Mr. Solís: ni Mandela ni Mujica fueron guarimberos


Por más que busco en la historia del insigne líder sudafricano Nelson Mandela, primer presidente negro de Sudafrica, ganador del premio Nóbel de la Paz, y fallecido hace apenas dos años, no encuentro similitud alguna con el ex alcalde de Chacao, Leopoldo López, condenado a cumplir 13 años de cárcel por su responsabilidad en los sucesos del 12 de febrero de 2014 y días subsiguientes.

He estado revisando a ver si es que alguna vez a Nelson Mandela se le ocurrió colocar guayas en Johannesburgo para luchar contra el apartheid y degollar a los blancos, o alguna foto donde Madiba apareciera sacando alcantarillas, quemando autobuses. Nada. Pero además, el fondo de la lucha que libró ese gran hombre a favor de sus hermanos negros de una manera absolutamente pacífica, no guarda ninguna relación con el parte de guerra que exhibe López en su corta pero bien vivida vida.

Tampoco hay punto de comparación con Pepe Mujica, ex presidente de Uruguay, quien entregó la vida para liberar a su país de las dictaduras militares, hombre humilde que está muy lejos de la condición del fundador de Voluntad Popular. Mujica no fue guarimbero, lo hirieron muchas veces, sí, pero en enfrentamientos militares cuando fue guerrillero por ideales muy distintos a los de López.

Nada hay que me una a Costa Rica, país que estaría de último en la lista de cosas por conocer, aunque sería injusto no elogiar su estabilidad institucional. Tierra que ha albergado a los más conspicuos golpistas y conspiradores de Venezuela, patria de Oscar Arias y toda su dinastía, pero además sede de bases militares norteamericanas. De allí, de ese suelo centroamericano ha venido la más risible frase, pronunciada por el último mandatario que ganó una elección allí. Luis Guillermo Solís, de quien tenía un concepto bastante generoso por haberle quitado el trono a los Arias, ha tenido un salto atrás, sin duda al comparar a López con Nelson Mandela y Pepe Mujica, en un alarde de ignorancia que francamente me sorprende por la cantidad de títulos académicos que exhibe y de los muchos idiomas que habla, según me enteré al verle pronunciar su discurso de la Celac 2015 en español, inglés, francés, alemán y cuti (creo).

El mandatario tico desconoce totalmente la historia reciente venezolana y es un convencido (por mal informado) de que López está preso por sus “opiniones políticas”. López fue condenado a 13 años de prisión por  instigación a delinquir, intimidación pública, daños a la propiedad estatal y homicidio intencional calificado. A raíz de la denominada “Salida” que por cierto fue planificada justamente desde Costa Rica, se desencadenaron dolorosos sucesos tras los cuales murieron 43 personas, más de 800 resultaron heridas y se registraron cuantiosas pérdidas materiales, además de la violencia a la cual fue sometido el país a causa de las llamadas “guarimbas”. Así que no fue por sus opiniones políticas sino por sus métodos para sacar al presidente Nicolás Maduro, electo en comicios libres y soberanos.

Le recomiendo al Sr. Solís informarse mejor antes de juzgar las decisiones soberanas de Venezuela. Sea más cualitativo y menos cuantitativo, porque si es por años de cárcel, mire usted el caso de Oscar López Rivera, independentista puertorriqueño que a sus 72 años acumula más de 30 años preso en una cárcel federal de Indiana. Pero, claro, con esa “justicia” usted no se mete, no vaya a ser que le retiren sus bases militares…

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s