Se confirma mi sospecha: Declaran “paro técnico” choferes de todo el país

Minientrada


Tomado de Diario La Voz

Los gremios del transporte en Caracas anuncian que el pasaje mínimo subiría a Bs. 600 el 1º de diciembre, tras reunirse con el ministro de Transporte, Juan de Jesús García Toussainnt, y no recibir ninguna garantía para solucionar la falta de insumos

Transportistas declararon paro técnico de transporte en todo el país ante la falta de respuesta del Ejecutivo y el déficit de insumos y repuestos que mantiene paralizado a 70 % de la flota de buses, lo que representa 14.000 autobuses de 20.000 unidades que circulan en la Gran Caracas. Desestimaron una paralización del servicio, pero alertaron sobre un colapso nacional.

Pedro Jiménez, vocero del bloque de transportistas Sur-Oeste de Caracas, explicó que continuarán trasladando a los usuarios hasta que la última unidad se dañe, debido a la falta de aceite, lubricante, cauchos y baterías. Indicó que las mesas de trabajo para la obtención de insumos poco contribuyen a satisfacer la demanda de más de 20.000 cauchos solo para Caracas. “Nos ofrecen de 900 a 1.000 cauchos y no es suficiente”, afirmó.

Las reuniones con el ministro de Transporte, Juan de Jesús García Toussaintt, poco mejoraron la situación, que consideran preocupante. “El martes pasado nos reunimos con el ministro Toussaintt y nos dijeron que no hay dólares para el sector transporte. No es una prioridad”, señaló Jiménez, y añadió que prevén un aumento del pasaje a partir de 1º de diciembre, cuando la tarifa será fijada en 600 bolívares. “Vamos a un colapso y el país se quedará sin transporte”.

Un vocero del gremio informó que 80 % de la flota está paralizada en Zulia y Barquisimeto, donde es efectiva la suspensión técnica.

La fuente refirió que en el área metropolitana de Caracas las líneas más afectadas son las que cubren la ruta Chacaíto-Casalta-El Cafetal, en la que prestan servicio 123 unidades de 300 autobuses, mientras que en la ruta Propatria-San Martín están disponibles 16 vehículos de 81. “El grave déficit de camionetas en todo el país llega a 73 %”, aseveró.

Reparten 23 mil cauchos

Por su parte, el Ministerio del Poder Popular para el Transporte (MPPT) anunció este martes la distribución de 23.900 cauchos en los estados Miranda, Mérida, Carabobo, Aragua y el Distrito Capital.

Explicó el ministro que la venta de cauchos a cielo abierto se realizará de manera directa al transportista, lo que permite evitar irregularidades durante el proceso de distribución. “Esto nos va a dar a nosotros la seguridad de que los cauchos van para los transportistas que de verdad lo necesitan, y vamos a evitar que terceros se dediquen a las mafias de reventa por cuatro o cinco veces su valor”, manifestó el ministro.

Con estas jornadas a cielo abierto se beneficiará a más de 6.200 conductores y cerca de 205 mil usuarios que diariamente se trasladan en el transporte superficial, por lo que se garantiza la operatividad del servicio en beneficio del pueblo venezolano.

3.000 cauchos para Zamora

“MisionTransporte beneficiará a transportistas del municipio Zamora del estado Miranda con la venta de más de 3000 cauchos #03Oct”, se leyó ayer en la página web del Ministerio del Poder Popular para el Transporte, pero no se ofreció ningún otro tipo de información.

Pagan el subsidio

El ministro del Transporte, Juan de Jesús García Toussaintt, informó recientemente que fueron honrados los compromisos que la cartera de Transporte mantiene con los transportistas del país sobre el subsidio del pasaje estudiantil, según reseña una nota de prensa de este organismo.

“El Ministerio del Poder Popular para el Transporte se puso al día con el tema del pago del pasaje estudiantil, empezamos a pagar los meses de mayo, junio y julio, ya la semana que viene pagamos agosto y para el cuarto cuatrimestre ya los recursos están garantizados”, destacó el ministro.

Anuncios

¿Hay paro de transporte en Caracas o es una guarimba? (Este es el día a día del caraqueño)

Minientrada


¿Es una estrategia de las cooperativas y empresas transportistas para cansar a la gente?  

Cada día se hace más difícil “agarrar una buseta” en Caracas. Así dice la gente, así habla el pueblo, pues…

Hace ya como un mes que vengo observando la situación. No es un paro declarado, pero pareciera una táctica para cansar al usuario, hacerlo sufrir cada día, en las horas “pico” ¿Objetivos?: que aumenten el pasaje, elecciones, guarimba…

Llego a la parada y debo esperar, a veces, hasta 20 minutos. Las unidades que cubren la ruta Santa Mónica – Silencio son los verdugos de mi tiempo. Cuando veo a lo lejos la buseta, destartalada, así como echada hacia un lado, despintada y lenta, como una gran tortuga, con la tapa del motor abierta para que no se recaliente, una extraña alegría me invade (si al menos me tocara un “Yutong”). Ya hay como ocho personas esperando…A esto se suma el hecho de que los chóferes no acatan las normas del subsidio oficial para pasaje estudiantil y tercera edad. Cuando ven gente de esos sectores en las paradas, siguen de largo…

Al fin llegaré a mi destino. Subo. El chófer me increpa: “pagar al subir, por favor”. Es un hombre ya mayor, “musiú”, cabello cano. Lleva en una mano los billetes y en la otra el volante. La buseta está full. El gentío se arremolina en la entrada y el chófer debe gritar: “‘Échense pa’atrás por favor”. Entonces todos se mueven disciplinadamente hasta donde pueden porque hay que considerar a los que llevan rato esperando en la parada.

Mientras tanto el tipo sigue cargando pasajeros…”Entren que caben cien”, como dice Héctor Lavoe…Pero, no. Ya no cabe un alma. “¡Arranque por favor!”, gritan desde atrás….”Meeera, no te pares en la escalera que ya se está despegando”, grita el chofer en su acento portugués a un joven que va literalmente colgado en la puerta de la “nave”… El joven ni se inmuta…”Bueno si me la rompes me la pagas”….Y el gentío grita “Arrancaaaaaaaaaaaaa”…

Ya en la estación de metro de Plaza Venezuela. La gente empieza a bajarse. Pasan los minutos. Bajan 20 suben 30…Decido tomar el metro para no llegar tan tarde adonde voy porque…¡Ya es tarde!…Un gentío pelea por subirse a las busetas que van hacia la Avenida Urdaneta, las “copetico rojo” que vienen de El Cementerio. Hay angustia en los rostros, la gente suda, sufre, van con los Bs. 280 en la mano, corretea busetas, las persiguen, sólo quieren salir de eso, montarse en algún transporte que los lleve adonde van…La “copetico rojo” arranca y el chófer grita: “atrás viene otraaaa” Pero no viene y los que se quedan deben esperar otros 15 minutos o 20 o 30…La mayoría sale temprano de casa. Llevamos prisa, queremos ser puntuales, pero podemos pasar hasta dos horas en ese proceso de esperar en la parada, tomar la buseta y llegar al trabajo…Llegar ya cansados, con hambre y arrechera.

Veo esa escena todos los días, la sufro, la vivo…

Camino hacia el metro. Al bajar a los trenes, un vaho caliente me recibe, las escaleras mecánicas no funcionan y están sucias. Entonces me arrepiento de la decisión. Demasiado tarde. Pasan como 10 minutos y al fin llega el vagón. Full de gente. Un calorón que asfixia pues casi nunca esos vagones tienen aire acondicionado. Creo que ya se me cayó el maquillaje…Entro como puedo en el primer vagón. Caigo en cuenta de que salí de casa a las 8 am y ya casi son las 9…(Llegaré cuando llegue, me digo)

Me ubico en la portezuela que nos separa del operario. Pego la cara al vidrio para ver el túnel. Es una chica la operaria. Me fascina ver la pantallita que muestra cada estación…Siempre he querido manejar un vagón de esos. Es una de las cosas que están mi lista (como la película de Morgan Freeman y Jack Nicholson). Es mágico ver  cómo se desplaza el metro en el túnel. Una daga que atraviesa el vientre de la ciudad. Mis pensamientos son interrumpidos por el clásico saludo: “Buenos días mi gente, ¿qué se dice?”. La gente responde ya sin ganas…”gracias por regalarme esos buenos días, se oyó lindo” dice la voz. Quien habla es un joven que anda con otro y ya tienen una historia hilvanada. El otro anda con cara de enfermo, no dice nada y se sostiene de su “hermano”. Aquí vamos: con voz de locutor, clara y brillante, y una excelente dicción nos narra  algo increíble (recuerdo el módulo de especializaciones en radio del curso de locución de la UBV, el chico no fue mi alumno pero ¡qué bien lo hace!). Su hermano casi no puede respirar y él coloca su dedo a la altura de la garganta y nos muestra un extraño movimiento, algo tiene vida allí en esa garganta, palpita. Resulta que el chico tiene una bacteria alojada en el corazón porque fue a sacarse las cordales para colocarse unos “brackets” y el odontólogo al parecer no era muy aseado. Desde ese día le cambió la vida al muchacho y ahora tienen que drenarle no se qué cosa en las arterias pero para eso necesitan una medicina que afortunadamente consiguieron pero el bachaquero las vende “detalladas” y entonces necesitan 7 mil bolívares para comprar un “blister” y bueno por favor deme lo que usted pueda…Esa “performance” dura justo el trayecto entre Plaza Venezuela y Colegio de Ingenieros donde los chicos se bajan…

Yo sigo con lo mío. Viendo a través del túnel…Me encanta ver esa sinuosidad, y pienso en cualquier cosa o mejor no pienso en nada. Pero en Bellas Artes se montan otros dos hermanos. Andan sucios y malolientes. El que habla, también con voz de locutor, dicción perfecta, echa el cuento y admite que sí: que andan sucios, malolientes y que no han comido: esta vez el cuento es que a su hermano lo atropelló un camión y quedó con una pierna chueca “miren como tiene eso”…Como no se puede operar porque no tiene plata, esa pierna se la curan en el hospital pero para eso tiene que tomarse un antibiótico que…bla bla bla…

Se bajan en Parque Carabobo…El tren sigue y yo vuelvo a mirar el túnel a través del vidrio. Por fin llegamos a Capitolio. Emerjo a la superficie y me reciben los vendedores de oro, dólares, euros, barriletes de menta…Ya casi son las 10 de la mañana. Seguro terminó todo…Será mejor relajarse un poco en la Plaza Bolívar, dar de comer a las ardillas. Miro al frente y allí está: la Casa Amarilla, la Asamblea Nacional Constituyente…¿Sabrán allí que hay un paro de transporte y que por eso nadie llega a tiempo?

Se confirma mi sospecha: Hay un “paro técnico”

http://www.diariolavoz.net/2017/10/04/transporte-paro-tecnico-falta-repuestos-e-insumos/?utm_content=buffer2d19b&utm_medium=social&utm_source=twitter.com&utm_campaign=buffer

 

 

 

 

Lilian, la intocable

Minientrada


¿Qué pasó con el escándalo de Lilian Tintori y los Bs 200 millones en efectivo que le decomisaron? ¿Por qué razón el tribunal al cual debía comparecer el lunes 5 de septiembre no tuvo despacho ese día? ¿Por qué Lilian Tintori anda libre, grabando videos contra Venezuela, aupando a una intervención y generando mensajes de violencia? ¿Es que acaso sólo sirvió eso para “memes” en tuiter? ¿O para crear refranes y dichos que quedarán para siempre en el imaginario colectivo como el triste ejemplo de la ineficiencia del BCV y de la Sudeban? ¿Ya se nos olvidó el chiste de la abuelita (que por cierto no tiene la culpa)?

Siguen saliendo noticias sobre otros infortunados que por cometer exactamente el mismo delito, ya están tras las rejas. Decimos “infortunados” porque esos no tienen el apoyo del presidente Trump, ni del franchute Macron, ni de la Merkel ni de la Mei, tampoco el de Santos o Macri o Almagro.

Nuestros billetes siguen siendo bachaqueados, los nuevos y los viejos, pero cuando la GNB o el Conas le pone la mano a esos “infortunados” rápidamente montan la escena para la foto de primera plana: el bojote de billetes nuevos cuidadosamente alineados y los “antisociales” como dicen en lechuguinos.com de espaldas a la cámara y esposados.

Bueno, queremos ver a Lilian Tintori en una foto similar porque ¿es que acaso lo que ella hizo no es un delito? ¿Y qué pasó con el Banco Central de Venezuela, con la Sudeban? ¿Por qué los medios han enterrado esa noticia? ¿No forma parte de la agenda setting? ¿Es más noticia seguir hablando de Luisa Ortega Díaz y de sus dos blusitas blancas? Da risa cómo los medios reseñaron la noticia: “Hallan Bs 200 millones en efectivo en el carro de la activista de DDHH” ¿Quién le dio ese cargo? ¿Y es su sueldo?

Es indignante ver todos los días las enormes colas en todas las entidades bancarias, las privadas y las del gobierno, en demanda de efectivo. La semana pasada la cola para retirar dinero en el Banco de Venezuela de la esquina de Sociedad, allí en las narices de la Asamblea Nacional Constituyente, era tan larga que casi llegaba a la Plaza Bolívar. Me detuve a hablar con algunas personas allí porque uno no puede ser indiferente a eso. Un señor me contó que había llegado a las 4 de la mañana y que ya a esa hora la cola era grande “pero menos mal que hay seguridad porque estamos cerca de la Plaza Bolívar”. Otra señora me contó que ella viene de Charallave “porque allá la cosa es peor” y confió que cuando está muy necesitada acude a la “banca paralela” o sea, al avance de efectivo en los comercios y le cobran el 35% de comisión.

En cambio a Lilian Tintori el BOD le soltó Bs 200 millones sin hacer cola, por supuesto. Ella no tuvo que llegar a las 4 de la mañana al banco. A ella los empleados bancarios le llevaron las cajas de billetes hasta su camioneta porque, pobrecita, está embarazada, vale…Y luego el BOD dice con la mayor desfachatez lo siguiente: “Es usual que ciertos clientes que requieren de pagos programados demanden importantes sumas de efectivo en razón de las actividades que llevan a cabo, como por ejemplo el pago de nómina de trabajadores no bancarizados o la compra de materia prima e insumos en el sector agrícola y pecuario”. Con eso reconocieron que la abuelita de Lilian no está bancarizada…Bueno tampoco los guarimberos ni los conspiradores.

Entonces, yo quiero ver a esa señora así como pusieron recientemente a los que agarraron en la carretera de San Félix, es decir, a Robert Mota Lepage (28 años), César Odremán Aray (27) y Luis Felpe Campos (43), en todos los medios, esposados, y solamente cargaban Bs. 21 millones en billetes nuevos porque ¿qué tiene Lilian que no tengan ellos, pues? ¿Es que hay delincuentes de primera y de segunda? ¿Por qué es intocable Lilian Tintori?

¿Suspira el pueblo por AD? Algo muy malo habremos hecho

Minientrada


Teodoro Petkoff solía decir que en política no hay cadáveres. Lo decía él, que fue candidato del Movimiento Al Socialismo (MAS) unas cuantas veces. Nunca ganó porque el partido naranja, el partido “bonito” donde mucha gente militó después de aquella ruptura con el Partido Comunista, sacaba siempre lo mismo: 6%. “El 6% histórico”, lo llamaba Teodoro, así llenaran la avenida Bolívar y después salieran con la célebre foto a página completa en El Nacional. Pero la referencia a Petkoff no es por el MAS sino por Acción Democrática, el partido que Rómulo Betancourt sembró en 1941, “hasta debajo de las piedras”, ese que todos creyeron “cadáver” desde 1998 y que ahora inusitadamente se levanta de sus cenizas…

Y es lo más resaltante de las recientes elecciones primarias de la “unidad” donde tampoco sabremos nunca cuántos votaron. ¿Qué importa? En esas primarias emergió la AD tramposa, la que inventó aquello de “acta mata voto”; la AD de Lewis Pérez y sus computadoras donde albergaba la militancia, milímetro a milímetro de los 3 millones y pico de militantes que llegó a tener en 1983. La AD que activaba la operación “mosca” y la operación “galope” casa por casa, sacando a votar a la gente así fuera gateando. La que aceitaba su enorme maquinaria, la que inventó eso del “clientelismo” y dio paso a la política como negocio. La que después se metió en los sindicatos (porque aquí en Venezuela la cosa fue al revés: primero fueron los partidos y después los sindicatos y los movimientos sociales) y desde allí comenzaron a exigir contratos colectivos faraónicos, impagables y la administración pública comenzó a crecer, lento pero seguro, como un elefante.

Las primarias de la “Unidad” han tenido un patético resultado. Las sucesivas impugnaciones de adecos por parte de ex adecos (digo si es que eso de “ex adeco” existe porque como decía Joselo:”adeco no se hace sino que nace”) nos hacen recordar algunos episodios blancos amenizados, por cierto, con empanadas de cazón y jugo de parchita (nada de exquisiteces como proclama ahora “Lady Ramos”).

Por ejemplo cuando Eduardo Morales Gil perdió las elecciones en Sucre allá por el año 1992 frente a un médico masista llamado Ramón Martínez. Acción Democrática soltaba por primera vez en toda su historia un bastión tradicionalmente blanco. El caudillo Luis Alfaro Ucero desde Caracas le ordenó a Morales que no entregara la Gobernación y entonces aquel pueblo tranquilo y alegre de Cumaná, cruzado por el hermoso río Manzanares, vio nacer lo que ahora llamamos “guarimba”. Los periodistas llegamos a cubrir la noticia y no pudimos entrar a la ciudad pues estaba tomada por tanquetas y barricadas de alambres de púa impedían el paso…Los adecos, Morales Gil incluido, se habían alzado con la gobernación por órdenes de Alfaro quien dirigía todo desde Caracas, aunque el resultado electoral favorecía a Martínez con más del 60% de los votos. Aquello no se podía creer. El “caudillo” no aguantó más y se fue a Cumaná. Entró al palacio de gobierno con su bastón amenazante y encontró a un Morales Gil francamente derrotado y entregado porque en el fondo él, como buen académico, escritor e historiador, admitía que los adecos ya no tenían el mismo poder después del 4 de febrero y toda esa historia del “por ahora”. Venezuela ya no era la misma por culpa de un tal Hugo Chávez…

En la gobernación se presentó hasta un tribunal para dirimir aquel asunto. Entonces Morales Gil le dice a Alfaro: “Caudillo ahí está un juez que vino a reclamar la gobernación”. Y Alfaro le respondió: “¿Qué juez ni qué ocho cuartos? ¡Mándalo pa´l carajo!” Al final, los adecos aceptaron su derrota.

Qué ironía. Así pasó con el “caudillo” justo seis años después, cuando por una componenda de Lewis Pérez, Henry Ramos Allup y David Morales Bello, AD lo mandó “pa’l carajo” a él porque ya le temían a Hugo Chávez. Alfaro era el candidato presidencial y decidieron sacarle la silla para coronar a Henrique Salas Romer. Salió de forma tan intempestiva que los adecos no tuvieron ni tiempo de colocar la fotico del nuevo postulado, y entonces pusieron una fe de erratas haciendo constar que los votos que aparecieran marcando el óvalo en la tarjeta blanca, eran para Salas Römer y no para el otrora fundador del partido.

Bueno, esa es la AD que ha emergido en estas primarias, la AD de siempre, la tramposa, la traicionera, la corrupta, la clientelar, y si no fuese tan trágico ese resultado me seguiría riendo porque, caramba, para que ahora un sector de nuestro pueblo suspire por un partido como ese y crea que con los adecos se vive mejor, algo habremos hecho mal…Muy, pero muy mal…

 

La FOTO de jóvenes asesinados en Guerrero se vuelve botón de la tragedia que vive México

Minientrada


Esto pasa en México pero la OEA no lo ve, tampoco la ONU, ni la CIDH. Para ellos sólo existe Venezuela…

Las cuatro víctimas fueron ejecutadas de balazos en la cabeza en la comunidad El Zapote, del municipio de Coyuca de Benítez, en el estado de Guerrero, que sigue ocupando el primer lugar en homicidios dolosos. La serie de fotos de Bernardino Hernández, de la agencia Cuartoscuro, han servido como botón de muestra de una tragedia que empezó en diciembre de 2006 y que continúa –y se ha agravado– hasta nuestros días.

Tomado de http://www.sinembargo.mx/13-09-2017/3307342

Guerrero/Ciudad de México, 13 de septiembre (SinEmbargo/ElSur).- Tres cuerpos, todos de jóvenes, recargados en un muro, entre la maleza. Uno de ellos portaba una camiseta de la Selección de futbol de México, cuyas seis letras estaban manchadas de sangre.

Esa fue la escena que captó el fotoperiodista Bernardino Hernández, de la agencia Cuartoscuro, después de que cuatro hombres, de entre 15 y 48 años de edad, fueran ejecutados la tarde de ayer en el estado de Guerrero.

En otra imagen aparecen los cuerpos ensangrentados de dos jóvenes, uno recargado sobre otro. A un lado, al abrirse la toma, está el cuerpo de un hombre.

De acuerdo con el diario El Sur, las cuatro víctimas fueron ejecutadas de balazos en la cabeza en la comunidad El Zapote, del municipio de Coyuca de Benítez.

Una de las víctimas, de aproximadamente 20 años, vestía pantalón de mezclilla, camiseta verde y negro, y zapatos café. Otro cuerpo, de un hombre de 48 años, llevaba un pantalón de mezclilla, playera verde y huaraches blancos.

Un tercer cuerpo, de un joven de al menos 19 años, vestía pantalón de mezclilla, playera azul y sandalias azul a blanco. La última víctima, de unos 15 años, portaba pantalón de mezclilla mostaza, playera tipo polo negro a fiusha y tenis grises.

Al lugar se presentó el comisario Felicísimo Galeana Peñalosa, quien manifestó que no conoce a las víctimas porque no son de esa población.

Los peritos de la Fiscalía Regional de Acapulco localizaron en la escena del crimen cuatro casquillos percutidos de un arma calibre .9 milímetros.

Los cuerpos sin ser identificados fueron trasladados al Servicio Médico Forense de Acapulco.

 El funcionario informó que agentes del Ministerio Público de Coyuca de Benítez y peritos de la Fiscalía hicieron las primeras investigaciones en el lugar del hallazgo de los cuatro cuerpos, y se inició la Carpeta de Investigación 12030360200257120917 por homicidio.

La verdadera muerte de un Presidente (Gabriel García Márquez)

Minientrada


A la hora de la batalla final, con el país a merced de las fuerzas desencadenadas de la subversión, Salvador Allende continuó aferrado a la legalidad.

La contradicción más dramática de su vida fue ser al mismo tiempo, enemigo congénito de la violencia y revolucionario apasionado, y él creía haberla resuelto con la hipótesis de que las condiciones de Chile permitían una evolución pacífica hacia el socialismo dentro de la legalidad burguesa.

La experiencia le enseñó demasiado tarde que no se puede cambiar un sistema desde el gobierno, sino desde el poder.

Esa comprobación tardía debió ser la fuerza que lo impulsó a resistir hasta la muerte en los escombros en llamas de una casa que ni siquiera era la suya, una mansión sombría que un arquitecto italiano construyó para fábrica de dinero y terminó convertida en el refugio de un Presidente sin poder.

Resistió durante seis horas con una metralleta que le había regalado Fidel Castro y que fue la primera arma de fuego que Salvador Allende disparó jamás.

El periodista Augusto Olivares, que resistió a su lado hasta el final, fue herido varias veces y murió desangrándose en la asistencia pública.

Hacia las cuatro de la tarde el general de división Javier Palacios, logró llegar hasta el segundo piso, con su ayudante el capitán Gallardo y un grupo de oficiales. Allí entre las falsas poltronas Luis XV y los floreros de Dragones Chinos y los cuadros de Rugendas del salón rojo, Salvador Allende los estaba esperando. Llevaba en la cabeza un casco de minero y estaba en mangas de camisa, sin corbata y con la ropa sucia de sangre. Tenía la metralleta en la mano.

Allende conocía al general Palacios. Pocos días antes le había dicho a Augusto Olivares que aquel era un hombre peligroso, que mantenía contactos estrechos con la Embajada de los Estados Unidos. Tan pronto como lo vio aparecer en la escalera, Allende le gritó: “Traidor”, y lo hirió en la mano.

Allende murió en un intercambio de disparos con esa patrulla. Luego todos los oficiales en un rito de casta, dispararon sobre el cuerpo. Por último un oficial le destrozó la cara con la culata del fusil.

La foto existe: la hizo el fotógrafo Juan Enrique Lira, del periódico El Mercurio, el único a quien allende armado ggmse permitió retratar el cadáver. Estaba tan desfigurado, que la Sra. Hortensia Allende, su esposa, le mostraron el cuerpo en el ataúd, pero no permitieron que le descubriera la cara.

Había cumplido 64 en el julio anterior y era un Leo perfecto: tenaz, decidido e imprevisible.

Lo que piensa Allende solo lo sabe Allende, me había dicho uno de sus ministros. Amaba la vida, amaba las flores y los perros, y era de una galantería un poco a la antigua, con esquelas perfumadas y encuentros furtivos.

Su virtud mayor fue la consecuencia, pero el destino le deparó la rara y trágica grandeza de morir defendiendo a bala el mamarracho anacrónico del derecho burgués, defendiendo una Corte Suprema de Justicia que lo había repudiado y había de legitimar a sus asesinos, defendiendo un Congreso miserable que lo había declarado ilegítimo pero que había de sucumbir complacido ante la voluntad de los usurpadores, defendiendo la voluntad de los partidos de la oposición que habían vendido su alma al fascismo, defendiendo toda la parafernalia apolillada de un sistema de mierda que él se había propuesto aniquilar sin disparar un tiro.

El drama ocurrió en Chile, para mal de los chilenos, pero ha de pasar a la historia como algo que nos sucedió sin remedio a todos los hombres de este tiempo, que se quedó en nuestras vidas para siempre.

Piden concluir la obra en honor a Pablo Arteaga: Aldea Universitaria de Maca cumple cuatro años en construcción

Minientrada


Este domingo 10 de septiembre, la Comuna Alicia Benítez en pleno dio su último adiós al líder fundador, Pablo Arteaga, fallecido el pasado jueves.

Arteaga, de 62 años, fue un luchador incansable. Autodidacta, chofer, emprendedor, aunque había nacido en La Fría, estado Táchira, se vino de apenas 14 años de edad a Maca, Petare, donde comenzó a trabajar como chofer de jeeps. Siendo “jeepsero” como les dicen en el barrio, pudo reunir para comprarse su propio “jeep”, y alternaba su oficio con el trabajo político y social. Luego se fue a Valencia, donde siguió trabajando como chofer en las rutas troncales. Después perteneció al sindicato de la empresa Savoy, al lado de Carlos y Hermann Escarrá quienes luego lo emplearon como escolta. Esta historia nos la cuenta Jesús Eduardo Espinoza, uno de los tantos comuneros que hoy defienden el legado de Hugo Chávez, el mismo de Pablo Arteaga.

Cuando Chávez creó el MBR-200, Pablo se alistó y comenzó a trabajar duro en el fortalecimiento de esa organización política en Maca. Después del triunfo de Chávez, ese trabajo se hizo más intenso. Vino la propuesta de las comunas y Arteaga, con un grupo de hombres y mujeres de Maca, se entregó de lleno en la organización de la comuna. No fue fácil. “Pateamos cerros y pasamos hambre” recuerda Espinoza.

Arteaga siguió al pie de la letra la Ley de las Comunas, venció el burocratismo y los detractores de ese nuevo esquema geopolítico, y reunió 26 consejos comunales para dar paso al nacimiento de la Comuna Alicia Benítez, llamada así en honor a una comunera fallecida trágicamente durante ese proceso.

“Fue tan exitoso todo que a nosotros nos llevaron a otras regiones para ayudar a fundar comunas. Fuimos a Palito Blanco, en Zulia, y también a Oriente, allá en Anzoátegui”, narra Espinoza venciendo el llanto. Todavía la Asamblea Nacional tenía una deuda con las comunas. “Esa ley la hicieron sin ton ni son, y está llena de gazapos”, refiere Espinoza y por esa razón, cuando llegó la hora de elegir los parlamentos comunales, Arteaga diseñó él mismo un reglamento para comprometer a quienes se lanzaran como candidatos-as y quedaran electos-as. Al final la comuna se consolidó aunque muchos proyectos se han quedado en el camino.

Arteaga fue el gran impulsor de todo lo que ahora hay en Maca pero todavía falta mucho. Otros voceros como Jhonny Sánchez, responsable de la empresa comunal de gas COSOMA, reconoce que ha faltado unión y fuerza en la comunidad aunque también lamente cierto “abandono” por parte del Gobierno. Junto a Pablo Arteaga crearon un programa de radio: “Golpe de Timón”, el cual transmite la emisora Comunitaria Radio Petare FM 95.5 todos los miércoles desde las 2 pm.

Espinoza retoma la palabra y habla de los proyectos detenidos: la aldea universitaria, la cual ya tiene cuatro años en construcción; la red de Wi-Fi no ha sido instalada pese a ser solicitada (y prometida hace cuatro años también); la Chocolatera Modesta Veitía no cuenta con materia prima para producir.

La muerte de Pablo los ha sorprendido y partiendo de ese duro golpe prometen rescatar su legado, reorganizarse como colectivo y reimpulsar los proyectos.

El legado de Pablo…

 

Emotiva despedida…