¿Dónde estabas cuando…


Chávez era un hombre del mundo. Hoy es más que solo un hombre: es un pensamiento que dio el primer paso para que muchos países emprendieran la tarea de despertar.

¿Dónde estaban hace tres años, el 5 de marzo a las 4 y 30 pm?…Yo iba saliendo de la Universidad Bolivariana de Venezuela hacia mi casa, por el portón del comedor. Era una tarde soleada y no había nubes en el cielo, pero cuando crucé la calle unas gotas de lluvia me rociaron y desaparecieron. ¿Te pasó eso a ti también? ¿o son cosas mías? Me pareció raro. Al llegar a casa prendí la tele y vi la noticia…Lo demás es historia. Esa clase de historia que nunca se olvida.

En periodismo lo llamamos “actualidad permanente”, porque son hechos que, debido a su impacto en la sociedad, quedan para siempre en el imaginario colectivo como las bombas arrojadas por Estados Unidos en Hiroshima y Nagasaki en 1945; la Primera y Segunda Guerra Mundial; o la muerte del niño sirio, Aylan Kurdi, su madre y hermanito en las costas turcas antes de llegar a Grecia como consecuencia del drama de los refugiados a causa de las guerras autorizadas por el Consejo de Seguridad de la ONU…

Hugo Chávez, a secas, ni supremo ni eterno, forma parte de esa actualidad permanente, de ese imaginario colectivo y jamás caerá en el olvido. Así que la fecha (y la hora) de su viaje quedó grabada en la memoria de millones, como cuando muere un padre, un hermano o alguien muy cercano y por eso hemos querido recordarlo este 5 de marzo sin actos ni pompas oficiales, en medio de momentos difíciles para Venezuela y con la esperanza de que su sacrificio no haya sido en vano.

La pregunta que abre este post fue respondida en facebook y aquí recogemos algunos relatos de quienes se animaron a participar, Acaso lo que vivieron no lo habían compartido hasta ahora. Como, por ejemplo, que la gente se asustó en la calle; que los buhoneros subieron los precios: que hubo cierre del Metro y los comercios; que lloraron y siguen llorando; que el cielo mandó una llovizna breve pero intensa…

Jorge Ovalle Yo pasaba frente al portón de la UBV. Iba a la UCV a buscar a mi hija. A las primeras palabras de Maduro, seguí conduciendo y sentí una fuerte opresión en el pecho y lloré.

Marisela Rivas Yo estaba en la avenida Urdaneta, cerca de una arepera y unas cuantas personas veían el televisor intenté ver que ocurría y de pronto alguien dijo “murió” y me acerqué más para ver la Tv y estaba Maduro, su esposa, y otras personas informando el fallecimiento de Chávez , me quedé impactada y seguidamente me fui a mi vivienda. Había cierto temor en las personas y de inmediato los buhoneros de la avenida Fuerzas Armadas comenzaron a elevar los precios de lo que venden, recuerdo una acemita en ese momento estaba en menos de un bolívar fuerte y la subió a tres, la gente comenzó a comprar comida de manera espantosa (…)

Gladys Carrillo A esa hora me encontraba en casa con mi hijo, quien a pesar de sus 29 años lloraba como un niño la partida fisica de mi amado Chávez! Tomé mi grabador mi cámara y me fui con el corazón destrozado a cumplir con mi misión de comunicador…fui a buscar esa noticia tan amarga… que hubiese querido que tan solo fuera un sueño! Me costaba tomar las fotos por las lagrimas que brotaban desde mi alma dolida! Estuve en el hospital militar hasta altas horas de la madrugada con algunos compañeros! Fue muy triste ver tanta gente llorar niños , niñas habian muchos adolescentes con lindas consignas…también muchos abuelos, había mucho pueblo, ese pueblo que sentía y amaba a Chávez!.

Luis Eduardo Blanco Es cierto, lo de la lluvia. Yo estaba en la sala de redacción de la AN para ese entonces trabajaba ahí, estaba realizando un trabajo especial, tenía a mi lado a dos colegas quienes también estaban de paso en la AN y al reportero gráfico, el Sr. Julio Rojas, quien estaba recibiendo guardia en ese momento. Recuerdo que me tocaba guardia ese día también; como quince minutos antes llamé a mi mamá para decirle que estuviera atenta porque Maduro había dado una cadena y la situación se veía claramente que estaba difícil (También trataba de escuchar una voz que me trasmitiera tranquilidad y seguridad porque sabía que lo que venía era una noticia triste) el tiempo parecía eterno…y la angustia también…de pie frente al TV todos los periodistas, fotógrafos, la secretaria que se encontraban ese día en la sala de redacción nos reunimos al rededor y frente al fulano TV (…) dos sendos lagrimones corrieron por mis mejillas y un hueco inmenso quedó en el lugar de mi corazón (…) había partido Chávez, aquel por quien también lloré en el año 1998 encerrado en el baño de mi casa cuando me enteré que ganamos la presidencia, pero esta vez el llanto tenía otro sentir…salí muy rápido de la sala de prensa porque enseguida dieron la orden para que todos se fueran a casa, recuerdo que me asomé por la ventana que da hacia la plaza Caracas y sobre el cristal de la ventana el reflejo de un arcoiris chocó con mi mirada, eran rayos del sol que traspasaban gotas de lluvia que estaban cayendo…ese día sí llovió…será un día inolvidable..

Myriam Alicia Inostroza Reyes Yo estaba terminando la consulta , revisando whatsapp, y dándole seguimiento y reenviando una cadena de oración por el Presidente , en eso me llama mi mamá, para darme la terrible noticia , me quedé fría como con un puñal en el pecho , a pesar de que como médico esperaba lo peor .. me pegaba a todas las cadenas de oración esperando el milagro, lloré, y me fui a mi casa. En el ascensor la gente con cara de loca en el ambiente un silencio ensordecedor como un rumor lánguido, todos apurados por huir a sus casas alguien comentó , no recuerdo que, yo dije día terrible , manejé hasta mi casa llorando calladito deje a mi secretaria en su casa, llegué a la mía y lloré con mi mamá con todo el dolor contenido , lloramos ambas … Y seguimos llorando .

Oscar Javier Forero Estaba en el centro cívico de San Cristóbal, había visto las declaraciones de Nicolás al medio día y ya presentía lo que se nos venía, sin embargo me resignaba a que esa fatídica noticia nunca llegaría (uno piensa que la muerte nunca le llegará a esos seres tan extraordinarios como Chávez. Una vez Nicolás confirma la muerte del Comandante me dirigí a la Plaza Bolívar, aledaña al edificio y llegó mucha gente, lloramos mucho, yo en particular duré varios días sin siquiera salir de casa, los ojos los tenía hinchados, la moral y la arrechera por lo injusto de la vida me ataban a sufrir; en fin creo que nunca en la historia de este país había llorado tanta gente al mismo tiempo.

Francisco Castro Mayora Recuerdo aquel día como si fuese ayer: Estaba en casa jubiloso porque había culminado de instalar un nuevo disco duro a mi PC mientras que mi hija estaba con algunas de sus compañeras de clase preparando una exposición. Desde la ventana de mi apartamento escuché un grito colectivo .Mi hija, celular en mano, se acercó a mi esposa y le susurró al oído algo que escuché claramente: Ay mami, por twitter dicen que acaba de morir Chávez”. Ambas, conscientes del gran aprecio que yo sentía por el Comandante, me abrazaron para decirme la noticia que corroboré al sintonizar la TV y ver a Nicolás Maduro lloroso informando algo que jamás pensé que sucedería tan rápido. Aunque soy una persona escéptica, en el momento que la información sobre la muerte de Chávez era difundida, desde mi ventana, observé una inusual y súbita neblina que cubrió todo el centro de la Capital tan espesa como la que uno aprecia en El Junquito Ni siquiera noté cuando las compañeritas de mi hija salieron del apartamento. Me postré ante el sofá, mi esposa me abrazó y juntos comenzamos a llorar.

Eliezerd Calderon Yo estaba en una cola para entrar en la sala Juana sujo de la casa del artista! Iba a ver una obra llamada “Bodas de sangre” ese festival de teatro de ese año era en honor a nuestro gigante! y de pronto llaman a mi acompañante y ella inicia a llorar y sentí un vacío en mi pecho. Y el resto ya sabe usted mi profe lo que fue.

Alexander Colmenares Yo vivo a una cuadra del hospital Militar mis hijos estudian en la misma cuadra, cuando regresaba de buscarlos y justo pasando por el frente del hospital vi una caravana y mucho movimiento dentro del hospital, me conseguí a mis compañeros de VTV y Telesur estaban de guardia, luego llegue a mi casa y viendo Tv aparece el tren ministerial y Maduro de vocero da esa horrible noticia la que nadie quería escuchar… luego de escucharla con un nudo en la garganta bajamos de inmediato mi mamá, mi esposa y yo una neblina espesa cayó, una llovizna leve, unos zamuros chocaban en el aire de verdad pasaron cosas extrañas en nuestro alrededor de inmediato llegaron miles de personas y nos abrazábamos con gente que ni conocíamos llorábamos juntos no aguantábamos el dolor de esta pérdida, entendí dentro de lo sobrenatural que Chávez ya se había multiplicado ya estaba regado entre nosotros… el día de su traslado camine desde el hospital hasta la academia militar pero confieso que no vi su cuerpo ni he visitado el cuartel de la montaña simplemente es el proceso de vivir, morir y despegar a un mejor lugar.

Laura Medina Yo en casa, lejos de Venezuela pero con mi corazón en ella. Corrí a mi oficina, esperaban colegas. Entre nudo en la garganta, asombro, incertidumbre. Lloramos. no obstante, sentía un gran orgullo, pues me senti él. Sentí el corazón de la patria en cada palabra de condolencia recibida en nuestra oficina. Chávez era un hombre del mundo. Hoy es mas que solo un hombre: es un pensamiento que dio el primer paso para que muchos países emprendieran la tarea de despertar. Es un ideario que hasta en Europa ha llegado a ser referencia. Mi amada madre que lo acompañó en sus luchas en vida ahora lo acompaña también en ese cielo azul que resguarda sus almas bendecidas. Chávez vive!! La lucha sigue!! Venceremos

Julio Manuel Parada Gómez Excelentes y muy sentidos comentarios. No quedaría otra que felicitarlos a todos y a todas. Además de alentarlos a seguir como lo hice aquel fatídico día desde la entrada del edificio sede de muestra UBV, hoy asediada como lo está el país, por agoreros de la muerte. Como aquel día sobre una mesa, frente a todos digo hoy en voz alta: CHAVEZ VIVE CARAJO! INDEPENDENCIA Y PATRIA SOCIALISTA!

raima Cardona Por mi casa cerca de Miraflores, a las tres y media de la tarde nos cubrió una neblina y cayó una llovizna, cuando subí a mi casa encendí la tele, porque el presidente iba a dar un anuncio y lo demás es historia….

Natalia Yejo Espinoza yo estaba llegando de Maiquetía y cuando iba a la altura del Hospital Militar, observé que una bruma recubría esa zona y luego una pequeña garúa, siempre presente en los momentos mas difíciles de nuestro Comandante, a los pocos minutos me entero de la terrible noticia

Guaji Monrroy Una historia que no termina! porque llevamos cada día mas vivo la llamarada de su innegable fuerza de amor y humana que es Hugo Chavez Fria ! No dejemos como historia su legado, sigamos cada día mas luchando como guerreros de nuestra América y Libertadores. Chávez no murió Chávez se multiplico.

María Da Costa Saludos profesora. En aquel tiempo, me encontraba en casa con la televisión encendida, al enterarme de la noticia anunciada por el presidente Nicolás Maduro, me asomé a la ventana y desde la Avenida Urdaneta, adyacente al Palacio de Miraflores, bajaron las nubes y el cielo se puso gris, me quedé sin palabras por varias horas. Estado de shock. Nuestro Comandante Hugo Chávez estará en nuestros corazones.

Alybeth C. Guanipa Cuicas Ese día estaba extraño desde temprano y de repente el clima cambió drásticamente. Me fui de la Torre Norte al Farmatodo de Metrocenter y me encontré a una colega y oímos a un adulto mayor decirlo, mi colega me dijo a lo mejor es un rumor, pero sonó el tlf y medio se oía la voz de mi jefa, lloraba, como pudo me lo dijo y ahí supe que era verdad. Se comenzó a oír el sonido de las santamarias, no nos dejaban salir. Muchos imaginaban que algo pasaría, ya habían corrido la voz y la gente estaba paranoica. Nos dejaron salir y ni sabía a donde ir. Pues el metro lo cerraron, el tipo dijo bien feo que no estaba funcionando el subterráneo. No me quedó de otra que llamar a mi jefa, llorando le dije que no sabía a donde ir, la gente corría, lloraban, nadie les pagó por eso, recuerdo a una de las jóvenes cajeras del farmatodo aguantando las ganas de llorar. En la calle se veía eso, el llanto de unos y el susto e incertidumbre en otros. Nunca olvidaré que al llegar a la Torre Norte me topé a Ivan Padilla y fue algo tan espontáneo, nos vimos y nos guindamos a llorar a moco tendío. Y nadie me obligó a eso. Era extraño que llorara y me decía eso, por qué lloras, y se vinieron muchas vainas a mi mente que dieron respuesta a esa pregunta. A la final, tuve que esperar a que abrieran el metro a eso de las 6pm y me fui a mi casa con mis ojos rojos. Y recordé ese diciembre que nos dio prácticamente su despedida, recordé que ese día hacía una nota de una pauta que me toco en la tarde noche y al oírlo sentí eso, su despedida.

Lenis Ramirez Yo estaba en el infocentro de la UBV , cuando de repente entra un muchacho a buscar a su amiga, el joven llorando inconsolable y dice “vámonos Chávez acaba de morir”, todos los que estábamos en la sala quedamos como en Shock por unos segundos, luego salgo para el PFG de comunicación y todo el mundo llorando viendo las noticias. Luego salí de la universidad y todo el mundo corriendo por la calle llorando…

Daniel Cadevilla yo estaba trabajando en UNEFA Lara, me tocaba el nocturno, por cierto, era mi primer día, me enviaron un mensaje dando pésame, de inmediato revisé en la computadora el twitter y allí mismo me eché a llorar !!!

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s