Venezuela: un país donde el “no” es “sí”


En estos días trataba de recordar la melodía de una canción pero sólo su letra me venía con claridad: “¿Por qué tus ojos me dicen que sí y tu boca que no?”…Son las contradicciones que lleva en sí mismo todo ser humano. Imagino una fila de carteles: “no pase” “no pise la grama” “no haga ruidos molestos” “no coma” “no duerma” “no viva”…Y en el último se lee “este cartel anula todos los anteriores”

Venezuela es un país así, como esa canción, como esos carteles. Un país hermoso en su locura y en su despelote, y eso es lo que más te hace extrañarlo cuando te alejas de él un ratico. Los sistemas más perfectos se vuelven aburridos cuando ya debes soportarlos por más de dos días. Como aquella vez en Buenos Aires cuando, acostumbrada a parar los buses, o las destartaladas “busetas”, en cualquier parte de Caracas, alcé mi mano repetidas veces cada vez que aparecía un autobús. Por supuesto que no se detenían y alguien me dijo: “tenés que ir hasta la parada porque aquí echarás raíces”…Así lo hice. Me fui a la parada y al fin tomé un bus hasta Corrientes. Porque allá los buses usan las paradas. Lo segundo fue intentar pagarle al chofer con un billete de 20 pesos porque no tenía más “menudo”. “De dónde eres morocha? Tenés que meter una monedita allí” Y me mostró algo así como una taquilla “inteligente” que sólo recibía monedas de 10 o 25 centavos, no recuerdo. Es decir allá el chofer sólo hace su trabajo: conduce el bus y ya. “Pague al subir”, dicen acá en Caracas, pero todo el mundo paga “al bajar” y el transporte se detiene a veces hasta 10 minutos esperando que la gente pague, y el conductor siempre lleva en su mano izquierda un fajo de billetes para dar “el vuelto” pues él tiene que conducir, cobrar, dar vuelto y pararse donde le sacan la mano. Y cuando te habitúas al orden justo de las cosas, regresas a Venezuela y tienes que desacostumbrarte para seguir con el bochinche…

Bueno y así es todo. Si vas al municipio Sucre, reino del alcalde Carlos Ocariz, verás por todas partes letreros de “Prohibido botar basura”, que casi no se pueden leer completo porque la basura casi los tapa. En el ferro de Cúa te advierten en el sistema interno de megafonía: “se prohíbe la buhonería y las ventas informales” “absténgase de consumir alimentos en este vagón”. Pero los vendedores igual ofertan su mercancía, todos esos carbohidratos que la gente se traga allí mismo en el vagón. “Bueno mi gente, ya saben, no echen los papeles en el piso, sean conscientes”, dicen al escuchar el mensaje. Esos mismos vendedores mientras el tren va rodando, atraviesan hacia el otro vagón por una puerta donde una mano abierta y de color rojo advierte:”PROHIBIDO PASAR”. Un día yo también lo hice: atravesé todo el tren por esas puertas, es decir, incumplí la norma y nada pasó.

Es decir basta que te digan NO PASE, para que pases; NO ESTACIONE, para que estaciones; NO FUME, para que fumes. El problema de las normas es que si no se penaliza su no cumplimiento nadie les para. Hoy un amigo me contaba una anécdota que él atribuye a Vladimir Illich Lenin. Resulta que a Lenin y a otro comunista los venía persiguiendo un policía. Esto fue en Alemania. Los dos perseguidos entraron a un parque y de pronto apareció un letrero: “NO PISE LA GRAMA”. Lenin dudó al verlo pero no le hizo caso y le saltó por encima pisando la grama. El otro comunista se desvió para respetar la norma y lo mismo hizo el policía, dejando de perseguir a Lenin. Lenin pensó como un revolucionario, como ese que está en contra de lo establecido y por eso no le importó pisar la grama, logrando escapar. Su amigo comunista, en cambio, fue alcanzado. Como buen alemán, al igual que el policía, respetó la norma y eso, según mi amigo, le costó la vida…

Por favor, no lea este post…

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s