La frontera es una oportunidad no un conflicto


“El periodismo se aprende con los pies”

Reportaje de  la estudiante Winderling Espinoza, del último año de Comunicación Social de la UBV

 

Tal día como el 28 de abril de 2016 comencé mi primer viaje a la frontera colombo-venezolana en San Antonio del Táchira (digo que comencé porque pienso volver) y todo empieza por la Unidad Curricular del Programa de Formación de Grado en Comunicación Social de la Universidad Bolivariana de Venezuela, llamada Periodismo Preventivo en Situación de Conflicto y de Frontera.

Al principio había tomado este viaje como una aventura, como algo que nunca había visto pero que quería ver y que imaginaba como una zona selvática, desolada, donde sólo reinaban narcos y paramilitares armados hasta los dientes.

Inmediatamente toda esa visión negativa fue removida de mi imaginario en el momento en que pisé San Antonio del Táchira y realicé mi recorrido periodístico, porque como dijo Jorge Forero, profesor y ponente del seminario “Realidades de la Frontera”, en la UBV sede Táchira, “… La Geografía se aprende con los pies, el periodismo también se aprende con los pies”., ahora lo veo más que un compromiso de pasar la materia como una responsabilidad de visibilizar los distintos aspectos que se viven en la frontera porque la mayoría de las veces la frontera es considerada como una zona de peligro donde hay conflictos y anomalías por doquier, donde no viven personas civilizadas, donde no hay escuelas, donde no se hacen actividades recreativas, deportivas, donde no hay comunidades mancomunadas como en cualquier otra zona del país.

Por tal motivo decidimos hacer un recorrido por el sector conocido como La Invasión, una comunidad estrecha en la que también se puede trasladar hacia Cúcuta por un camino más arriba, allí habitan familias venezolanas unidas con colombianos y familias colombianas con hijos venezolanos. La comunidad está conformada por una base de Misiones en la que funciona la Misión Ribas, alrededor de siete Consejos Comunales, una escuela de primaria, un terreno donde se practica deporte y otras actividades recreativas, y un pequeño huerto donde cultivan vegetales, así mismo estas familias pudieron exponer su inquietud o su necesidad para la apertura de la frontera ya que fueron separadas de sus familias en el momento del Estado de Excepción.

Ciertamente vale decir  que en esta zona también vive gente común y corriente, gente trabajadora, gente amable y que el contrabando, el paramilitarismo, la legitimación de capitales,  narcotráfico y la prostitución no es un tema de nacionalidades que esta introducido únicamente en la frontera sino que es un tema de clases, es una cultura que ha invadido cualquier otra sociedad por quienes persiguen las riquezas de un territorio y apoyan el terrorismo.

El cierre del paso fronterizo, el pasado 19 de agosto de 2015, fue debido a las distintas irregularidades que se estaban cometiendo allí durante muchos años y que indudablemente requería después de mucho tiempo una medida decisiva. Sin embargo necesitan establecerse más adelante nuevas acciones para que la frontera pueda convertirse en una oportunidad y no en un problema  partiendo del principio de igualdad y reciprocidad a pesar de la carga histórica que tiene la relación entre Colombia y Venezuela a partir de la traición de Santander a Bolívar.

Hasta nuestros días ha sido difícil concretar lazos de hermandad con los gobiernos que ha tenido la República de Colombia en estos últimos años porque nunca han sido sinceros pero que en cambio Venezuela ha sido muy bondadosa con el pueblo colombiano considerándolos como parte de nosotros mismos.

Por otro lado es un deber contrarrestar esa imagen creada por la mediática transnacional encargada de distorsionar a través de una serie de reportes negativos y esto se pudo constatar en el momento en que el presidente Maduro decretó el Estado de Excepción, cuando rápidamente se presentaron los medios colombianos como RCN Noticias, Caracol y el Tiempo al puente fronterizo, evidentemente con el apoyo de voceros políticos de oposición locales aprovechando  la situación, creando miedo y rechazo entre venezolanos y colombianos. Una frontera por donde circulaban diariamente unas cinco mil personas, según la cifra aportada por Jorge Forero. Coordinador de la oficina de Relaciones Internacionales y enlaces de la Gobernación del Edo. Táchira) pero nadie sabe eso.

Finalmente al cabo de tres días de estadía pude darme cuenta el bombardeo de informaciones manipuladas que se fabrican desde Colombia porque un día me dirigí a un pequeño restaurante de comida rápida de la zona para cenar y mientras esperaba el pedido observé el televisor pantalla plasma y para mi sorpresa la sintonía era de RCN, pues esto inmediatamente responde el tema de la dominación mediática internacional y la transculturización en el pueblo de San Antonio de Ureña, por supuesto que no es mera casualidad que allí se sintonicen mas las radios de Cúcuta que las del Táchira, no es casualidad que el vallenato, la cumbia, el reggaetón y la bachata sean el himno nacional en San Antonio por eso creo importante que Conatel evalúe esta situación en cuanto a su funcionamiento requiere ya que considero que este grave problema nos ha ganado la batalla comunicacional en nuestro país.

 

 

Anuncios

2 pensamientos en “La frontera es una oportunidad no un conflicto

  1. leyendo e interpretando su experiencia en la frontera colombo venezolana dejeme corregir que le falto mucha informacion en su narracion posee mucha desinformacion articulada con esta problematica que existe desde hace muchos años y que hasta estos tiempos es que sale a la luz publica donde las peores catastrofes que han sido victima los municipios fronterizos y el descontento de sociedad fronteriza por el estado de abandono por parte de los entes de seguridad del estado que a traido como consecuencia la apatia de una sociedad en cuanto a lo que es el resguardo de la soberania nacional contemplado en nuestra carta magna la desinformacion , el burocratismo presente en el do la sufido elestado tachira,nos a traido como consecuencia la vulnerabilidad de un pueblo consumido por las malas administraciones, desariamos haber podido prestado una informacion completa de lo sucedido en los municipios de frontera.

    • Gracias por su comentario. debo decirle que ese trabajo lo escribió uno de los estudiantes que viajó a la frontera en el trabajo de campo que cada año tenemos. Winderling recogió esa experiencia en apenas dos días y fue lo que ella apreció y que fue valorado para publicarlo en el blog y otros sitios. usted también tiene errores, sobre todo ortográficos pero supongo ya sabe eso. Saludos

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s