De cómo un “mentiroso profesional” engañó a El País…(Y a unos cuantos bobos)


De cómo un “mentiroso profesional” engañó a El País (y al mundo…)

Tommasso Debenedetti, el autor de la foto falsa del presidente venezolano Hugo Chávez Frías, es conocido también como un  “mentiroso profesional”  que ha suplantado identidades de famosas personalidades como la de Vargas Llosa y “matado” a otras a través de su cuenta de tuiter como el cineasta español Pedro Almodóvar. Hoy “linkeamos” precisamente un trabajo sobre este peligroso personaje, publicado en 2010 por el diario español El País, sin saber aún que tres años más tarde sería víctima de una de sus tantas “bromas”…

El tipo es casado, aún no llega a los 50 años y también es profesor de italiano y de historia en un instituto público, según leemos en uno de los muchos artículos que sobre él se han escrito…

Tommasso, a quien le llaman también The Brazen Hoaxer (el bromista descarado)  justifica sus acciones como una forma de protesta contra la prensa italiana en los siguientes términos:

”La información en este país (Italia) está basada en la falsificación. Todo cuela mientras sea favorable a la línea editorial, mientras el que habla sea uno de los nuestros. Yo, simplemente, me presté a ese juego para poder publicar y lo jugué hasta el final para denunciar ese estado de cosas”.

Independientemente del tema ético, este hombre no está tan lejos de la realidad (lamentablemente) pues eso fue lo que privó en la decisión de los editores del periódico ibérico para publicar como “exclusiva” la foto falsa del presidente Chávez, obtenida de un burdo video que desmontó en noches pasadas el periodista Walter Martínez, denunciando que había sido colgado por el ex embajador (y mal pintor) Guillermo Cochez, en un demostración más de su exagerado antichavismo.

La falta de investigación, el no verificar el origen de la información hasta el último minuto antes de la hora de cierre (como recomienda Gabriel García Márquez) y, por supuesto, la morbosidad y el amarillismo que se imprimen al tratamiento comunicativo de la enfermedad del Presidente venezolano, hacen que El País viva uno de los días más negros de su historia periodística…

No puedo evitar sonreír cuando leo una de sus fascinantes revelaciones sobre cómo hacía su trabajo, en otra entrevista que irónicamente concedió al periódico que compró y publicó en espacio privilegiado y en Internet, su foto falsa: “La técnica consistía -cuenta Tommasso- en dirigirse a los diarios pequeños de provincias. No pagaban mucho, pero compraban todo”. Un periódico no puede “comprar todo”, pero eso pasa cuando la noticia es una mercancía más y se considera al lector como su “consumidor”…

Sin palabras…

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s