El racismo sigue vivo en Estados Unidos


Después de ver “Selma” (2014) me atrevo a decir, desde mis modestos conocimientos sobre cine, que este año los llamados miembros de la Academia seguramente se pasearon por difíciles decisiones ante el ramillete de tremendas películas que parió la industria cinematográfica en este último año.

Pero Selma, dirigida por la afroamericana Ava DuVernay, es impactante, conmovedora.electrizante. Una maravillosa fotografía y actuaciones memorables, incluyendo la de la mismísima Oprah Winfrey. Me pareció ver a miles de Michael Brown en esa cinta y aunque no es un pasado muy lejano lo que recrea, preocupa tener la certeza de que la lucha de Martin Luther King, interpretado de manera magistral por David Oyelowo sigue intacta, dolorosamente intacta.

No es un film biográfico pero destaca, como tema central, los esfuerzos del lider asesinado en 1968 para que fuese respetado el derecho al voto de la población negra. Se va construyendo con los reportes que hacía el FBI en sus labores de espionaje a los activistas, incluyendo a Luther King. La película recrea la histórica marcha desde la localidad de Selma hasta Montgomery (Alabama), en 1965 en protesta porque el gobernador de Alabama desconociendo la ley, se negaba a inscribir a los afroamericanos en el registro electoral. Fue nominada al Oscar pero sólo ganó el premio a la mejor canción “Glory” interpretada por John Stephens y Lonnie Lynn.

Es un canto a la esperanza y encierra lecciones: con violencia nada se resuelve. Un indeciso Presidente (Lyndon B Jhonson) hace valer al final los derechos (luego de muchos atropellos y muertes). Críticas hacia el rol guerrerista de Estados Unidos que en esos años masacraba vietnamitas; el rol de la gente blanca en la lucha de los negros; el odio superado por un amor infinito en una mágica película que a veces decae sin que ello afecte para nada su calidad.

“Sabemos que hoy mismo la lucha por la libertad y la justicia es real. Vivimos en el país con mayor encarcelación en el mundo. Hay más hombres negros en el sistema penitenciario de lo que había en la esclavitud. Cuando cantamos esta canción, estamos con ustedes, estamos unidos con ustedes y marchamos con ustedes” (Stephens y Lynn a recibir el Oscar)

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s