Archivo de la etiqueta: Luis Almagro

Adiós, María Ángela


Aquel día vi en vivo el talk show que nos tenía preparado la Organización de Estados Americanos. Lo vi por Internet, a través de un canal de esos de youtube donde han empleado a periodistas venezolanas que, irónicamente, privilegiaban a los voceros y voceras “antivenezolanos”.

Mientras observaba las imágenes, los elegantes salones, las flores, los trajes de los asistentes, evocaba las palabras de Chávez sobre la inutilidad de ese organismo y entonces busqué en la web alguna información sobre cuánto nos cuesta mantener esa cosa.

La OEA consume actualmente un presupuesto de 84,8 millones de dólares que salen del PIB de los 34 países miembros. Imagínense, con los problemas económicos y sociales que tenemos en nuestra América, encima hay que apartar un porcentaje ¡para que Luis Almagro se compre sus corbatas!.

El que más aporta (of course) es Estados Unidos, con 59% de la cuota, (le siguen Canadá, México, Brasil, Argentina y Chile) pero desde 2013 “el imperio” venía sacándole el cuerpo al asunto al considerar entonces que la OEA era “inoperante” y que no tenía sentido gastar tanto en una organización que discute temas “sin relevancia”. Incluso en 2016 se abstuvo en la votación propuesta por Luis Almagro para incrementar las cuotas en un 3% (Venezuela y Bolivia lo rechazaron, junto a Brasil, Canadá, El Salvador y Nicaragua).

No obstante Mr. Mike Pompeo, de plácemes como estaba en la última sesión, reconoció (ahora sí) que la OEA necesita más atención y comprometió a su país a ser más “generoso”.

Claro, esa posición tan altruista obedecía a que durante la 48 Asamblea General se esperaba un nuevo golpe contra Venezuela. Aquí un pequeño inciso para decir que a nosotros nos toca una cuota de 2,1% y tenemos, por cierto, una deuda gigante, más de 8 millones de dólares. ¿Nos iremos con la cabuya en la pata?

Los cabildeos de EEUU y el llamado grupo de Lima eran evidentes para arreglar una votación con la cual se pretendía liquidar a la revolución bolivariana. De modo que se alteraron procedimientos y se apuraron resoluciones, tal como lo advirtió el canciller de San Vicente y Las Granadinas, Camilo Gonsalves cuando dijo que “el derecho internacional es muy importante para los pequeños estados y el procedimiento porque si no fuera por ello no existiríamos”.

Y allí estaba Colombia (que le aporta a la OEA menos que Venezuela, 1,3%) con su flamante representante, María Ángela Holguín, una de las más activas. Sostuvo no menos de 12 minireuniones buscando forzar una posición con países que aún no tenían decisión sobre Venezuela. Sin mucha paciencia para la prensa, con el rostro cansado, sudoroso y pálido, desaliñada y sin el glamour de otros tiempos, cuando era “panita” de Nicolás Maduro y de Hugo Chávez, la también ex embajadora de Colombia en Venezuela, fue pieza clave en el fuerte lobby estadounidense.

holguin-e1528778567599.jpg

María Holguín declara a las periodistas venezolanas

Las dos veces que el canciller venezolano, Jorge Arreaza, intervino para responder a su discurso lastimero y quejumbroso, de cómo han recibido a millones de migrantes venezolanos que son un peligro sanitario para “la región”, ella, como buena santanderiana, se retiró del salón y nos recordó al “por qué no te callas” del hoy maltrecho Rey de España.

“No me vaya a responder que ustedes han atendido a muchos colombianos eso lo sabemos y siempre le hemos agradecido las puertas abiertas que tuvo Venezuela en la década de los 60 70 y 80” dijo Holguín dirigiéndose a Arreaza. Pero no lo escuchó en su réplica. Salió del salón y se encerró unos minutos en el tocador de damas (adonde la siguieron las periodistas venezolanas a quienes espantó con un dejo de fastidio) porque las palabras del joven diplomático le dolían en los oídos y le laceraban la conciencia.

Quizás pensó que ya termina el gobierno de Santos y la guerra en su país (más bien la “paz de los sepulcros”) no cesa ni los “daños colaterales” como el asesinato de los periodistas del diario El Comercio, en la frontera con Ecuador, cuya responsabilidad no han querido compartir con el gobierno entreguista de Lenin Moreno; ella, María Ángela, preocupada por los muertos de las guarimbas en Nicaragua, aunque en Colombia siguen matando líderes sociales y continúan apareciendo fosas comunes donde, según la Fiscalía colombiana, han hallado más de nueve mil cadáveres, un horror solo comparado con el Holocausto nazi o a la barbarie de Pol Pot en Camboya.

Ese día ella se despidió de la OEA pero pese a tanto esfuerzo no pudo entregar la tarea completa a su verdadero jefe, Mike Pence. Por eso desde esta tierra de gracia le decimos: Adiós, María Ángela, no pudiste con Venezuela. Nos toca ahora librar nuestra propia guerra aquí adentro…

Nota: para más información sobre las finanzas de la OEA pinche aquí

 

La Cumbre del bullying


Si usted busca la declaración de Quebec (Canadá) y el Plan de Acción elaborado durante la Cumbre de Las Américas de 2001, verá unos pequeños asteriscos en el texto los cuales remiten a las observaciones de la delegación de Venezuela, encabezada por el presidente Hugo Chávez, quien se estrenaba en esa fiesta como mandatario de uno de los países miembros.

Ya desde entonces Venezuela era incómoda por sus posiciones atentas siempre al orden constitucional interno, en primer lugar, y luego por la defensa de la soberanía y la autodeterminación de los pueblos. Chávez fue el único que firmó con reservas aquel documento por dos aspectos que no compartía: la denominación de democracia “representativa” (ya que la nuestra es participativa) y la adopción del Alca como única vía de desarrollo comercial en la región. En esa Cumbre se gestó la célebre Carta Interamericana. Venezuela sostuvo su posición y, además, rechazó por “impreciso” el párrafo que precisamente le están aplicando al presidente Nicolás Maduro para impedir su presencia en esa suerte de piñata que se celebrará en Perú durante las icónicas fechas del 12 y 13 de abril de 2018.

Sobre el párrafo al cual hacemos referencia, el embajador en la OEA, Jorge Valero, dijo que tal como estaba redactado, contenía ambigüedades que podían terminar en interpretaciones caprichosas sobre lo que allí se califica como “cualquier alteración del orden constitucional”, ante el cual sugirió el término “derrocamiento por la fuerza”, cosa que no fue aceptada.

La Cumbre de Las Américas conformada por 34 países, es un apéndice de la OEA que sigue lineamientos de su secretario general, Luis Almagro. Si en alguna de esas naciones hay una “alteración” o “ruptura” del orden democrático, eso bastará para que no pueda ir al party. Y es que “para ser diplomático hay que hablar un buen número de lenguas, incluyendo el doble lenguaje” (Carey McWilliams)

Pero lo más grave es que el llamado Grupo de Lima ha trascendido la esfera diplomática y la Cumbre de las Américas ha pasado a ser, en nuestra modesta opinión, la “Cumbre del Bullying” con niños y niñas malcriadas que no quieren compartir la piñata. Olvidan que no es a Nicolás Maduro a quien le hacen el “fo” sino a Bolívar y a Sucre, a sus propios libertadores. “No te invito a mi fiesta porque no me caes”, dicen, “y si vienes ya sabes…”, amenazan. Triste que muchos venezolanos se burlen y avalen tal trato. Irónicamente es el mismo que reciben quienes han migrado a esas tierras.

El periodista austríaco, Karl Kraus (1874-1936), escribió: “La diplomacia es un juego de ajedrez en el que a los pueblos se les da jaque mate”. Pero en Venezuela “todo 11 tiene su 13”…

Cronología de un desacato


Desde que la Asamblea Nacional decidió incorporar, el 5 de enero de 2016, a los candidatos cuya elección como diputados fue impugnada, el Tribunal Supremo de Justicia ha emitido seis sentencias que ratifican la ilegalidad de sus actos, amparada cada decisión en el ordenamiento legal venezolano vigente.

Hemos reconstruido una línea de tiempo destacando los hitos del problema pues la confrontación entre dos de los cinco poderes públicos que conforman el sistema de gobierno en Venezuela: el Ejecutivo y el Legislativo, se ha mantenido durante un año con muy pocos cambios.

El Presidente de la República, Nicolás Maduro,  se ha visto en la necesidad de acudir al Tribunal Supremo de Justicia para no detener la acción del Estado en los problemas más ingentes del país.

Estos son los hechos. Juzgue usted.

6/12/15: Los partidos agrupados en la Mesa de la Unidad Democrática obtienen la primera mayoría en la Asamblea Nacional. El Gran Polo Patriótico admite su derrota y desmonta con ello, matrices de opinión sobre un eventual desconocimiento a la victoria opositora.

30/12/15: Tras impugnaciones de resultados comiciales en circuitos de los estados Amazonas, Yaracuy y Aragua, además del representante indígena de la región sur, por diversos delitos, entre éstos, compra de votos en el estado Amazonas, la Sala Electoral del Tribunal Supremo de Justicia, en sentencia No.260, admite y declara procedente una solicitud de amparo cautelar ordenando “de forma provisional e inmediata la suspensión de efectos de los actos de totalización, adjudicación y proclamación emanados de los órganos subordinados del Consejo Nacional Electoral respecto de los candidatos electos por voto uninominal, voto lista y representación indígena”.

4/01/16: TSJ publica sentencia que ordena de forma provisional e inmediata la suspensión de efectos de los actos de totalización, adjudicación y proclamación emanados de los órganos subordinados del Consejo Nacional Electoral respecto de los candidatos electos por voto uninominal, voto lista y representación indígena en el proceso electoral realizado el 6 de diciembre de 2015 en el estado Amazonas para elección de diputados y diputadas a la Asamblea Nacional.

6/01/2016: Toma posesión la nueva Asamblea Nacional y son juramentados los tres candidatos cuya elección fue impugnada en el estado Amazonas: Nirma Guarulla, Julio Ygarza y Rommel Guzamana, éste último representante indígena, contraviniendo la sentencia del TSJ.

6/01/2016: En el acto de toma de posesión como nuevo presidente de la AN, Henry Ramos Allup anuncia que “en un lapso de seis meses contados a partir de la instalación de la Asamblea Nacional, propondríamos un método, un sistema, para cambiar el gobierno por vía constitucional”. (Ni la OEA ni el parlamento europeo, ni la Fiscal Luisa Ortega Díaz, ni ninguno de los países que hoy dicen estar preocupados por Venezuela reaccionaron en contra ni se solidarizaron con el presidente Nicolás Maduro)

12 / 01/ 2016: ante la presión del Gran Polo Patriótico son desincorporados los candidatos impugnados

14/01/2016 – La Sala Constitucional del TSJ en su sentencia No. 03, declara que cesó la “omisión constitucional” de la AN y que Maduro podía presentar su mensaje anual allí

15/01/2016: Presidente Maduro presenta su mensaje anual ante el Poder Legislativo

27/07/17: Los tres candidatos indígenas de la oposición venezolana cuya toma de posesión había sido suspendida por el Tribunal Supremo de Justicia se reincorporan de nuevo al Parlamento. Henry Ramos Allup afirmó entonces: “Nosotros estamos obligados a mantener la integridad y la vigencia plena de la Constitución en caso de que sea infringida por cualquier ciudadano o cualquier autoridad, ergo, no vamos a acatar ninguna sentencia inconstitucional del TSJ que viole esta Constitución ni la soberanía popular.

11/08/ 2016: Mediante la sentencia 126, la Sala Electoral del TSJ declara la invalidez, inexistencia e ineficacia jurídica del acto de juramentación e incorporación a la Asamblea Nacional de los ciudadanos Julio Ygarza, Nirma Guarulla y Romel Guzamana en los cargos de diputados por “violación flagrante del orden público constitucional”. La decisión dictada en ponencia conjunta declara el desacato en el que ha incurrido la junta directiva de la AN junto con los diputados de la Unidad ante las dos sentencias emitidas por la Sala Electoral, dictadas el 30 de diciembre y el 11 de enero pasados, en las que se ordenó y ratificó, respectivamente, la suspensión de efectos de los actos de totalización, adjudicación y proclamación de los diputados electos en Amazonas y la Región Indígena Sur.

02/09/2016: La Sala Constitucional del TSJ dictamina que “resultan manifiestamente inconstitucionales y, por ende, absolutamente nulos y carentes de toda vigencia y eficacia jurídica, los actos emanados de la Asamblea Nacional, incluyendo las leyes que sean sancionadas, mientras se mantenga el desacato a la Sala Electoral” ( N° 808)

30/10/2016: se inicia proceso de diálogo en Venezuela con representación de la MUD

12/11/2016: Producto del diálogo se acuerda avanzar en la superación de la situación de desacato de la Asamblea Nacional dictada por el Tribunal Supremo de Justicia. En ese sentido se acordó instar a los poderes públicos competentes a actuar en la resolución de la situación del caso Amazonas en términos perentorios. MUD acepta repetir elecciones en ese Estado

15/11/2016: candidatos indígenas impugnados piden su desincorporación otra vez

9/01/2017: cambios en la directiva de la AN. Sale Henry Ramos Allup (AD) y asume la presidencia del Legislativo,  Julio Borges (Primero Justicia), desincorpora oficialmente a los candidatos impugnados.

11/01/2017: El TSJ emite la sentencia No. 2 mediante la cual declara “la inconstitucionalidad por omisión del Poder Legislativo Nacional y, en consecuencia, se Anulan los Actos Parlamentarios realizados el 05 y el 09 de enero de 2017 por la Asamblea Nacional.”

11/01/2017: En la sentencia No. 3 del TSJ, “se resuelve la Interpretación Constitucional solicitada y se Declara la omisión inconstitucional de la Asamblea Nacional. En consecuencia, se dispone que en esta oportunidad el Presidente de la República, ciudadano Nicolás Maduro Moros, debe rendir su Mensaje Anual al que se refiere el artículo 237 Constitucional ante el Tribunal Supremo de Justicia.”

Nota 1: aún no se repiten elecciones en Amazonas aunque el presidente Maduro anunció que se realizarían el 20 de diciembre de 2016

Nota 2: En los seis meses que la Asamblea Nacional estuvo “legal” impulsó acciones en contra del gobierno legítimamente electo en Venezuela, alentado por las acciones del secretario general de la OEA, Luis Almagro, y sus pretensiones de aplicar la Carta Interamericana Democrática contra el país.

Nota 3: La AN, pese a continuar operando en la ilegalidad, ha aprobado diferentes resoluciones contra el Presidente de la República, erigiéndose en un poder para desplazar a otro cuando esa no es su función.

Almagro a la 1


De todos los géneros periodísticos el más apasionante es la entrevista, porque como método indagatorio (según definición de la profesora Olga Dragnic) permite obtener valiosa información o dibujar la personalidad de quien tengamos enfrente.

“La más pública de las conversaciones privadas” (Jorge Halperin), la entrevista, se la ha debilitado en esos programas matutinos de nuestra TV en general, hasta convertirla en una amigable e inocua conversación de donde el único que no sale ileso es precisamente el usuario, el que lee la entrevista, el que la escucha, el que la ve. Ya hemos hablado de esto en otros artículos pero nunca nos cansaremos de abordar el tema, especialmente para que las nuevas generaciones de periodistas puedan “salvar” a este maravilloso género y traerlo de nuevo al periodismo crítico.

Ser periodista, entonces, implica no sólo estar en la noticia día a día sino saber exactamente cuál es el entrevistado o entrevistada más pertinente en determinado momento y en eso no le mezquinamos a Vladimir Villegas su capacidad de tener cada día precisamente al que queremos escuchar. Claro que los periodistas de Globovisión, mimetizados, bien con su medio o bien con su preferencia partidista, se transforman en “Cruela de Vil” ante un chavista o “Barnie” frente a un opositor y eso precisamente fue lo que vimos en la entrevista a Luis Almagro, jefe de la Organización de Estados Americanos, el hombre que representa no a 34 países sino a la oposición venezolana ante ese organismo. Alto pana de Lilian Tintori, de Leopoldo López y de Henry Ramos Allup. Almagro, el que está pidiendo que se le aplique a Venezuela la Carta Democrática Interamericana, ayer salió “liso” de esa entrevista (ni siquiera le leyeron los tuits) y vimos a un Vladimir inusitadamente amable, lanzando, además, pregunticas sobre “Delcy” (sabemos que el tema favorito entre hombres somos las mujeres, pero se trata de la Canciller venezolana) al punto de que con cierto sonrojo el uruguayo al final pudo zafarse del chisme con maestría de viejo zorro político…

Y es que el usuario,  el ciudadano común y corriente, el que no puede llegarle a esos personajes, espera que el periodista haga las preguntas que están en el aire, es decir, si algo rescatamos del periodismo norteamericano es que los periodistas somos “los perros guardianes de la sociedad”, “ojos y oídos de la sociedad”, pero ese rol ya casi no se ve.

Por ejemplo Almagro habló de que en Venezuela no hay separación de poderes, pero no se le preguntó su opinión acerca de lo que dijo el actual Presidente de la Asamblea Nacional cuando se juramentó: “sacaremos a Maduro en seis meses”. Tampoco se le planteó que ese Parlamento intenta ser un Estado paralelo, torpedeando permanentemente las iniciativas del gobierno central; designando nuevos magistrados del TSJ o incorporando diputados de manera ilegal.

Se le interroga sobre si la Carta Democrática Interamericana se está aplicando o no, sin antes poner en la mesa el hecho de que ese instrumento se activa sólo cuando hay una “alteración del orden constitucional” (artículo 20 de la CDI). No se le preguntó a Almagro: ¿En Venezuela hay una alteración del orden constitucional? Al menos eso lo hubiese puesto en aprietos pues pese a las predicciones de Ramos Allup (quien por cierto le quitó el puesto a Adriana Azzi), Nicolás Maduro sigue siendo Presidente.

El jefe de la OEA se amparó todo el tiempo en su informe de 137 páginas pero nunca se le preguntó cuáles fueron sus fuentes, lo cual hubiese sido deseable para poner en evidencia el sesgo del documento sobre el cual se sustenta uno de los mayores atentados a un país libre y soberano como Venezuela.

Sobre el proceso de diálogo, la pregunta buscaba, con toda intención (y casi lo logra Villegas) una respuesta que descalificara a los ex presidentes y al propio diálogo. En este aspecto Almagro habló como cualquier miembro de la MUD y quedó en el ambiente un sutil velo que evidentemente empaña la actuación de los mediadores, especialmente de Rodríguez Zapatero.

Ya casi para concluir estas reflexiones, y a propósito de que se trataba de dos diplomáticos en amena charla, recreamos la frase del periodista austríaco, Karl Kraus (1874-1936), quien escribió: “La diplomacia es un juego de ajedrez en el que a los pueblos se les da jaque mate”.

Bueno, en esa entrevista se le dio un jaque mate al periodismo, por eso en vez de “Vladimir a la 1” lo que vimos fue “Almagro a la 1”.

Una declaración sobre Venezuela en la cual “no” participó Venezuela


Mientras corren los 45 minutos del cuarto receso convocado por el presidente del Consejo Permanente de la OEA, José Manuel Arcuri (Argentina), repasemos qué ha ocurrido hasta ahora.

El receso fue solicitado por nuestro embajador ante ese cuerpo colegiado, Bernardo Álvarez, en virtud de que se estaban considerando dos proyectos de declaración: una que presentó Venezuela apenas hace 24 horas, cuando hizo la solicitud de la reunión que está en desarrollo, y otra preparada por la Delegación de Argentina y co-patrocinada por las delegaciones de Barbados, Estados Unidos, Honduras, México y Perú, la cual según sus promotores, ya era conocida y apoyada por 15 paìses.

Álvarez destacó que Venezuela no había tenido tiempo suficiente para distribuir y dar a conocer su propuesta de declaración mientras que el otro documento ya tenía días elaborándose. Además indicó que Venezuela no había participado en la elaboración de ese documento.

Tras un largo debate y antes de que se diera por aprobada la propuesta de declaración presentada por México que respaldaron 21 paìses, Álvarez solicitó conformar un grupo de trabajo que revisara las dos propuestas de declaración con el objeto de dejar firma una sola.

Canadá y Estados Unidos rechazaron la creación del grupo de trabajo en un tono bastante poco diplomático e incluso acusaron a Venezuela de tender una “trampa” en los procedimientos. Ambos paìses lucían apurados por aprobar cualquier cosa.

México propuso un nuevo receso lo cual fue aceptado por Venezuela para evaluar puntos de coincidencia en ambos documentos y por eso se levantó la sesión por 45 minutos.

Es importante señalar que no se consideró en ningún momento la aplicación de la Carta Interamericana, tal y como invocó el secretario general de la OEA, Luis Almagro, sino propuestas “informales” de declaración que apuntan hacia el diálogo entre las partes en conflicto.

Ambos documentos también tienen en común el apoyo a las gestiones realizadas por los ex presidentes Zapatero, Fernández y Torrijos.

Paraguay pidió una enmienda en la declaración de México, para incluir en el punto 3 el revocatorio, pero esto se descarta que sea aprobado porque se considera injerencista en los asuntos de Venezuela.

Es curioso que paìses que no tienen la herramienta del referéndum revocatorio, lo exijan para Venezuela cuando ya éste fue consagrado en la Constitución de la Repùblica Bolivariana de Venezuela, e impulsado por el presidente Hugo Chávez.

Mientras sesionaba el Consejo Permanente de la OEA, el secretario general Luis Almagro recibía a Carlos Vecchio.

con vecchio

Para el momento de concluir esta nota aún no se reinicia la sesión del Consejo Permanente de la OEA.

 

 

 

 

 

 

 

 

¿Cuál es la ruta de la hoja de ruta?


Los voceros de la Mesa de la Unidad Democrática lanzaron este lunes su decreto de guerra a muerte. Nada que no hayamos escuchado ya. Puro “caliche” como dicen los periodistas, pero ahora meten todo en una llamada “hoja de ruta” en la cual, francamente, no se define ninguna ruta. Veamos:

trofeo

La hoja de ruta de la MUD

1: Convocamos a todo el pueblo de Venezuela para lograr la renuncia de Maduro a la presidencia de la república: o sea que es el pueblo el que le pedirá la renuncia al presidente Nicolás Maduro quien ya dijo que él no se va. Y ¿De qué manera lograrán esto entonces? Dicho sea de paso, algo tan personal pues nadie lo puede obligar a ello. ¿Guarimbas? ¿Marchas? Y entonces evocamos a aquellos jóvenes que juraron en la Plaza Altamira no volver a sus casas hasta que saliera Maduro pero a los tres días ya habían abandonado la batalla.

2: Vamos a aprobar una enmienda constitucional que sea votada y defendida por el pueblo para reducir el mandato presidencial y lograr elecciones presidenciales este año: como la canción de la Pulga y el Piojo, ya no es la renuncia que ya la tenemos, ahora es la enmienda ¿dónde la hallaremos?…Si no es el pueblo que va y lo desaloja, es la renuncia. Y si no es la renuncia, entonces es la enmienda, un mecanismo que tiene su procedimiento y está en la Constitución que nos rige y que impulsó el presidente Hugo Chávez con el respaldo mayoritario del pueblo. La enmienda, según el artículo 340 de nuestra Carta Magna, tiene por objeto la adición o modificación de uno o varios artículos de la Constitución “sin alterar su estructura fundamental” La iniciativa de la enmienda podrá partir del 15% de los ciudadanos inscritos en el registro civil y electoral o de un 30% de los integrantes de la Asamblea Nacional o del Presidente en Consejo de Ministros. Cuando la iniciativa parta del legislativo se requiere la probación de ésta por la mayoría de sus integrantes y seguirá el proceso de formación de las leyes.

3: Iniciar el proceso para el referéndum revocatorio y aprobar la ley de referéndum: seguimos como La Pulga y El Piojo: Ya no es por la enmienda que ya la tenemos, ahora es el revocatorio ¿dónde lo hallaremos?: en el artículo 72 de la Constitución de Chávez: “Todos los cargos y magistraturas de elección popular son revocables”. Transcurrida la mitad del período, un número no menor del 20% de los electores de la localidad correspondiente podrá solicitarlo. Cuando igual o mayor número de electores que eligieron al funcionario hubieren votado a favor de la revocatoria, siempre que haya concurrido al referendo un número igual o superior al 25 por ciento de los electores y electoras inscritos se considerará revocado el mandato. En el caso del presidente Maduro deberá obtener una votación superior a los 7 millones 587 mil 579 de sufragios que lo llevaron a la Primera Magistratura para ganar el referéndum.

Adicionalmente, y como en Venezuela los referendos son normados por el Consejo Nacional Electoral desde 2007, la oposición está impulsando también una Ley sobre esta materia. Seguimos con el estribillo: ya no es el revocatorio que ya lo tenemos, ahora es la Ley de Referéndum ¿dónde lo hallaremos?

Por otro lado, intentan activar la Carta Interamericana Democrática de la Organización de Estados Americanos, es decir aplicarnos el artículo 21, lo cual sólo significa que expulsarán a Venezuela de ese excelso organismo. Es decir nade nos va a invadir ni mucho menos nuestro país quedará aislado. Los tiempos son otros.

La distorsión mayor es que el propio secretario general de la OEA, Luis Almagro, está impulsando desde dentro tal acción que para concretarse debe primero convocarse una sesión extraordinaria y llamar a votación a sus miembros. Recordamos que Cuba fue expulsada de ese ente en 1962 y luego en 2009, en Honduras se levantó la sanción per el heroico pueblo de Martí no quiso regresar a la fiesta…

Muy difícil comprender, entonces, esta hoja de ruta, llena de desvíos, trochas y desconcierto. Mucho desconcierto. Destino final: ninguna parte, como aquel bus del progreso del cual más nunca hablaron…