la distancia, y a las pocas horas recibió allá en la embajada el llamado oficial para venirse a Venezuela a incorporarse de lleno a esta nueva fiesta democrática.

El también ex Fiscal General de la Nación, trae una posición que seguramente abrirá un debate interesante dentro de la Comisión. Y es que Isaías Rodríguez opina que “debe convocarse un referéndum”.

¿Que se espera lograr con esta nueva Constituyente?
– La paz del país, el cauce institucional, el ejercicio legítimo de las funciones de los poderes públicos. Adicionalmente el debate constituyente institucionalizaría las Misiones como instrumentos eficaces de los derechos sociales. Podrá abordar formas de mayor consistencia a la soberanía del país.

Esta constituyente que propone el presidente Maduro ¿es para reformar la Constitución de 1999 o para elaborar una nueva Constitución?

– No está previsto elaborar una nueva Constitución. Las reformas y las enmiendas tienen su propio procedimiento. No requieren llamados al poder constituyente.

¿Qué tiene de malo la Constitución actual?

– No tiene nada de malo. Es tan buena que ha resistido una de las peores crisis históricas que ha tenido el país.

Sectores de la oposición y también del chavismo prefieren las elecciones de gobernadores y alcaldes ¿usted qué opina?

– La Constituyente podría poner en riesgo el proyecto de país que diseñó Hugo Chávez y ello produce temores que algunos se resisten a afrontar. Por otra parte el riesgo no es solo para el chavismo también lo es para los adversarios y eso les lleva a preferir las elecciones de alcaldes y gobernadores. Creo, sin embargo, que no hay muchas opciones y esta es la mejor expresión de democracia. Es urgente resolver entre paz y violencia, entre constituyente y guerra civil, entre el orden institucional o el desastre.

Elías Jaua, Presidente de la Comisión Presidencial para la Constituyente, dijo que la actual Constitución refleja un Estado “débil” que no tiene los suficientes mecanismos para defenderse de situaciones como la guerra económica. ¿Es necesario un nuevo Estado?

– Ninguna Constitución es una lámpara de Aladino. Ella prevé un conjunto de mecanismos institucionales de largo alcance. No pienso que lo que está en juego sea crear un nuevo Estado..

Usted participó en la Constituyente de 1999, qué diferencia establece entre los dos procesos, el que le tocó vivir y el de ahora?

– Son muchas las diferencias. Chávez no está. Aquel país tenía poca madurez política y ciudadana. Había menos información en tiempo real. Los venezolanos no tenían la plena consciencia de cuánto es de importante el petróleo para la paz y para la guerra. Se ha aprendido a resistir y también que el rol de los Estados Unidos no es solo un discurso. Aún con las actuales complicaciones el proceso es menos complejo que el anterior.

¿Qué recomienda a los venezolanos? Cómo influirá en sus vidas y en la actual crisis económica este proceso constituyente?

– Si se pierde Venezuela se pierde un proyecto de solidaridad, de integración y derechos sociales. Superado el conflicto político podría dedicarse el país a resolver lo económico y lo social

La oposición argumenta (y lo ha denunciado en foros internacionales) que esta Constituyente es ilegal ¿lo es? Que se requiere un referéndum para que el pueblo decida y además defienden a la actual Constitución

– La Constituyente convocada por el presidente Maduro no es ilegal. Ahora bien, estoy convencido de que es necesario el referéndum pues las razones son diferentes a las que hubo para la anterior ANC. Los artículos 347 y 348 son determinantes. Confieren la iniciativa al Presidente. Mantengo esa tesis pero estoy abierto a supuestos diversos que tengan lógica jurídica. Es mi opinión, no una verdad. El derecho no es matemáticas y admite criterios interpretativos. Pero todos los pasos dados son legales, legítimos y apegados a la Constitución. La Constitución del 61 obviaba el poder constituyente y no establecía mecanismos para convocarlo. En cuanto a la defensa de la Constitución debo decir que la Constituyente no es para derogarla.

Se plantea un foro de 500 miembros ¿Es esto viable?

– Viable es, lo que pudiera es no ser práctico. Un número tan grande se prestaría a jugadas parlamentarias para retardarla y evitar conclusiones de manera inmediata. La situación a mi juicio tiene cierta emergencia y no basta con producir un órgano que ventile soluciones sino que los logre en el tiempo más breve posible. Un proceso de desgaste y retardos injustificados podría alargar la crisis política.

En todo caso ¿será para este año?

– No hay razones para que no se convoque y resuelva en cuatro o cinco meses. Todo depende de la sensatez y madurez de los integrantes de la ANC y de ella como cuerpo colegiado. La anterior, aún con los problemas que planteó una Constitución que no la establecía y hasta la evitaba, permitió que se concluyera en cinco meses.

Isaías Rodríguez:“El pueblo eligió un parlamento no una dictadura parlamentaria”


– El embajador de Venezuela en Italia, constituyente Isaías Rodríguez, aclara que la Asamblea Nacional no puede convocar el referendo revocatorio del mandato presidencial y advierte que sobre esto se ha hecho una interpretación interesada

– Para anular la LOTTT tendrán primero que derogar la Constitución pues Chávez reprodujo en ella las mismas normas

Esta entrevista la publica Correo del Orinoco en su edición del 14 de diciembre de 2015. Consúltala aquí CORREO 14 DIC Págs. 12-13

El actual embajador de Venezuela en Italia, constituyente Isaías Rodríguez, advierte que el 6 de diciembre el pueblo votó para elegir uno de los cinco poderes públicos, es decir, un parlamento y no una “dictadura parlamentaria”.

Motivado por las recientes declaraciones de los más conspicuos dirigentes opositores, Rodríguez acepta conversar sobre algo que él conoce mucho porque ayudó a “parirla”: la Constitución Bolivariana, aprobada en referendo consultivo el 15 de diciembre de 1999. Pareciera, a juzgar por ciertas amenazas, que no solo algunas leyes están en la mira de la “nueva mayoría” electa sino que también la Carta Magna corre el peligro de desaparecer. Además, se atribuye a la Asamblea Nacional, y así ha sido difundido, más poder que el que le consagra el texto constitucional y qe trascendería al del propio Presidente de la República. La desinformación huelga y la confusión está a la orden del día.

¿Hasta dónde llega el poder de una mayoría calificada en el actual escenario? ¿Realmente pueden hacer lo que les venga en gana?
– La oposición puede tener no solo mayoría calificada, sino los 167 asientos de la Asamblea Nacional y no puede hacer sino lo que le está permitido. De lo contrario sus actos son nulos. Dentro de las facultades que le otorga el artículo 187 de la Constitución puede a través del voto de censura, ajustándose al procedimiento establecido destituir ministros y hasta al Vicepresidente Ejecutivo. Puede dictar una Ley de Amnistía, autorizar el nombramiento del Procurador (si aún no ha sido designado) y a los jefes de las Misiones Diplomáticas (si no han sido designados) autorizar la salida del Presidente cuando su ausencia fuere mayor de cinco días consecutivos, pero aunque quiera no puede destituirlo. Un sistema político constitucional implica la interacción del conjunto de instituciones y procesos que permitan en forma coordinada tomar las decisiones del Estado a través de sus Poderes Públicos sin que ninguno de ellos prevalezca u obstaculice el desarrollo o funciones de los otros. No solo no pueden hacer lo que les dé la gana sino que están sujetos al control de la Sala Constitucional del Tribunal Supremo de Justicia y al famoso 350 de la Constitución tan invocado por la oposición contra el Presidente Chávez.

Derogar, reformar, modificar, pulverizar leyes

¿Cómo puede el Presidente de la República blindar las leyes que ya fueron sancionadas y promulgadas como la Ley Orgánica del Trabajo o la Ley de precios justos?
– El Presidente no tiene competencia constitucional para blindar ninguna ley. Esta competencia es de la Asamblea Nacional quien podrá modificarla porque legislar es una de sus funciones. En el caso de la LOTTT la situación es más compleja para el Parlamento, porque la Asamblea Constituyente de 1999 cuando aprobó la Constitución previó esta circunstancia y la blindó. ¿De qué manera? Colocó en la Constitución la mayoría de las disposiciones contenidas en dicha ley y, en este caso, si se pretenden dejar sin efecto normas de ella que están presentes en la Constitución y que la LOTTT solo reproduce, tendría la Asamblea Nacional que modificar la Constitución y someter a referendo popular la aprobación de la nueva ley que fuere sancionada por el neoliberalismo.

Objetivo: Nicolás Maduro
Si durante 16 años el presidente Hugo Chávez debió gobernar ante una oposición hostil, con Nicolás Maduro la situación no ha sido diferente. Por esta razón la elección parlamentaria se convirtió en un símbolo para romper ataduras del “castro-comunismo” y la Mesa de la Unidad logró para ello un importante apoyo internacional.

Se ha difundido la idea de que la Asamblea Nacional también puede convocar un referéndum revocatorio del mandato presidencial ¿esto es correcto?
– En el artículo 187 no hay ninguna atribución que autorice a la Asamblea Nacional a convocar referéndum revocatorio. Posiblemente, con el propósito de burlar la Constitución o de hacer una interesada interpretación de la norma, con el peligro de incurrir en lo que técnicamente se conoce como “desviación de poder”, quien haya hecho tal afirmación le da al referéndum revocatorio una analogía con lo previsto en el artículo 233 de la Constitución. Son situaciones distintas. Esta norma ubica la falta absoluta del Presidente de la República y el tratamiento que la Asamblea debe darle, pero nada tiene que ver con el referéndum revocatorio. Los órganos o Poderes Públicos solo pueden hacer lo que les está permitido. A nuestro juicio solo puede revocar quien elige y la revocatoria de mandato es un instrumento de control popular, no de control legislativo. La legitimidad de origen o cualidad para revocar es de quienes eligieron. Aquí no es aplicable el aforismo de “quien puede lo más puede lo menos”. Si se accede al poder por la vía del voto se pierde el mandato por la misma vía. Es más, el constituyente se cuidó de diferenciar mandato del funcionario de un cuerpo colegiado y de un cuerpo no colegiado. Por lo demás el artículo 72 es demasiado claro se refiere a “electoras o electores”. Mantiene la coherencia de lo que técnicamente se llama “cualidad jurídica”. La revocatoria del mandato, igualmente está definida por este artículo 72 “como un mecanismo de democracia directa” orientado a la consulta de los electores o electoras a opinar sobre la interrupción del mandato de una autoridad electa por ellos. Es clara la norma cuando expresa que la ciudadanía lo activa a través de la recolección de firmas. No habla, por ninguna `parte la Constitución de que se trata de un acto de “democracia indirecta” que permita la activación de la solicitud de revocatoria a través de cuerpo deliberante o legislativo. El derecho es lógico 2 y 2 son cuatro, no 22.

Hay quienes proponen que Maduro puede disolver la AN. ¿Qué opina de esto? ¿Cuáles serían las ventajas y desventajas?
– El presidente tiene dispositivos de control que están unos en el Parlamento y otros en el Judicial. Cada Poder está sujeto a funciones perfectamente determinadas en la Constitución. No hay, en consecuencia, el ejercicio del poder por un solo órgano y más lo sería pretender desviar el régimen presidencial hacia el parlamentarismo. Yendo a tu pregunta el caso es que además del presidencial y del parlamentario existe un “sistema mixto”, mezcla francesa del parlamentario y del presidencial. Tuvo su origen en una reacción socio política contra “el asambleísmo francés” y la “partidocracia”. En la Quinta República francesa lo impusieron como “un sistema para la cohabitación política”. En el diseño y modo de funcionamiento de las instituciones políticas juega un papel determinante la situación histórica de cada república, la idiosincrasia y la cultura política.
Explica el también ex fiscal general de la República que en este sistema mixto el Presidente se elige por votación directa y el Parlamento no debe obstruirlo. “El Presidente en este sistema tiene facultades para disolver el Parlamento. La disolución es una forma de evitar la obstrucción por parte de los partidos. Su propósito es propiciar mayorías parlamentarias coherentes. El presidente debe garantizar el funcionamiento de las instituciones y cuidar la estructura institucional y su funcionamiento sin obstrucciones. En dos ocasiones Francois Mitterrand disolvió la Asamblea Nacional francesa. Lo hizo porque en anteriores elecciones la mayoría de los escaños los detentaba una coalición de la derecha”.

El pueblo nos dio una lección
Isaías Rodríguez analiza los resultados electorales desde una perspectiva crítica teniendo el cuidado de no juzgar a quien en esta ocasión no respondió como se esperaba, es decir, al pueblo.
Palabras como “castigo” “traición” “lección” minan el discurso de dirigentes chavistas para buscar una explicación a lo ocurrido.

¿Qué fue, entonces? ¿castigo? ¿lección?
– A mi juicio las dos cosas. O tres: Advirtió, castigó y nos dio una lección. Nos preguntó si se nos olvidó el socialismo. Nos puso contra la pared. Nos castigó como lo hace un buen padre o madre de familia con un hijo para que aprenda por las malas o por las buenas (la metáfora es una expresión romana del derecho que crearon). Pero si el propósito de la pregunta es indagar la diferencia entre uno y otro vocablo. Nos impuso una sanción y prisioneros de esa sanción nos ha dado una clase sobre lo que es “consciencia” y de cómo hay que luchar para derrotar las hegemonías y construir una verdadera sociedad alterna al capitalismo.
En su opinión ese pueblo “no se cambió de traje ni ha brincado la talanquera” y rechaza de manera contundente que se le tilde de “traidor” a quien, según dice, “ha sido demasiado leal”.
– Veo – remata Rodríguez- a un pueblo indignado ante tanto maltrato, tanta indolencia y tanta traición que nos dice Chávez nos enseñó a leer, a escribir, a pensar, a reflexionar, a ser y con esa personalidad que nos ha dado el chavismo queremos preguntarles a ustedes si siguen siendo chavistas con nosotros o contra nosotros. El comandante nos enseñó a ser leales, pero también nos dijo que no nos dejáramos utilizar por nadie y que ante una situación confusa o de incertidumbre fuésemos leales con nosotros mismos. Vendrán más Chávez y si tenemos que hacerlos los vamos a hacer con aciertos y equivocaciones como Simón Rodríguez se lo enseñó al Libertador.

Lo que falló
– Formación y construcción de una identidad consciente con la revolución
– Ni el gobierno ni el PSUV dieron un debate de ideas, todo se concretó a culpar de la crisis a la llamada “guerra económica”
– No hubo un plan estratégico contra esa guerra donde se involucrara toda la estructura revolucionaria para confrontar el sabotaje, la escasez y el acaparamiento
– La impunidad contra los grandes beneficiarios de la corrupción (Caso Cadivi denunciado por una ministra que fue destituida por denunciarlo y la ineficaz lentitud de la Fiscalía en esta investigación) – La ineficiencia en el manejo de la economía
– La torpe gestión comunicacional que optó por comprar medios y hacer propaganda panfletaria en lugar de crear consciencia política e informativa
– La escogencia de candidatos y candidatas pasando muchas veces por encima de la voluntad popular y las primarias para colocar familiares cercanos a los gobernadores en las primeras opciones
– La burocratización y el visto bueno del PSUV a esta peligrosa complacencia que desmoralizó la dirigencia de base y le restó autoridad a la hora de exigir organización y compromiso político
– El irrespeto al comandante Chávez al tratar de hacer con su credo y su legado una religión política que lo dejó en su mausoleo y no lo colocó codo a codo con la acción revolucionaria y popular

¿Murió la revolución? ¿Murió el chavismo?
– Están una y otro más vivos que nunca gracias a ese pueblo que nos ha sacudido con este revolcón. Nos ha sacado de la comodidad y del individualismo con que muchos ven su futuro personal y el de su familia y sus amigotes sin mirar hacia abajo. Hay que ser humildes y autocríticos, dejar la borrachera de poder, la arrogancia, la soberbia, el empoderamiento personal y el afán de prestigio mal habido, de ambiciones desmedidas, del desprecio a todo cuanto signifique solidaridad o sacrificio. A pesar de ellos, de quienes han tratado de matar con su ejemplo y su conducta a la revolución y al chavismo casi seis millones de chavistas, con muy pocos argumentos convincentes para hacerlo, muchos con un pañuelo en la nariz han votado por las listas que les han impuesto. Hay Chavismo y revolución para rato.

 

Estado de Excepción decretado por Maduro no supone suspensión de garantías constitucionales


LA FRONTERA

Amparado en el artículo 337 de la CONSTITUCIÓN DE LA REPÚBLICA BOLIVARIANA DE VENEZUELA, el presidente de Venezuela, Nicolás Maduro, decretó este viernes el Estado de Excepción en la frontera colombo-venezolana en los municipios Bolívar, Junín, Ureña, Capacho Independencia y Capacho Libertad del estado Táchira.

Esta decisión es consecuencia de los últimos eventos ocurridos en esa zona fronteriza venezolana, tras el ataque presuntamente paramilitar registrado ayer jueves 20 de agosto, contra una comisión de la Fuerza Armada Nacional Bolivariana que se encontraba en labores contra el crimen transnacional y el contrabando de extracción.

Horas después de haber anunciado el cierre de la frontera por 72 horas, Maduro acompaña el decreto del Estado de Excepción con una medida que mayoritariamente el pueblo venezolano esperaba: la frontera continuará cerrada “hasta nuevo aviso”, es decir hasta que se “regularice” la situación de caos que se viene viviendo en esa localidad y sean atrapados los irregulares que atacaron a tiros a los soldados de las Fanb. Maduro designó como autoridad única para ejecutar el estado de Excepción al gobernador de la entidad, José Gregorio Vilema Mora.

El Estado de Excepción

Los Estados de Excepción en Venezuela se decretan en circunstancias de orden social, económico, político, natural o ecológico que afecten gravemente la seguridad de la nación.

Los Estados de Excepción son tres: alarma, emergencia económica y conmoción, y están contemplados en  el Título VIII Capítulo II, artículos 337, 338 y 339 de la CRBV.

El Estado de Excepción se dictará hasta por 60 días, prorrogable por 60 días más. La prórroga debe aprobarla la Asamblea Nacional.

En Venezuela los Estados de Excepción se rigen por la Ley Orgánica de Estados de Excepción sancionada el diciembre de 2000 y publicada en la Gaceta Oficial No. 37261, del 15 de agosto de 2001.

El capítulo referido a los estados de Excepción fue redactado casi en su totalidad por el constituyente Isaías Rodríguez y un equipo de expertos constitucionalistas, durante la discusión de la nueva Constitución en 1999. En esa oportunidad se cambió la filosofía que prevaleció en la Carta Magna de 1961, eliminándose lo que se conocía como el “inciso Alfaro”  (llamado así porque supuestamente lo incluyó en la constitución de 1947 el caudillo adeco Luis Alfaro Ucero y se mantuvo en la de 1961) que contemplaba durante los estados de excepción, la detención y confinamiento de cualquier mortal sólo ante “fundados indicios para temer inminentes trastornos del orden público (…)’. Es decir, el Presidente de la República podía encarcelar a quien quisiera con tan sólo sospechar. Ese sello de represión y de inseguridad fue revertido en la Constitución impulsada por Hugo Chávez.

No se restringen garantías 

En la Constitución Bolivariana los estados de Excepción tienen sus Límites y entre otros derechos se garantiza el de la vida, el de la integridad personal, la libertad, el debido proceso y la información. De modo que las acusaciones de la oposición representada en la Mesa de la Unidad, sobre la supuesta violación de derechos humanos a causa del estado de excepción, se quedan sin sustento y sólo buscan descalificar y debilitar la decisión presidencial. Tal vez en gobiernos pasados sí hubiese tenido razón el señor Jesús “Chúo” Torrealba, jefe de la “unidad”.

Es la primera vez que Venezuela apela a la figura de los Estados de Excepción.

Más información aquí. 

Isaías Rodríguez: Chávez continuará desafiando su enfermedad


(Entrevista realizada por la autora vía Internet al actual embajador de Venezuela en Italia, constituyente y ex fiscal general de la República)

El constituyente Julián Isaías Rodríguez, actual embajador de Venezuela en Italia y ex Fiscal General de la República, afirmó que la Sala Constitucional del Tribunal Supremo de Justicia puede “mover” las veces que sea necesario la fecha de toma de posesión del Presidente Hugo Chávez, prevista  en la Constitución de la República Bolivariana de Venezuela para el 10 de enero de 2013 (artículo 231).

“Creo que la enfermedad le está cobrando a Chávez su lealtad y consecuencia  revolucionaria, y el hombre de retos que es continuará desafiándola. Como en Florentino y el Diablo habrá que esperar el amanecer.  Si no murió el 17 ya venció a Santander.  Páez se arrepintió al final y es un enemigo débil…”, es la reflexión de Rodríguez sobre la situación de salud que atraviesa el presidente Chávez. Para Rodríguez, la vía del TSJ dará tiempo al presidente Chávez de recuperarse o de tomar “la decisión definitiva”.

Refiriéndose a la designación de Nicolás Maduro como sustituto en caso de falta absoluta, explica que ésta fue una decisión “precautelativa” de Chávez  Frías.

¿Cuántas veces se puede  acudir a la Sala Constitucional? ¿Puede considerarse eso como una violación a la Carta Magna?

–Puede él o quien tenga interés calificado, ir a la Sala Constitucional todas las veces que sean necesarias. Mal puede ser inconstitucional preguntar a esa Sala una opinión cuando ella es la única que puede interpretar la Constitución. Sus decisiones no son recurribles pero sí de obligatoria ejecución.

¿Usted cree que la oposición acepte la decisión de la Sala Constitucional de mover la fecha de la toma de posesión?

– -La oposición debe soportar todo lo que es constitucional. La ausencia para no estar el 10 de enero de 2013 puede ser, por ejemplo,  una enfermedad y dicha enfermedad tendría que ser evaluada por una Junta médica conformada por la Sala o por el TSJ; realizar una experticia y oír luego un pronunciamiento de la Sala Constitucional. Es solo un ejemplo, hay muchos. (Art. 231 y 233 de la CRBV)

En opinión de Rodríguez “ninguna ley tiene todos los supuestos regulados. La Constitución es la ley fundamental y su intérprete la Sala Constitucional, cuyas  decisiones complementan y suplen los vacíos”. No obstante cree que “todo está en orden” y que “nada quedó al caos en la Constitución actual”.

-Nuestra Constitución es todavía la mejor del mundo, reconocida ampliamente en este sentido por varios países europeos.

Pero en el pasado la oposición la descalificó aunque ahora la defiende

– Si, la oposición ha querido institucionalizarse, pero dentro de ella hay opositores que no le permiten crecer. Por ejemplo, los “Ismaelillos” son buenos cuando vienen de José Marti y los VELASQUEZ cuando pintan Meninas…

Isaías Rodríguez fue el primero en calificar de "golpe de Estado" contra el presidente Chávez, las  acciones del 11 de abril de 2002

Isaías Rodríguez fue el primero en calificar de “golpe de Estado” contra el presidente Chávez, las acciones del 11 de abril de 2002